Inicio Criticas ALCEST (FRA) “Kodama” CD 2016 (Prophecy productions)

[CRÍTICAS] ALCEST (FRA) “Kodama” CD 2016 (Prophecy productions)

alcest-kodama-web

Por Juan Angel Martos

El dúo parisino formado por Neige (guitarra, bajo, sintetizadores y voces) y Winterhalter (batería), más conocidos como ALCEST, están de vuelta con un trabajo excepcional, “Kodama”, editado a través de Prophecy Productions, asi como grabado, producido y mezclado por Benoit Roux y contando con un fantástico artwork de la mano de Førtifem.

Desde que fuera fundado en el año 2000, este es el quinto trabajo que nos dejan repleto de poesía musical con toques de shoegaze y post metal. Los descubrí con su álbum “Ecailles De Lune” en 2010, el cual me sorprendió tanto que me llevó a indagar en un mundo mágico y diferente, repleto de aromas, sensaciones y carga emocional. Este quinto trabajo surge tras el universo de Hayao Miyazaki’s y su película La Princesa Mononoke (que, si no la habéis visto, la recomiendo al 100%), y la dualidad de vivir entre dos mundos la ciudad y la naturaleza, ejerciendo una lucha entre lo físico y lo espiritual. Entremos en el universo personal de ALCEST a través de los 7 cortes que nos propone, casi 50 minutos de un viaje onírico en esta edición especial que cuenta con un tema más.

Desde el inicio nos adentramos en un viaje a través de la mitología japonesa con “Kodama”, término que hace referencia a los espíritus de los arboles (si esos seres pequeños del universo Miyazaki, que mueven la cabeza con unos pequeños temblores augurando el peligro). Y esto lo hacen a través de un tema preciosista, donde prima los toques de post metal, con unas delicadas melodías vocales, contando con la colaboración de Kathrine Shepard en las femeninas. Un corte que encierra en su interior una gran cinemática y toques asiáticos, a través de una estructura compleja que nos adentra en un mundo repleto de misticismo. Una de mis favoritas del álbum.

“Eclosion”, es otra delicia para los oídos, intentando sacar el verdadero yo interior, la esencia de un personaje que camina sobre la verdad y la aceptación de cómo es cada uno. Con algunos riffs más agresivos y partes donde el post black hace su aparición, camina entre toques a THE CURE y EXPLOSION IN THE SKY (como ellos mismos dicen). ALCEST, nos dejan una estructura muy enrevesada y nos dejan ver sus voces más agresivas, (DEAFHEAVEN o MYRKUR), pero todo repleto de grandes atmósferas y pasajes ensoñadores. “Je Suis D’ailleurs”, habla sobre el sentimiento de no pertenecer a un lugar, al mundo terrenal, empleando para ello unos riffs muy ambientales, que se unen a los pasajes melódicos etéreos y frágiles, pero infringiéndoles un toque de rabia en las partes más aceleradas. Las melodías de guitarra en la parte final, impregnan la composición sentimiento de melancolía, pero a la vez tiene ese toque de esperanza que solo ellos consiguen, realizándolo a través de lo elemento de shoegaze y con una percusión muy progresiva a resaltar, así como el bajo a cargo de Indria Saray (en todo el disco).

“Untouched”, representa el espíritu de la Princesa Mononoke, tal como cuentan ellos en sus entrevistas, pues la principal Fuente de inspiración fue imaginar una tribu de niños en el bosque vestidos con pieles de animales, la pureza y lo tribal se unen en un tema donde la estructura es más simplista que las anteriores canciones, pero repleta de matices y que te transportara a ese universo que pretenden crear. “Oiseaux De Proie”, acelera un poco el ritmo, en un corte que versa sobre la venganza de la madre naturaleza sobre el ser humano. La percusión de este corte no tiene desperdicio, con una primera parte más relajada, donde los niños observan el devenir de su bosque y se preparan para la lucha, en un cambio gradual que va subiendo intensidad hasta explotar con las partes más blackers donde los gritos de impotencia envuelven la canción. La parte central, está llena de matices, cuerdas que rasguean para dar un toque de eco y una melodía que va desarrollándose para aplicar una gran fuerza al final. Uno de los temas más variados y complejos del disco, pero una delicia para nuestros oídos.

El punto y final lo pone “Onyx”, en la versión normal del LP, un corte instrumental que cuenta con el primer riff de “Je Suis D’ailleurs” pero al revés, dotándolo de un sonido misterioso y enigmático, como si a vista de pájaro nos alejásemos de un profundo bosque, perdiéndose este en la inmensidad del universo. En la edición especial, encontramos otro tema instrumental, “Notre Sang Et Nos Pensées”, que va subiendo en intensidad desde los pasajes más acústicos, hasta los impregnados por la distorsión y al final. Un corte, no incluido dentro del álbum pero que podía haberlo estado por mantener ese feeling especial con el mismo.

ALCEST, se ha sacado de la manga otro disco de gran nivel, que si indagas en su nivel de composición tanto a nivel conceptual como musical lo disfrutaras un poco más. Un paso más adelante en su carrera con este álbum que los confirma como uno de los grandes dentro de su estilo particular, aunque superar sus dos álbumes anteriores sea ya casi una odisea. Canciones como “Kodama”, “Eclosion” o “Oiseaux De Proie”, resaltan sobre las demás, que conforman un todo casi indivisible.

Este artículo ha sido leído: 164 veces!!!

Crítica
Puntuación
9

Dejar un mensaje