Novedades

ART (ITA) “Planet zero” CD 2017 (Sliptrick Records) 

Por David Ibáñez Ortuño

Desde Italia llegan ART con su disco debut bajo el brazo “Planet Zero”. Se trata de una banda de rock melódico con tintes de metal progresivo y con un uso masivo de teclados y sintetizadores, pero con una sutileza y sensibilidad dignas de una escucha relajada y atenta.

En su página web señalan a grupos como TOTO, MARILLION o DEEP PURPLE como referencias en su sonido, aparte de hacer mención al estilo vocal de Denis Borgatti, comparándolo con David Coverdale, palabras mayores.

Lo primero que llama la atención es la horrible portada del disco, algo que quita un poco las ganas de escucharlo, por temor a lo que nos vamos a encontrar. Nada más lejos de la realidad, ya las primeras notas de “Blind Man” calan hondo y auguran un sonido denso y oscuro a la vez que reconfortante y melancólico. Se perciben en este tema las diferentes influencias del grupo, además de las mencionadas por ellos, también se adivina una fuerte influencia de los PINK FLOYD de los 70 y del Metal Progresivo de maestros como NEAL MORSE. Maravilloso tema para comenzar esta obra conceptual extraña pero muy atractiva.

Unas tenues notas de piano nos comienzan a dibujar la sensibilidad de un tema como “Four Colours”. Es cierto que se nota una tesitura parecida a David Coverdale, sin embargo, el estilo no se parece nada. Lo cierto es que este tema es una pequeña obra maestra que merece más de una escucha, con partes realmente inspiradas como el solo final con guitarra sintetizada, genial.

En “Perfect Time” se nota un cierto aire de modernidad que se agradece después de los intensos temas anteriores. Las partes electrónicas están insertadas con un gusto exquisito. Esta canción me suena a aquella época, al final de la década delos 90, cuando los grupos insignia del Gothic Metal, decidieron explorar sus facetas más vanguardistas. Hacia el final nos deleitan con unos sonidos de sintetizador dignos del mismísimo JEAN MICHEL JARRE. Sorprendente.

En “No Butterflies” exploran su lado progresivo. Medio tiempo agradable y elegante hasta el extremo, donde mezclan con maestría sonidos actuales con otros más clásicos, que recuerdan a SUPERTRAMP o TOTO.

Se nota un gran trabajo en la producción en todo el disco aunque, viniendo de dónde vengo, me hubiera gustado un poco más de presencia en las guitarras en detrimento de los teclados, aun así, un trabajo muy notable en este sentido.

El tema que da título al disco, “Planet Zero”, es todo un alarde de la originalidad y la variedad de recursos que puede utilizar ART. Los sintetizadores de la introducción me han recordado sobremanera a mis adorados MARILLION, pero a los de la primera época, a los de “Garden Party”. Es un tema complejo con múltiples facetas y estilos, podemos escuchar secuencias que recuerdan a los PINK FLOYD del “Wish You Were Here” adornadas de guitarras agresivas que, de repente, dan paso a sonidos más ochenteros y melódicos. Una pequeña joya.

Oscuras y tenebrosas las primeras notas de “Insomnia”, que enseguida dan paso a intensas melodías y guitarras agresivas bajo muros de sonido ambiente. Rock progresivo de altura y pasajes que llegan a lo más hondo, explorando los rincones más oscuros de nuestro interior. Música que se siente, que hiere, como los gritos del cantante hacia la mitad del tema, pero que también sana con unas melodías perfectamente desarrolladas. De lo mejor del álbum que ya es grande de por sí.

Después del terremoto de sensaciones provocado por el anterior tema, “Yellow Leaves” relaja con su sonido más melódico y épico. Tema con el que pueden recordar a los MUSE de “The 2nd Law”, pero siempre con la marca del sonido ART, que ya en su disco debut, consiguen dejar clara. Para terminar nos dejan un solo de guitarra maravilloso, si no se te eriza la piel es que no estas vivo.

“Scarecrow” es un tema muy potente que vuelve a recordar a los mejores MUSE. Hasta los coqueteos con el rock alternativo más electrónico le salen bien a esta banda. Tema muy bien construido, con unas guitarras muy agresivas y un estribillo memorable. ¡Cuidado que vienen los cuervos!

Así llegamos a la canción que cierra el disco a forma de oscuro y críptico epitafio, “Nothing Else” es un tema a piano y voz acompañado de teclados a modo de violín. Con momentos del mejor Roger Waters de “The Final Cut”, que hielan la sangre y nos dejan con un retrogusto melancólico, no solo por la deriva musical del tema, sino porque se acaba un gran álbum de los que dejan huella.

Un álbum conceptual que habla sobre la vida y la muerte, sobre el bien y el mal. Si tienes la valentía de escucharlo te enganchará, a pesar de no ser un disco de metal al uso. Siempre se agradece un disco de esos que escuchas a todo volumen, con los ojos cerrados, sin prejuicios y que te hacen pensar, meditar y reflexionar. Bajo mi punto de vista un disco extraordinario.

Muy grata sorpresa este grupo italiano, que me han hecho sentir su música como muy pocos grupos son capaces de hacer. En ese aspecto son compañeros de viaje de ANATHEMA, OPETH o CRIPPLED BLACK PHOENIX. El futuro deparará si son capaces de seguir la estela de los maestros.

Este artículo ha sido leído: 523 veces!!!

Etiquetas
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *