Clásicos

CELTIC FROST (SWI) “To mega therion” (Noise Records, 1985)

Por Pablo Vázquez

Con los ojos puestos en Suiza se encontraban muchos fans del Metal Extremo durante aquella primera mitad de los años 80. Tras la disolución en 1984 de HELLHAMMER, de sus cenizas surgirían a los pocos meses CELTIC FROST; una banda que cambiaria el curso de la historia de la música.

Con el éxito cosechado por sus primeros Eps, la bestial Suiza se lanzaría a la creación de su primer elepé; “To Mega Therion”, una obra de absoluto culto y que ha influenciado a innumerables de músicos a lo largo de sus más de 30 años.

Tom G. Warrion (Guitarra-Voz-Efectos), Dominic Steiner (Bajo-Efectos) y Reed St. Mark (Batería-Percusión-Efectos-Voz) constituían el line-up de la banda, que acompañados por Wolf Bender (encargado de esos míticos Cuernos Franceses) y Claudia Maria Mokri (voz femenina) darían forma a este trabajo.

Además de la colaboración de Horst Müller y Urs Sprenger (Steve “Savage Damage” Warrior de HELLHAMMER) para los efectos en el noveno tema del álbum.

El artwork, obra del artista H.R. Ginger, no tardaría en convertirse en una pieza venerada en la historia de las portadas de álbumes. Calidad y mensaje a raudales encierra esta increíble obra del artista suizo.

La producción a cargo del ya citado Horst Müller y grabado en los estudios Casablanca de Berlín, todo apuntaba para continuar por el buen sendero de sus anteriores trabajos.

La calidad técnica y compositiva que la banda se había forjado a lo largo de los años se hizo patente en este trabajo. Acompañado además de una mejora a nivel artística, puesta en escena y gráfica. “To Mega Therion” llego al amplio público tras salir al mercado el 27 de Octubre de 1985 de la mano de Noise Records.

Un total de 10 temas, que componen 10 himnos para cualquier amante de la música extrema. Desde “Innocence and Wrath” hasta “Necromantical Screams”, un trabajo de culto que es absolutamente imprescindible.

“Innocence and Wrath” a modo de introducción instrumental, donde los cuernos y arreglos de viento nos preparan para un espectáculo dantesco. Y como si de esa naturaleza se tratara, poco a poco nos vamos sumergiendo en los distintos círculos infernales.

Antes de darnos cuenta “The Usurper” nos explota en la cara y con ese primer “Uh!” da comienzo nuestro primer infierno. ¿Quién no ha castigado sus cervicales con este tema? El inconfundible sello de identidad rítmico de CELTIC FROST pronto se hace de nosotros, resultando imposible quedarse sentado. Imposible no recitar las estrofas del coro, o ese mítico “Are whispered in the wind”.

“Dawn of Meggido” es sin lugar a dudas uno de los temas más oscuros compuestos por el hombre; donde el medio tiempo y las texturas densas se convierten en la directriz principal. De nuevo los arreglos orquestales con vientos increíblemente épicos, crean unas atmosferas realmente originales y llenas de dramatismo.

La cara B se abre con “Circle of the Tyrants”, de nuevo los “Uh!” dan comienzo a una nueva dimensión infernal. Un gusto mucho más Thrash, parece abrir una brecha abismal de la cual emana la voz de Tom G. Warrior.

CELTIC FROST aportan un sinfín de arreglos vocales e instrumentales, con los que demostraban la infinita gama de recursos compositivos que se gastaban.

Igualmente de afilada llega “(Beyond The) North Winds” en absoluto contraste con otros temas del álbum como “Eternal Summer” que es puro Doom, de corte BLACK SABBATH. “(Beyond The) North Winds” nos mostraría la cara más agresvida y directa de los suizos, pero sin dejar de lado sus sellos de identidad.

Resulta complejo hablar de un trabajo como este, sin dejar de darle vueltas y vueltas; un trabajo que fácilmente podría abarcar libros, pero que debe ser sintetizado a modo de “breve articulo”.

“To Mega Therion” es posiblemente uno de los mejores álbumes de Metal Extremo, sin la pretensión de ser nada más que un trabajo de CELTIC FROST. Sin ningún tipo de barrera ni limitación más que la de hacer de ellos mismos. Se convirtió en un trabajo de culto, influenciando a cientos de bandas y artistas; ocupando un lugar en cantidad de colecciones de amantes de la música. Si eres un entusiasmado melómano, este trabajo es para ti; independientemente de lo que escuche, simplemente por el placer de descubrir una pieza fundamental en la historia de la música moderna.

Para todos aquellos que escuchan bandas como VENOM, TRIPTYKON, HELLHAMMER, OBITUARY o SARCOFAGO… si nunca le habéis prestado demasiado interés a este álbum, es buen momento para hacerlo.

Este artículo ha sido leído: 463 veces!!!

Etiquetas
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *