Novedades

CRAVEN IDOL (GBR) “The shackless of mammon” CD 2017 (Dark Descent records)

Por Jesús Muñoz Caballero

Desde Reino Unido nos llega una nueva formación de Black Thrash Metal llamada CRAVEN IDOL . Iniciaron su carrera en 2005. Después de dos maquetas y un E.P publicaron finalmente su álbum debut ” Towards Eschaton” ganándose un buen puñado de seguidores con su sanguinaria propuesta. Finalmente y bajo el arrope de Dark Descent Records, el mundo verá nacer el 14 de abril de 2017 a su nuevo L.P. Bautizado con el nombre de “The Shackles of Mammon” es por supuesto el protagonista de estas esquelas.

El line up es el siguiente: Vrath (guitarra y voz), Obscenitor (guitarra), Suspiral (bajo), Heretic Blades (batería).

En esta segunda obra los ingleses nos ofrendan un trabajo totalmente despiadado y directo al grano, ejecutado con una furia fuera de lo común. Sin embargo el problema viene de la mano de un exceso de minutaje en algunas tonadas, donde la redundancia en la repetición de la rueda de cambios llega a ser superflua en muchas ocasiones. Por otro lado, al productor si yo fuera miembro de este conjunto le daría un buen tirón de orejas. ¿Por qué? porque el volumen de la guitarra solista es ínfimo en una buena cantidad de canciones, que no en todas, perdiéndose buena parte de su labor. Sin embargo y a pesar de todo lo dicho, puedo asegurar que los amantes de la velocidad disfrutarán sobremanera con lo aquí expuesto.
El artwork es absolutamente inquietante viniéndole de perlas a lo que aquí se muestra.

Los riffs son realmente encarnizados. Los hallamos fluidos, a una cuerda, siniestros, y ante todo trepidantes. Todo ello lo aderezan con unos efectistas e irregulares solos.

La voz es implacable, regalándonos unos registros agudos rasgados junto con levísimas incursiones de tétricas clean vocals.

La batería arrasa con todo lo que se le pone por delante. Aquí lo que predomina son los up tempos y los blast beats sin dejar de lado la potencia.

Personalmente destacaría “A Ripping Strike” y “The Trudge” por las siguientes razones:

“A Ripping Strike” os golpeará con un inicio grandilocuente y apocalíptico para seguidamente estallar de la forma más implacable posible. Cuidado que las taquicardias que os provocaran este asalto, pueden llegar a ser realmente peligrosas para vuestra salud. No apto para cardíacos.

La progresión de “The Trudge” es realmente loable. Comienza pesada y oscura manteniéndose la primera mitad de la susodicha de esta manera. Cuando parece que no habrá cambio de camino van y pisan a fondo el acelerador dando toda una buena lección de estructuración. Muy bien, así sí.

Con 10 minutos menos y con otra persona manejando la mesa de mezclas este plástico hubiera sido una maravilla. Lástima que se quede a medio camino.

Este artículo ha sido leído: 635 veces!!!

Etiquetas
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *