Crónicas Live

COMEBACK KID + NASTY + BROTHERS TILL WE DIE – Sala Razzmatazz 2, 30.01.2018 Barcelona (Route Resurrection + HFMN)

Fotos y texto: Lluís García Sola

Noche muy interesante la que se presumía en Barcelona con un triplete de bandas repartiendo Hardcore, de menor o mayor calado metálico, dispuestas a dejarse los restos en el escenario. Y su audiencia, que poco a poco fue creciendo, no sería menos con su repertorio de bailes “karatekas”, patadas voladoras y empujones varios. Una fiesta que fue de menos a más para recibir a las estrellas de la velada. Pero vayamos por partes.

Ante una entrada muy pobre salieron a escena BROTHERS TILL WE DIE, una prometedora banda madrileña que ofreció un show potente, contundente, y que dejó bien claro la calidad que atesoran un buen puñado de nuestras bandas patrias. “Hand to Hand”, “Facta Non Verba” o “Agony Loves Me” se intercalaban con curiosos guiños como el de BLACK SABBATH o incluso un particular cover de NICKI MINAJ, en los que resaltó especialmente la voz de un Felipe dejándose la garganta con su grave voz. Quizás el escaso público menguó su actuación, así que esperamos que pronto tengamos ocasión de verles en unas condiciones más favorables.

Los siguientes en aparecer serian los bestiales NASTY, una apisonadora sonora de origen belga que no permitieron un solo segundo de tregua. El tatuado vocalista Matthi no paró de animar al personal, invitándoles a acercarse a las primeras filas, pasándoles el micro y mirándoles a todos con su peculiar mirada tan agresiva. No cabe duda que el tipo impone, y si además le acompañan trallazos como “Forgiveness”, “Shokka” o “Zero Tolerance” nos sobran razones para pasar miedo. No se les puede negar una gran entrega que fue conectando a un público que cada vez veía más cerca el plato estrella de la noche. Si os gustan los registros más agresivos dadles una escucha porque no os decepcionarán.

Y, ahora sí, los canadienses COMEBACK KID se presentaban ante su ansioso público para presentar su último trabajo, “Outsider”, acompañado de todos sus grandes éxitos al ritmo del mejor Punk Hardcore. La energía que se desprendía des del escenario se puso de manifiesto con el primer corte, “Do Yourself a Favor”, y continuaría sin descanso con “Surrender Control”, “G.M. Vincent and I” o False Idols Fall”. Una locura que se percibía entre sus seguidores que no paraban de saltar, cantar y gritar, coreando casta estribillo y disfrutando de lo lindo con temas nuevos como “Somewhere, Somehow”, “Absolute” u otros más clásicos como “Should Know Better”.

Andrew Neufeld seguía agitando el recinto siempre bien escudado por los suyos, en toda una demostración de buen Hardcore con actitud muy Punk, en la que no faltaron “Didn’t Even Mind”, “Die Knowing” o una extasiada “Wake The Dead” que puso punto y final a una actuación que metió la directa des del primer minuto, y en la que fue un placer para un servidor, poco habitual de este tipo de shows, ver como una audiencia que para este final presentaba una entrada más que notable, se dejaba la piel en todos y cada uno de los temas a base de moshpits y bailes de lo más festivos. Una locura.

Este artículo ha sido leído: 82 veces!!!

Etiquetas
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Close