Inicio Criticas ATILA (PRT) “Body” CD 2017 (Dissociated Records)

[CRITICAS] ATILA (PRT) “Body” CD 2017 (Dissociated Records)

Por Juan Angel Martos

Nos encontramos ante el proyecto del portugués, de Miguel Béco, ATILA y su nuevo trabajo de dark electrónico llamado “Body”. Este es su segundo trabajo, donde explora los sonidos electrónicos más oscuros, acompañado en segundo plano de siniestros samples y sonidos que encajarían a la perfección en cualquier videojuego o película de terror. Todos estos elementos lo adereza con un happening basado en el black metal, recreando un espacio onírico y extrasensorial. Editado a través de Dissociated Records & Hið Myrka Man yt con una misteriosa y enigmática portada cuya fotografía ha sido realizada por Matilde Viegas, nos presenta 8 cortes de los que hablaremos a continuación.

“Mr. Skeltal” y “Sentient”, conforman un todo enigmático y perfecto para un survival horror, donde la atmosfera mística y lúgubre recreada de la primera, se entromete una electrónica más oscura aun si cabe para poner tensión en el ambiente. Este combo me encanta, y da paso a la desquiciante “Blood Red”, la cual pondrá tus nervios a flor de piel, si lo que pretende es crear un desasosiego interior amenizado con un nerviosismo creciente, lo consigue a la perfección con unos sonidos agudos que van introduciéndose en tu mente lentamente, pero sin pausa y agradecerás la sutileza de “Glass Canon”, la cual me recuerda a “Silent Hill”, llevando un cierto aire industrial en sus compases repetitivos y metálicos.

“Glass Vessel”, va recreando una agónica atmosfera lentamente in crescendo, para contrarrestarla con “Impulse Responser”, donde encontramos todos los elementos descritos anteriormente. “Angst Beast”, despliega lo que ATILA pretende mostrarnos, como el cuerpo se introduce en una película de terror, como el corazón aumenta las pulsaciones y la inquietud continua se apodera de tu propio ser, estando al acecho continuo, pues tus viejos demonios están presentes en el aire que respires, en tu propia pesadilla mecánica. “A Taker, A Giver”, pone el punto y final con sus casi 10 minutos de tensión, donde una melodía cíclica y repetitiva va adornándose con detalles mecánicos y clínicos, hasta que al final los teclados y sintetizadores dan un respiro y un poco de luz a la composición.

ATILA, es un grupo que no se puede valorar, es dark/electrónico, oscuro, atmosférico, lúgubre y terrorífico, que recreará tus oscuras pesadillas en un viaje hacia el abismo interior, como si de una banda sonora atesorara el oscuro estigma de tus demonios personales. Dependiendo para que lo quieras lo apreciaras o lo odiaras, pero eso sí, lo que pretende lo consigue con creces en un trabajo mucho más maduro dentro de su carrera musical, aunque me guste más su anterior trabajo “V”.

Este artículo ha sido leído: 160 veces!!!

Crítica
Puntuación
7

Dejar un mensaje

Please enter your comment!
Please enter your name here