Inicio Criticas ATLAS PAIN (ITA) “What the oak left” CD 2017 (Scarlet records)

ATLAS PAIN (ITA) “What the oak left” CD 2017 (Scarlet records)

Por Nuel González

En el cómputo global Italia no pertenece a ese listado de países cuyo metal es de calibre astronómico, ya nadie se sorprende si se encuentra con un grupazo venido de Suecia, Noruega, Grecia, Estados Unidos… estamos demasiado acostumbrados a ello, pero más allá de RHAPSODY OF FIRE de la tierras italianas aún pueden surgir bandas de relevancia incuestionable, ¿será ATLAS PAIN una de ellas? Veamos qué nos espera de su álbum debut “What the Oak Left”.

Para iniciar el álbum nada mejor que compartir con el oyente la épica en suspense que se presenta en formato fantástico, “The Time and the Muse” es el preludio de la narrativa folclórica y sinfónica de los italianos han decido formalizar en su aventura instrumental llena de fragmentos épicos y vigorizantes.

El armonioso despliegue de sonoridades melosas se corrompen rítmicamente con la fuerza y el carácter extremo de la sinfonía, orquestación liderada por unas guitarras y una batería que se vuelven radiales, todo gira en torno a ellas alabando su presencia metálica y contundente. Mientras la rasgada voz del cantante Samuele Faulisi rescata la viciada pero consistente técnica vocal del black metal para recalcar la presencia desenfrenada que les caracteriza.

Se nota que ATLAS PAIN ha bebido de las mejores escuelas, en sus partituras se percibe la grandilocuencia melódica y pasional de los alemanes EQUILIBRIUM pero también esos aires inquietos y revoltosos que se escuchan en los trabajos de FINNTROLL.

Si tuviera que citar alguna característica mala de “The Time and the Muse” es la producción, que en efecto es buena pero echo en falta que se resalten mejor algunos elementos y, de esta forma,  impedir que el oyente se centre demasiado en la instrumentación clásica del metal, el resto de añadidos compositivos podrían deslumbrar con algún solo por lo mágico de su sonido, pero en estas composiciones tan dadas a rellenar todos los huecos con algún matiz mínimo pero necesario para lograr la sinergia idónea, es normal que al final se peque de ser demasiado homogéneo en las subcapas principales. Por suerte este efecto no está de todo generalizado y sí que hay temas que poseen un balance más interesante.

Existen buenas dosis de recreación paisajista y de contextos bellos y ficticios, canciones como “The Storm” o “White Overcast Line” son convincentes y únicas, resumen en pocos minutos el encanto que resuenan en las bandas sonoras de películas de animación de gran presupuesto, nos vemos inmersos en una atmósfera que se disfruta, que parece interactuar con nosotros a un nivel superior, nos incita a imaginar de manera involuntaria.

Como obra de iniciación han dado un pisotón al panorama y su presencia ha sonado con contundencia, muy buenas formas y una originalidad que, de seguir siendo parte de su identidad, les facilitará un futuro muy positivo e ideal tanto para ellos como para los oyentes.

Este artículo ha sido leído: 442 veces!!!

Crítica
Puntuación
8.75

Dejar un mensaje

Please enter your comment!
Please enter your name here