Criticas - novedades

COUNTING HOURS (FIN) «The Will»

The Vynil Division, 2020

AUTOR: Cesar Luis Morales

Hablemos de sinergia, y hablemos de la coordinación de distintas actividades cuyo rendimiento es superior al supuesto de que se realizasen por separado. Y hablemos también, ya que se acercan estas fechas, de buenas intenciones y de buenos propósitos que luego se quedan en eso, buenos pensamientos que no cuajan en buenas acciones. ¡Colorea y aprende con Teo!

Porque COUNTING HOURS es una banda formada por músicos provenientes de otras formaciones como THE CHANT, SHAPE OF DESPAIR o IMPALED NAZARENE. Hablamos de músicos experimentados que se juntan, se toman unas cervezas y comienzan a hablar sobre sacar adelante un proyecto al que le ponen ganas y esfuerzos, para explorar otros campos musicales. No son cuatro adolescentes intentando sacar algo en claro de sus instrumentos y eso se nota, pero…

“The Will” es una breve introducción que tras unos sonidos de lluvia, nos muestra una melancólica y simplista línea de guitarra. “Profound” nos retrotrae enseguida a los sonidos gruesos y potentes del Doom de los 90’s, donde la versátil voz de Ilpo Paasela muta con una fluidez pasmosa de la voz limpia a los tonos más desgarrados y oscuros. “Atonement” rompe muy grande, con esa combinación de los dos guitarras trazando las líneas maestras del tema, y mientras uno se encarga de los riffs gordos, potentes y oscuros tocados casi en modo acople – machacando sexta al aire – el otro hacha le responde dibujando unas finas melodías que ofrecen la contraposición total.

Hasta ahora todo bien. Ya llevamos una pila de años escuchando música; ya sabemos lo que nos gusta y lo que no. Y después de dos o tres temas ya le hemos pillado el rollo a los fineses, así que a ver cómo evoluciona este “The Will”. “To Exit All False” lleva esas buenas dosis a lo PARADISE LOST o KATATONIA. Como es obvio, todo el mundo tiene sus referencias musicales y sus influencias, así que algo de ello tiene que reflejarse en la manera de entender la música y de componer, pero… ahí tiene que entrar el músico y expandir esos límites y abrir su mente y atreverse a imaginar nuevos escenarios y… y… y… Y ahí es cuando el álbum no me acaba de cuajar, pues tras varias escuchas descubro que la fórmula se repite

“Saviour” tiene esa perfecta combinación a pares, dos guitarras, como he dicho antes, una en plan grueso y oscuro y otra con el contrapunto de melodías luminosas y las dos partes de vocales, la clara y melancólica y la oscura y desgarrada. E incluso temas como “Buried in the White” llegan a parecerme magistrales, pues está bien construido, son buenos músicos, el álbum está bien grabado y producido. Pero es esa sensación de que usan y reutilizan la misma fórmula. No en plan intro-verso-verso-estribillo-puente-solo-verso-verso-estribillo… Y en los tiempos que corren, no lo voy a negar, es muy difícil aportar algo innovador.

Como primer intento de la banda, es muy, muy correcto, habida cuenta de las ponzoñas que se publican en el mercado musical. Pasa con nota el corte. Pero… son musicazos, tienen experiencia, el estilo en el que se han metido tiene un potencial enorme, porque a fecha de hoy se siguen publicando unos álbumes brutales, pero esta gema hay que pulirla un poco más, esa sinergia de la que hablaba al principio hay que potenciarla..

Puntuación

Nota - 7.5

7.5

Nota

son musicazos, tienen experiencia, el estilo en el que se han metido tiene un potencial enorme, porque a fecha de hoy se siguen publicando unos álbumes brutales, pero esta gema hay que pulirla un poco más, esa sinergia de la que hablaba al principio hay que potenciarla..

User Rating: Be the first one !
Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba