Inicio Criticas BAT (USA) “Wings of change” CD 2016 (Hells Headbangers)

[CRÍTICAS] BAT (USA) “Wings of change” CD 2016 (Hells Headbangers)

BAT - wings - web

Por Carlos Bermejo

Wings of Chainses el primer larga duración de los americanos formados en 2013 BAT, además una demo y un EP, el 10 de junio salió al mercado este disco a través del sello Hells Headbangers Records.

El trio de Richmond está compuesto por Ryan Waste y Nick Poulos de MUNICIPAL WASTE y por el ex-baterista de DRI Felix Griffin, los cuales nos ofrecen casi media hora de un Heavy/Speed Metal envuelto en un inevitable aura de Crossover repartido en los doce temas que componen este disco. El sonido de la producción obtenido en Etching Tin por Ian Whalen y la masterización de Joel Grind es muy bueno, un sonido totalmente analógico que le va como anillo al dedo a lo que nos ofrece la banda. Para la portada del disco han contado con Infected Arts (BULLDOZING BASTARD, DELIRIUM TREMENS, IRON KOBRA, LUZIFER,…) con el resultado tan crudo y acorde a lo que nos ofrece el trio.

El disco comienza con Bloodhounds buen corte para comenzar el álbum, desde el inicio de este trabajo nos muestran su propuesta, una combinación de Heavy, Speed y Crossover muy bien repartida, y como en la totalidad del disco, sin aditivos, Metal crudo y directo. En los siguientes cortes Code Rude y “Master of the Skies” observamos la diferencia entre los seis cortes que ya incluyeron bien en su demo o en el  EP y los seis de nueva creación, ya que sobre la base de Speed Metal que nos ofrecen, en las composiciones más antiguas tienen más influencia de Heavy Metal que las nuevas.

Como cortes más destacados me quedo con “Primitive Age”, “Comdemner” o “Total Wreckage”, sobre todo esta última, un minuto y veintiséis segundos que valen su peso en oro, posiblemente el corte donde el Crossover estilo Billy “Mosh” Milano se hace el protagonista del mismo, pero por supuesto, sin desmerecer en ningún momento al resto de los temas que lo componen, todos y cada uno de ellos son excelentes y el disco en sí es totalmente disfrutable, los treinta minutos de duración se pasan volando y te invita a volver a escucharlo no sólo una vez, sino varias.

Si eres amante de los sonidos más limpios y digitalizados, aléjate de ellos pero, si por el contrario disfrutas de las grabaciones analógicas, no te lo puedes perder, si metemos en una coctelera a VENOM, MOTÖRHEAD y S.O.D., y el resultante de dicha combinación es de tu agrado, lo vas a degustar encantado de la vida,  gran disco sin duda alguna, y por supuesto totalmente recomendable.

Este artículo ha sido leído: 124 veces!!!

Crítica
Puntuación
8.5

Dejar un mensaje