Inicio Criticas ARTHEMIS (ITA) “Blood.fury.domination” CD 2017 (Scarlet records) 

ARTHEMIS (ITA) “Blood.fury.domination” CD 2017 (Scarlet records) 

Por Lluís García Sola

Tras casi veinte años de carrera a sus espaldas y después de hacernos esperar otros tantos desde su pasado lanzamiento, “We Fight”, los italianos ARTHEMIS vuelven a la carga con su octavo álbum, “Blood-Fury-Domination, demostrando, una vez más, que lo suyo es el Heavy Metal sin paliativos. Un nuevo trabajo discográfico que les sigue asentando dentro del panorama metálico europeo, como una de esas bandas que llevan mucho tiempo peleando por subir al primer escalón del género, sin, a día de hoy, demasiada suerte.

“Undead” arranca sin piedad, directo a la yugular, en un corte de puro Heavy Metal de la vieja escuela, crudo y afilado, con unos riffs asesinos ejecutados por la guitarra de su fundador, Andrea Martongelli. “Black Sun” sigue la estela del grupo, bajando levemente los decibelios, aunque lejos de la inicial calma marcada por los primeros compases de “Blood Red Sky”. El talento compositivo e instrumental reluce especialmente en la trabajada “Blistering Eyes” rubricada por un pegadizo estribillo en el que destaca el trabajo vocal de Fabio Dessi.

La balada de rigor llega de la mano de “If I Fall”, demostrando el lado más calmado de la formación, y en la que, personalmente, echo en falta un plus que la convierta en una verdadera razón de ser más allá de su propia naturaleza. Todo lo contrario ocurre con “Warcry” e “Into the Arena”, en donde la base rítmica formada por la batería de Francesco Tresca y el bajo de Giorgio Terenziana, recuperando toda su esencia veloz, agresiva y desgarradora. Lástima que aquí ya se vaya notando cierto desgaste que les va pasando factura según se acerca el final del disco.

“Dark Fire” sigue sin aportar nada al conjunto global que le haga especial o destacable dentro de la homogeneidad del álbum, dando la sensación de cierto relleno. En “Firetribe” recuperamos cierto optimismo, gracias a los curiosos ritmos tribales golpeados por Tresca y un estribillo notable surgido de la poderosa garganta del señor Dessi. La nota final la aportan unos prescindibles “Inner-Fury” and “Rituals” que dejan en cierta evidencia la falta de ideas y creatividad a nivel de escritura, así como de un estado compositivo algo fatigado de las seis cuerdas de Martongelli. Tras cinco años de silencio es cierto que esperábamos algo más de estos italianos, que si bien firman un correcto nuevo disco de estudio, no llegan a las cotas de calidad que les inviten a dar un paso firme hacia la primera línea del Heavy Metal actual.

Este artículo ha sido leído: 219 veces!!!

Crítica
Puntuación
6.5

Dejar un mensaje

Please enter your comment!
Please enter your name here