Inicio Criticas DECREPIT SOUL (AUS) “The command of war” CD 2016 (Iron Bonehead...

[CRÍTICAS] DECREPIT SOUL (AUS) “The command of war” CD 2016 (Iron Bonehead Records)

decrepit soul - coming - web

Por Héctor Lorenzo

Un viejo amigo mio decía que una cosa era tocar metal extremo y otra cosa bien distinta era dar leña por dar leña. Que gran razón tenia!!!!

DECREPIT SOUL se ajustan perfectamente a esta descripción, una banda que practica de “black art”, tal y como ellos lo etiquetan, que puede ser la excusa perfecta para repartir leña sin tino.

Este “The Coming of War” es su segundo larga duración tras tres demos y su primer LP titulado “Uncreated and Eternal”. DECREPIT SOUL es una banda australiana formada en 2008 que continua su linea radical extrema, con sonidos similares a los de AUTOPSY o cualquier banda de death metal primigenio cruda y ruda que te venga a la cabeza.  Muchos medios los encasillan dentro de un “War Metal”, comprobando la facilidad que existe actualmente para crear nuevos estilos y etiquetas para encasillar lo encasillable.

El disco viene presentado con un dibujo con un estilo death clásico, una horda de orcos armados hasta arriba y repletos de pinchos preparados para atacar a la voz de su jefe, con un logo de la banda que deja claro nada mas verlo que el metal extremo es su camino.

Se inicia con “Awaken” un estallido sonoro de guerra y desolación, con el sonido de una maquinaria pesada que se arrastra por el campo de batalla preparado para arrasar las lineas enemigas. Tras esta pequeña intro DECREPIT SOUL nos rompe los tímpanos a base de un black death metal oscuro y añejo. El sonido de la banda es muy “clásico”, un sonido muy analógico y poco cuidado. Nunca he entendido el “buscar” de manera predefinida este sonido, queriendo sonar similares a los primeros grupos blackers noruegos de los 90, que debido a la escasez de medios que tenia en esa época, crearon ese sonido sucio y enrevesado del black metal inicial. Por lo menos la batería esta un poco mas cuidada y podemos diferenciar el bombo y caja del resto de la explosión sonora que nos sacude. Un tema que mezcla partes rápidas con predominio de blastbeat con otras partes mas death doom donde nos taladran con 3 acortes en repetición machacones y pesados. La voz de Kakorot es dura y áspera, genial para este estilo, pero que transmite mas bien poco.

En “Feral Howling Winds” vuelven a los riffs en bucles para acometer su despiadada lección de violencia. Obviamente no son unos instrumentistas que vayan sobrados de recursos, o al menos no lo demuestran. Suplen su carencia de cambios de ritmos y virtuosismos por dosis de mala leche y una interpretación sanguinaria de sus temas. Lo dicho, leña por dar leña.

El tercer corte da titulo a este trabajo, “The Coming of War”, con un inicio de solo de batería con muchos efectos, que tras pocos segundos vuelve a ese continuo tupa tupa acompañado de 3 acordes con una distorsión al máximo. Me encanta el metal extremo, pero sinceramente no entiendo este tipo de metal, donde 4 notas son la excusa perfecta para aporrear una caja y pegar 4 gritos. Creo que no soy la persona idónea para disfrutar de DECREPIT SOUL. A favor de la banda dejar claro que transmiten, sin queja ninguna, la leña mas pura jamás encontrada, una barbarie hecha realidad.

“Perished in flames”, nos da unos segundos de tranquilidad con unos acordes mas melódicos y una batería mas doom, un riff psicodélico que nos sumerge en un sueño bucólico, dando paso a un doble bombo poderoso que nos lleva a tierras desiertas,. Uno de los mejores temas del disco, el que mas me ha llegado. Una mezcla perfecta de doom y death clásico, junto con un espiritu black guerrero.

“Piscatorial Death” utiliza los mismos recursos comentados. Este trio sabe lo que quiere y como lo quiere ejecutar, la guitarra de Kakorot, que compagina sus gritos y esperridos con las seis cuerdas, es un bucle constante de destrucción que anula cualquier atisbo de recuperación. El bajo y la batería solo tiene que seguir esta matanza sonora y boom! aquí lo tenemos, destrucción gratuita para todos.

“Black Goats Breath” es un recurso muy fácil, incluso para esta banda esperaba algo mas. Que fácil es tirar del satanismo o referencias diabolicas para incrementar tu malignidad. Más de lo mismo. La pena es que si se curaran un poco mas su sonido y sobre todo la composición de los temas creo que tendrían mucho mas interés y podrían ofrecer algo diferente a lo que este disco aporta.

Para finalizar, “Storm of Steel” nos vuelve a trasladar a primeros de siglo, con un ambiente muy dark. Otro de los mejores cortes del disco, parecen que quieren cerrar con un buen sabor de boca y dejar al oyente con ganas de mas.

Lo dicho, si lo tuyo es la leña gratuita, sin mas explicación ni excusa, DECREPIT SOUL te van a encantar. Luego ya me explicas que le encuentras para ver si yo lo puedo entender.

decrepit soul - coming - pict

Este artículo ha sido leído: 168 veces!!!

Dejar un mensaje