Criticas - novedades
Puntuación alta - recomendado

BEYOND THE EVENT HORIZON (POL) «Leaving The 3rd Dimension»

Autoeditado, 2020

AUTOR: Cesar Luis Morales

Atención a la definición, que solo la voy a decir una vez y entra para el examen. Se conoce como horizonte de sucesos o de eventos a la hipersuperficie frontera del espacio-tiempo, una superficie imaginaria de forma esférica que rodea a un agujero negro en la cual la velocidad de escape necesaria para alejarse del mismo es igual a la velocidad de la luz (300.000 km/s). ¡Colorea y descubre la física cuántica con Teo!

Si quieres leerte “Breve historia del tiempo” de Stephen Hawking para entender algo del primer párrafo, ¡perfecto! ¿Y de fondo? Pues, como no podía ser de otra manera, este disco: “Leaving the 3rd dimensión” de los polacos BEYOND THE EVENT HORIZON. Desde la reverberación de inicio del “Dark Matter” hasta el final con “Love on a Real Train” todo este álbum es sonido del espacio profundo. Es la música de “Blade Runner” pero hecha rock; dejamos atrás a VANGELIS y sus orquestaciones. Y es igual que el espacio: en apariencia, frio y distante, pero repleto de pulso, de matices, de quarks, de vida…

No voy a entrar en desgranar temas en concreto. Estos discos no son para analizarlos, para estructurarlos o catalogarlos dentro de un determinado estilo, una etiqueta o un nombre. Estos discos están para sentirlos. Si ubicamos o atribuimos nuestras emociones al corazón, debes escuchar “Leaving the 3rd dimensión” con las orejas del corazón y, entonces, sólo entonces, ¡oh, bendita dicha! Sentirás como te invade la música y con cada riff se te eriza el vello de la nuca. Me ha ocurrido lo mismo que cuando hice la crítica de SYBERIA puesto que las similitudes están ahí. Música instrumental, evocadora, imaginativa, emocional… deja a un lado las etiquetas y conecta con tu yo interior, con lo más básico y primario de tus sentimientos. Escucha “Deep” y descubre su palpitante percusión, y siente como aquí es así cuando en el tema anterior el golpeteo era seco y sobrio. Siéntete pequeño, como si estuvieses mirando a la Tierra desde la estación espacial MIR y contemplases la forma redondeada de tu hogar, azul, blanco y marrón, tan mínimo, tan perdido en el espacio, tan insignificante…

Incluso un tema, aparentemente en su inicio, menos “cósmico” como “Together” deviene en toda una cosmogonía de un universo de épicos riffs y momentos, con unos sintetizadores omnipresentes que te vuelan la cabeza. Da igual por dónde cojas este álbum. La reverberación de fondo de “Leaving the 3rd Dimension” (en su conjunto o como tema homónimo) es de las que marcan una era: ese sonido grave, como el bajo y todo el desarrollo instrumental de Cliff Burton en “Orion”… es la misma sensación que cuando escuchaste por vez primera el tema de METALLICA, la puta flipada astral que te sobrecogía el alma con cada riff, con cada break, con cada vuelta de tuerca. Ponte otro tema y empieza a echarle un vistazo a las imágenes de Los Pilares de la Creación, la fotografía tomada por el telescopio espacial Hubble en la nebulosa del Águila, a 7000 años luz de la Tierra. ¿A que ya empiezas a vislumbrar lo pequeños que somos y lo grande que es el Universo? Pues casi tan grande como BEYOND THE EVENT HORIZON.

Todo, todo, todo el disco es una auténtica delicatesen, de principio a fin, del Big Bang al Big Crunch. Una hora de hilo musical que, debido al enorme poder evocador de la música, te pondrá en órbita cerca de Stephenson 2-18, la estrella supergigante roja situada a unos 20.000 años luz de la Tierra. Más allá del horizonte de sucesos te verás absorbido por la atracción del agujero negro. Si hay suerte y realmente hay un agujero de gusano que lleve a otro punto del universo, saldrás por el otro extremo. O también puedes viajar más allá del horizonte de eventos con este álbum, abandonando la tercera dimensión, y en solo una horita. ¡Muérete de envidia, Hawking!

Puntuación

Nota - 10

10

Nota

Todo, todo, todo el disco es una auténtica delicatesen, de principio a fin, del Big Bang al Big Crunch. Una hora de hilo musical que, debido al enorme poder evocador de la música, te pondrá en órbita cerca de Stephenson 2-18, la estrella supergigante roja situada a unos 20.000 años luz de la Tierra.

User Rating: Be the first one !
Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba