Inicio Criticas DESTROYING THE DEVOID (USA) “Paramnesia” CD 2016 (Unique Leader Records)

[CRÍTICAS] DESTROYING THE DEVOID (USA) “Paramnesia” CD 2016 (Unique Leader Records)

destroying the devoid - paramnesia - web

Por Santi Gzlez

Estamos ante el primer trabajo en solitario del americano Craig Peters, reputadísimo guitarrista y vocalista de los brutal death DEEDS OF FLESH y los technical death ARKAIK. Tremenda la técnica de este tío lo cual nos lleva a enfrentarnos a este disco con gran expectativa, ya que ver como se las arregla un músico así con una one man band siempre es algo interesante, más aún sabiendo que no nos vamos a encontrar con una muestra más de lo que hace en cada una de sus bandas, ni una mezcla de las dos. Esto es más una necesidad de expresarse por parte de Craig fuera de todo cliché, siendo totalmente libre porque para eso es su proyecto, demostrándonos además que no solo de death vive en hombre y dándonos muestra de su gran capacidad creativa.
Cinco temas en los más de tres cuartos de hora que tiene el trabajo ya nos indica un poco el proceso compositivo, más aún teniendo en cuenta que el último de ellos está dividido en tres partes perfectamente diferenciables tanto en métrica, en estructura como en composición.
Una vez nos olvidamos de la, a mi gusto, pobre portada, lo primero que nos llama la atención es un sonido muy nítido y alejado de las compresiones y super saturaciones de su banda DEEDS OF FLESH. Esto es más liviano, con más espacio entre los instrumentos y pese a no sonar demasiado natural en ciertas partes, la verdad es que todo es muy creíble, en su sitio y el aire y los huecos de la producción son magia para poder descubrir, escucha tras escucha, cada una de las nuevas aportaciones que nos aparecen cada vez. Nada de brutalidad sonora, nada de saturaciones extremas, todo buen gusto y sonoridades abiertas.
Y a estas sonoridades va a ser difícil ponerle una etiqueta puesto que aquí vamos a encontrar, sobre todo, libertad creativa con la única influencia de la expresión artística sin límite, ni técnico ni evolutivo, dando como resultado una obra a la que podemos poner el apelativo de difícil significado como es “progresivo”.
Aun así la obra es más de metal extremo que de otro tipo de metal, sobre todo por las voces guturales, predominantes en el trabajo, pese a que también nos encontramos con voces limpias, coros, entonaciones más épicas, narraciones y algún que otro efecto de voz. Todo esto incluso teniendo en cuenta que la voz es uno de los instrumentos menos usado a lo largo de todo el LP, dejando grandes fraseados musicales e instrumentales.  Dándonos así un disco con una gran cantidad de música, con mayúsculas, con o sin voz.
Es una obra rica en matices de todo tipo de lo cual ya nos damos cuenta con los primeros minutos del trabajo, aunque incluso va creciendo en cuanto virtuosismo compositivo a lo largo de todo el metraje. En estos primeros minutos tenemos piano, teclado, guitarras extremas, voces guturales… En fin, una amalgama de sonoridades patente en todo el Cd.
En todas y cada uno a de las composiciones nos vamos a encontrar con una base sólida de guitarra, bajo y batería de metal extremo, junto con una voz gutural base, pero a ello añadiremos cientos de matices que hacen que esto solo sea la base. Miles y miles de arreglos de guitarra tanto eléctrica como acústica, solos de vértigo, arreglos de piano y partes de instrumentación exclusiva. Teclados, varios sonidos sampleados, estructuras de cuerda, de violines y ensambles de cuerdas. Coros, arreglos de viento… En fin, seguro que se me escapa algo en un trabajo que, de verdad, es para escuchar, relajarse y disfrutar.
La mejor definición que se me ocurre es la de una banda sonora para la narración de un cuento fantástico infantil, pero desde el enfoque y la libertad de las obras teatrales para adultos, y sin llegar a ser un trabajo Avant garde, su nivel progresivo es de primera división sin perder la necesidad extrema de una obra única de Craig, con una aportación incluso sinfónica de variedad y riqueza solo posible gracias al talento de una persona que, para entendernos, sería el Dan Swano del metal extremo.
Aunque sería de necios destacar un tema en semejante obra impoluta, también lo sería el no nombrar el mastodóntico “Beyond the Dark Veil”, dividido en tres partes y con mas de veinte minutos de duración. Por si solo nos muestra y demuestra que la banda sonora del cuento fantástico para niños adultos cubre necesidades y expectativas de oyentes de Death, technical, sinfónico y progresivo casi por igual.

destroying the devoid - pict

Este artículo ha sido leído: 218 veces!!!

Crítica
Puntuación
9

Dejar un mensaje