Inicio Criticas BARROW WIGHT (CAN) “Kings in Saurons Service” CD 2016 (Heavy chains...

[CRÍTICAS] BARROW WIGHT (CAN) “Kings in Saurons Service” CD 2016 (Heavy chains records)

barrow-wight-kings-web

Por David Ibañez Ortuño

Hoy tengo el lujo de presentar el primer larga duración de la banda canadiense BARROW WIGHT. Un trabajo que puede ser recibido de formas diferentes según el oído que lo escuche, puede ser tachado de clásico instantáneo o ruido insoportable, y yo he pasado por las dos etapas antes de hacer esta reseña.

Se trata de una banda que en sus orígenes hacía versiones de VENOM, algo que se nota con la primera nota que suena en este disco. No sé de qué manera pasaron de ahí a banda de Heavy Metal/Punk/Psychodelia/…y no sé cuántas etiquetas más. Para más “INRI”, todas sus letras, ambientación e iconografía están basadas en el maravilloso universo de Tolkien y su Tierra Media. De hecho el nombre de la banda hace referencia a los enigmáticos tumularios que atraparon a Frodo y su comitiva, para ser salvados posteriormente por el todopoderoso Tom Bombadil  (¿Se nota que me gusta Tolkien?).

Centrándonos en lo musical, que es lo que aquí nos interesa, BARROW WIGHT, es una interesante y original mezcla de estilos muy dispares como señalaba antes, con la marca incesante de VENOM en su ADN metalero y con una producción estilo Garage.

Al principio de escucharlos odiaba, literalmente, su sonido, pero reconozco que con el paso de las escuchas, me he acostumbrado y ahora me apasiona, a excepción del tratamiento de la parte vocal donde parece que la reverb se escucha más que la voz original.

El CD empieza con una maravillosa introducción cuyo original título es “Intro”. Psicodelia pura y dura combinado con un ambiente asfixiante y unas tétricas campanas que nos anuncian la rápida partida hacia las lejanas tierras de Gondor. “No Sleep Till Gondor” nos recuerda mucho a los primeros VENOM y a los sonidos primigenios de la NWOBHM, pero con un toque melódico, a ratos, que pone la nota distintiva. Casi sin darnos cuenta “Osgiliath” nos atrapa en sus calabozos, rabia punk y psicodelia a partes iguales y es que este tema nos pueden llegar a recordar, en ciertas partes, tanto la primera época de PINK FLOYD, en la que hacían esa psicodelia tan original salida de la peculiar mente de Syd Barret, como de repente al otro Syd, al Vicious.

“The Cult” tiene un toque Stoner Rock que junto al ambiente “garajero”, hacen una mezcla genial.

“Grond” empieza oscura con ritmo Doom, dan ganas de mirar atrás a ver si hay algún Uruk-Hai acechándonos tras la puerta. Me recuerda muchísimo a los primeros ANATHEMA, de la época de Crestfallen e incluso a CELTIC FROST. Y este es el auténtico valor añadido de este grupo, la diversidad de estilos que manejan a la hora de expresarse es brutal.

“Knights In Saurons Service” define a la perfección al grupo, sonido contundente dentro de las limitaciones autoimpuestas en cuanto a producción. Incluso han editado el disco en casette buscando ese sonido mítico de antaño.

Son temas cortos que van a la raíz, sin ambages y sin florituras.

“In League With Sauron” tiene una producción diferente de guitarras y voces, como si el mismísimo Rey Brujo la cantara. Tema muy VENOM al principio, pero a la mitad se vuelve totalmente THE DOORS. Original a raudales.

¿Qué preferirías, producción exquisita, guitarras a tope pero canciones vacías o BARROW WIGHT?

“Dwimmerlaik”, todos los espíritus de Rohan nos saludan. De nuevo parece que se rompe la dinámica de producción con el resto del álbum. Aquí si se nota que un poco más de producción hubiera hecho un gran favor al tema. No es malo pero flojea en muchos aspectos.

“Harrower Of The Dark” devuelve el sonido característico del principio y con él, el aroma VENOM. Aun así, no está a la altura del resto de canciones, con un solo en mitad bastante deplorable.

Y para terminar, una de las mejores, “The Palantir”. Introducción tranquila con el viento azotándonos en el pelo y Saruman ¡pisándonos los talones! Consiguen meternos en esa atmósfera asfixiante y terrorífica.

En resumen, un álbum que amaras u odiaras ¡O quizá ambas cosas! Originalidad de sobra pero un sonido muy básico que compensan con partes realmente geniales dentro de cada tema. Un grupo a seguir.

 

Este artículo ha sido leído: 63 veces!!!

Crítica
Puntuación
7

Dejar un mensaje