Inicio Criticas BLIND GUARDIAN (DEU) “Beyond the red mirror” CD 2015 (Nuclear Blast Records)

BLIND GUARDIAN (DEU) “Beyond the red mirror” CD 2015 (Nuclear Blast Records)

blind guardian - beyond web

Autor: Héctor Lorenzo Socorro

Respeto. Mucho respeto y miedo es lo que siento ante esta reseña. Respeto por ser uno de los discos para mí más esperados de este 2015 y por tratarse de una banda mítica que, a estas alturas de la partida,  no voy a descubrir a nadie. Miedo por saber si los bardos han regresado o continúan con la senda de sus últimos discos con composiciones muy ricas y estructuradas pero sin esa alma propia ni feeling que transmitían sus discos más clásicos tipo “Imaginations” “Nightfall” o “Somewhere far Beyond”.

“Beyond the red mirror” agrupa 10 temas muy variados, que iremos desgranando poco a poco a continuación, avisando desde ya que hay para todos, para los que han disfrutado de sus últimas obras como “A twist in the myst” y “At the edge of time” y para aquellos que añoran el buen power metal alemán que los BLIND GUARDIAN nos tenían acostumbrados, con esa actitud mas macarrilla del “Tokio tales” o esa juventud (bendita juventud) mas thrasher de discos como el “Battalions of fear”.

El disco se inicia con “The Ninth wave” un primer corte de 9.30 minutos, que se abre con un coro en latín, muy épico, que recuerda mucho a la BSO de “La Misión”, un buen comienzo in crescendo que da pie para que, poco a poco, vayan surgiendo las baterías, guitarras y la inconfundible voz de Hansi. Durante todo el disco encontraremos una producción muy rica, llena de matices y con una paleta de colores muy amplia. En especial, hacer mención a la orquestación, que durante todo el disco obtiene un protagonismo superior al de discos anteriores. Este tema tiene un regustillo al “Nightfall”, con un coro épico, muy propio de la banda, y las ya clásicas guitarras dobladas de André Olbrich rellenado todas las lineas vocales de Hansi Kursch. Obviamente suena a BLIND GUARDIAN pero no a los clásicos, es un sonido mas maduro, mas evolucionado, que entiendo que pueda llegar a gustar o no. No repiten casi estructuras en todo el tema, salvo el coro muy válido para el directo. No es un tema rápido, no esperemos la tralla de temas como “Altair 4” o “Tommyknockers“, quizás no es lo que se espera de un tema para abrir un disco de estos germanos.

“Twilight of the gods”, tema que se adelantó como single del álbum, si recupera ese sonido mas power metal, mas rápido y directo. Gran acierto elegirlo como single del disco, con unas guitarras mas afiladas y un doble bombo mas rápido y presente. Desde ya decir que este disco para nada es un disco de guitarras, no esperemos toneladas de riffs ni un predominio de este instrumento, sí están presentes, pero jugando su papel, en una segunda línea apoyando las lineas vocales, las cuales se posicionan como la parte central, la protagonista de las canciones, dejando claro que Hansi ejerce de líder desde el primer momento. En este tema si encontraremos a los bardos de sus temas mas clásicos, con un coro muy épico que nos transporta a mundos mágicos y fantásticos. Increíble la melodía de guitarra, con ese efecto “duck” tan característico ya de la banda, sello indiscutible de los BLIND GUARDIAN. Seguramente estaremos ante un nuevo clásico de los germanos.

“Prophecies” es un tema mas suave, mas calmado, subiendo poco a poco la intensidad hasta llegar a una línea vocal muy trabajada, que queda realmente bien, y que por momentos le he encontrado similitudes a otro de sus temas, “Bright eyes”, con una melodía realmente buena. La batería no sobresale en todo el disco, ocurre igual que las guitarras, esta durante todo el disco en un segundo plano, sin sobresalir, pero ejerciendo su papel sin ninguna pega. La producción en general tira mas por los medios y por los graves, adquiriendo el bajo una presencia mucho mas importante que en discos anteriores.

“At the edge of time” en un primer momento parece un guiño a su disco anterior (con mismo título), pero no encuentro mas similitudes salvo el nombre. Esta tema tiene un inicio orquestal que va a más, aumentado revoluciones pero sin llegar a un ritmo frenético. La voz de Hansi encuentra su máxima plenitud en este tema, quien nos guía por diversos caminos hasta finalizar en un estribillo épico. A estas alturas del disco comprobamos que los temas están bien, (si, no podía ser menos, son BLIND GUARDIAN!!!), pero no terminan de romper, te van subiendo poco a poco pero te dejan con las ganas, falta esa pizca de fuerza, de velocidad, de mala leche..no se, no culminan el éxtasis musical al que te someten.

Y ahora viene el cambio radical, segunda mitad del disco, vaya sorpresa!! tras escuchar todo el disco parece que han reunido en esta primera parte del cd aquellos temas que tiene lazos mas directos con su última época y nos han reservado, para esta segunda parte del disco, aquellas nuevas canciones que más se asemejan a sus clásicos, atentos todos.

“Ashes of Eternity” empieza con un riff inicial muy poderoso, muy GUARDIAN. Es un tema muy cañero, rápido, que funcionará perfectamente en los directos. Posee un gran solo, uno de los mas trabajados del álbum. Con esta canción los bardos vuelven a sus viejas composiciones, con estructuras menos complejas y temas menos opulentos pero con mas almas, mas sangre, mas BLIND GUARDIAN!!!

“The Holy Grail” se inicia de manera muy oscura, muy fría, para dar paso a un riff muy heavy y rápido, si, si siii!! estamos de enhorabuena!! estos chicos no han olvidado como hacer temas rápidos y cañeros! El doble bombo marca la pauta, con una velocidad endiablada, coros épicos y riffs que se disparan uno tras otro con unos pullmutters propios de  BLIND GUARDIAN. Es un muy buen tema, con un estribillo que se grabará a fuego en tu cabeza y terminaremos todos cantando con los puños al aire en sus directos.

“The Throne” baja revoluciones sin perder energía, increíble de nuevo la voz de Hansi. Es de enmarcar los arreglos orquestales que engrandecen el tema y lo mejoran muy mucho. El estribillo es muy poderoso, muy de cine, canción que podría sonar en el celuloide americano.

“Sacred Mind” presenta los registros mas graves de Hansi, un tema muy oscuro y helado, con un doble bombo a piñón fijo y una voz mas rasgadas acompañada de riffs a toda velocidad ejecutados con rabia. Una vez mas, todo desemboca en un estribillo muy BLIND GUARDIAN. “My Xanadu” terminaremos todos cantando con esta canción, es un tema que va mas a mas, con mas rabia, mas velocidad, mas mala leche..justo lo que buscábamos en los primeros temas de este álbum.

“Miracle Machine” es la balada del disco, 3 minutos de únicamente piano y la voz de Hansi. Tema muy a los QUEEN, con muchas pinceladas y adornos que nos recuerdan a los pupilos de Freddy Mercury.

“GranD Parade” es el tema que cierra el disco, otra vez 9.30 minutos (misma duración que el tema inicial), tema que se me ha hecho muy largo. Sin duda tiene una producción increible, pero la verdad que llega un momento en que “satura” tanta adición de orquesta, coros, segundas guitarras, ambientación…edulcorando un poco la base principal de la banda. Esta claro que BLIND GUARDIAN tienen la fórmula dominada, saben como sacar temas muy ricos en matices y experimentar con sus composiciones, pero corren el riesgo de perderse en el camino, hecho que puede haberles pasado con este tema. Muy épico, pero hay que pedir algo más.

Para resumir, ¿Vuelven los BLIND GUARDIAN del Imaginations? En cierta medida si, pero tristemente creo que no volveremos a ver mas a unos BLIND GUARDIAN de esa época, el tiempo pasa para todos y obviamente han madurado y encontrado nuevos caminos. Sin embargo si es verdad que temas como “The Holy Grail”, “Twilight of the Gods”, “Sacred Mind” y “Ashes of Eternity” tiene atisbos de convertirse en grandes clásicos de la banda.  A esperar a sus directos!!!

blind guardian - beyond banda

Este artículo ha sido leído: 555 veces!!!

Dejar un mensaje

Please enter your comment!
Please enter your name here