Novedades
Puntuación alta - recomendado

CABRAMACABRA (ESP) «Tiempo» CD 2018 (Autoeditado)

Por Cesar Luis Morales

La figura del Baphomet es una imagen antropomórfica de un macho cabrío, y es una de las imágenes que más se suelen vincular a lo pagano, a los aquelarres, así como a Satanás y otros demonios inferiores. Para que nos entendamos, la cabeza de cabra inscrita en un pentáculo invertido. ¡Colorea y aprende con Teo!

Así que si la cabra te da mal rollo, con esas pupilas rectangulares y esa referencia que tienes metida en el subconsciente, pues imagínate una banda que juega con la aliteración de sonidos y se pone como nombre para perpetrar sus ataques sónicos CABRAMACABRA.

Esta banda se fundó en 2010 con los esfuerzos de Carlos Soriano (voz) e Iván Álvaro (guitarra rítmica). A lo largo de estos años han ido entrando y saliendo diversos miembros hasta dejar la formación actual con la que han publicado este “Tiempo”. Y sorprende que, como una cabra furiosa, embistan como embiste el sonido del álbum. Thrash Metal del de toda la vida, afilado como una navaja barbera, con un trabajo de guitarras machaconas, riffs a fuego a cargo de Iván y Arturo Fuentes, que intercambian fraseos como los grandes binomios guitarreros del género.

Abren álbum con una breve instrumental a cargo del bajo de Alejandro Alonso, titulada “5:50 AM” para, a continuación, entrar en materia. Y cuando digo entrar en materia, hablo de seguir con “Tiempo” y tocar Thrash Metal con dos y un palo, con agresividad y contundencia, pulverizando neuronas y con la voz de Carlos sorprendiendo por su agresividad y guturalidad, pero a la vez por la claridad de su interpretación. ¡Santo Vikingo M.D. reencarnado!

Y todo el álbum sigue con ese nivel, con ese Thrash Metal que se despliega a lo largo de los temas que tocan temas tan variados como las preocupaciones medioambientales con “Pachamama Llora” (trallazo de aúpa para aquellos negacionistas del cambio climático), o la mentira en “Traidor”. Todo el álbum es dinámico, altamente infeccioso, con un bombardeo constante, recordándonos que el Thrash Metal sigue ahí. Ya han pasado muchos años desde aquellos dubitativos inicios a mediados de los 80’s en contraposición a la blandura de las bandas de Glam y Hair Metal, pero da gusto encontrarse con que, años después, sigue habiendo bandas que, como decía un amigo mío, “tocan apurado”. Incluso se atreven a meterse con un tema que podríamos denominar un poco más experimental, dentro de los parámetros de lo escuchado anteriormente, pues cierran con un “CabraMacabra”, que se alarga hasta casi los ocho minutos, con un estribillo que bien te podía cuadrar en un disco de BRUJERIA.

Es reconfortante reencontrarte con el sonido de aquellos años, remozado, y descubriendo que sigue teniendo la misma frescura de siempre; frescura y mala leche, a partes iguales. Y aquí, con “Tiempo”, los amigos arriacenses se han grabado un disco que no cansa: tiene el perfecto equilibrio entre temas, duración, agresividad, estribillos, sonidos, distintas ambientaciones y lo único que te pide el cuerpo es botar, meterte en un Moshpit y dejarte el cuello fracturado por siete sitios. Hay por algún sitio de las canciones breves retazos y guiños a estilos más groove, pero es lo que es: sencillamente música agresiva, el Thrash Metal más clásico revisionado en estos años que corren, y, ¡oye, la jugada les ha salido espectacular a los chicos de CABRAMACABRA! Si tenéis oportunidad de acudir a uno de sus conciertos, dibujemos un pentáculo, aprestemos nuestros cuernos y entremos al pogo al grito de CABRAMACABRA.

Nota - 9.5

9.5

Nota

Si tenéis oportunidad de acudir a uno de sus conciertos, dibujemos un pentáculo, aprestemos nuestros cuernos y entremos al pogo al grito de CABRAMACABRA.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar