Criticas - novedades
Puntuación alta - recomendado

AEPOCH (CAN) «The Scryer»

Autoeditado, 2020

AUTOR: Cesar Luis Morales

Vamos a ver, nueva review, nueva banda, nuevo disco. El título: “The Scryer”. Scryer: One who divines, sees or predicts the future by means of a scrying tool; especially a crystal ball. Vamos, lo que traducido al español es un adivino, un clarividente. ¡Colorea y aprende con Teo!

Bien es cierto que después de escuchar este EP de los canadienses ÆPOCH no hace falta ser adivino para augurar un brillante futuro a esta banda. Desde 2012, una demo, un EP, un larga duración y ahora este “The Scryer”, un EP con seis temas a cual mejor. “Devil Twin, Pt 1 the Birth of a Demon” es una pequeña introducción de guitarra que te engancha, dos minutos de auténtica delicatesen musical, y ya se aprecia que estamos ante gente que ama lo que hace y que saben lo que tienen entre las manos (guitarras, en este caso). Tras la calma, estalla la tormenta con “Devil Twin, Pt 2 the Death of a Man” que es un trallazo abrumadoramente deathmetalero. Un puto orco lanzando exabruptos y una instrumentalización de locura, técnicamente impecable y a muy alto nivel, imaginativos y con unas guitarras lanzando riffs en todas direcciones, cambiando, subiendo y bajando, un pulso electromagnético que amenaza con fundir tus altavoces. Me acaban de desplazar medio metro sentado en mi silla.

El tema homónimo, “The Scryer” encaja a la perfección en el universo ÆPOCH, que es un cosmos en el que conviven muchas cosas ensambladas a la perfección y no se dedican a tocar un Death encabronado, apabullante y crudo. Que también lo hay, pero estos músicos son capaces de conferirle a los temas de una pátina de calidad, de originalidad y de tecnicismo que hace que enseguida te des cuenta de que sí, estás escuchado Death Metal, y no, no estás escuchando una banda al uso, del montón. Las líneas de bateria de Greg Carvalho desafían cualquier medición dentro de los parámetros del aporreador medio del estilo. Marcus Arar e Ira Lehtovaar están tan perfectamente integrados y cambian riffs a tal velocidad que te hace pensar que la banda cuenta con siete u ocho guitarristas. Y los desparrames de bajo con los que comienza el siguiente tema, “Shrapnel Batpized” cortesía de Brett MacIntosh son dignos de todo: de elogio, de estudio, de disfrute… Este tema se goza hasta los ocho minutos y medio y ahí lo tienes todo. Cambios vertiginosos, toneladas de riffs, growls de troglodita, velocidad desmedida, agresividad, solos caóticos…

¿Y qué decir de “Ozonihilation”? ¿Cómo evolucionan del Death más cazurro (aunque altamente técnico) hacia un interludio completamente melódico? ¿Cómo aparece ese bajo de locura? ¿Cómo lo balancean todo y queda ensamblando como el mecanismo de un reloj suizo? Acojo-flipante. Anda que no me he tragado discos de Death planos y sin chicha buscando algo que rascar. Y de repente, ÆPOCH, la gran esperanza. Para cerrar el EP “A Brainwashed Civilization”, más gasolina a la hoguera, un fuego que alimentan estos cuatro músicos canadienses a base de calidad, innovación y tecnicismo. ¡Sin palabras me dejan, oiga!

Fui abandonando el Death por la razón arriba indicada, por esa masificación y esa carencia de ideas y de talento que ha pululado en el estilo. Bastaba con portadas truculentas, vocear mucho y meter un muro de sonido. ÆPOCH me acaban de reconciliar con dicho estilo con este EP. Habrá que volver a escuchar Death, pero claro, con esta gema como referencia va a ser difícil encontrar competidores dignos.

Puntuación

Nota - 9

9

Nota

Fui abandonando el Death por la razón arriba indicada, por esa masificación y esa carencia de ideas y de talento que ha pululado en el estilo. Bastaba con portadas truculentas, vocear mucho y meter un muro de sonido. ÆPOCH me acaban de reconciliar con dicho estilo con este EP.

User Rating: Be the first one !
Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba