Novedades

[CRITICAS] DESPOJOS DE POETA (ESP) “Siempre queda el alma” CD 2016 (Rock estatal records)

Por Titus Ferrer Bellés

Vamos muy de machos, pero a veces en Necromance nos gusta también bajar las revoluciones y ampliar horizontes musicales. Y más si se trata de bandas nuevas, con algo que ofrecer.

Por qué personalmente soy de los que cree que el género por suerte no define el gusto musical. Y que ponernos barreras es más ridículo que ridiculizar las barreras impuestas.

Así que cuando nos llegó la propuesta de reseñar un disco de un grupo recién nacido (Este es su álbum debut tras su primer EP de cuatro temas) sin más etiqueta que la del mero rock me apeteció mucho descubrirles.

DESPOJOS DE POETA practican un rock moderno- ¿Alternativo?- metalizado de ritmos juveniles pero discurso maduro dibujado tanto a través de el lenguaje musical como verbalmente a través de letras cargadas de emotiva poesía, valga la redundancia.

Letras que pesan sombrías y desesperanzadoras pero que se ven salvadas por las estridentes guitarras de Ibai y Alejandro. Un disco construido a partir de potentes riffs especialmente atmosféricos para lo gordos que suenan. Pegadizos pero intensos, construyen temas de los que se podría sacar un single sin esfuerzo. Y es especialmente destacable que esto sea así teniendo en cuenta los niveles de modulación vocal de los que hace gala su cantante (También Alejandro) al dirigir los temas. Pues nada tienen que ver la intensidad limpia de “Parte de todo”, que podría formar parte de un hit de los 40 si no fuese por que forma parte de un tema de rock de verdad, con por ejemplo la aspereza de “El contragolpe”, de ramalazo casi punk, y digna aspirante al puesto de favorita.

Lo interesante del disco, de hecho, es esta versatilidad de la que puede presumir. Cambios de ritmo intensos y elementos de rock más duro como baterías rápidas o riffs directamente metaleros, convierten a “Siempre queda el alma” en una propuesta fresca en un panorama demasiado reglamentario.

Y es que es interesante como, dicho ha quedado, todos los temas son carne de hit, pero los elementos que los componen son de un entorno más underground. Sin embargo me parece que este podría ser un disco que con el debido empujón podría arrasar sin problemas en mercados de liga mayor. Compuesto de temas radiables sin problema alguno (El inicio de “En cenizas” sonando en la radio del coche. Pensadlo. No es difícil de imaginar) pero con personalidad propia.

Y sin embargo en “Siempre queda el alma” hay temas que sin problemas podrían incitar al pogo y cabeceo en directo. (BRING ME THE HORIZON han hecho Wall of death en el Royal Albert hall acompañados de una Orquestra, ojo) “Mi guerra”, que forma parte del excelente último tramo del disco, es caña de la buena, pero es también guitarra bella y envolvente. O el riff principal de “Solo hay hiel”, que responde por mi cuando previamente he nombrado los riffs metaleros. Pese a ser este el tema más duro del disco, los hay capaces de hacerle sombra en intenciones.

Y es que esto deja claro que es una tontería cerrarse a los géneros, cuando la base suele ser compartida. Por eso no hay que temer alejarse del camino marcado y expandir un poquito el mapa. Por qué a veces dando más vuelta para llegar a un mismo punto el viaje es más placentero. Por qué descubrimos parajes que desconocíamos que nos enamoran y nos alegran el día. Animo poetas, que aquí hay futuro.

Este artículo ha sido leído: 885 veces!!!

Etiquetas
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *