Novedades

[CRÍTICAS] HEARTACHE (ITA) “Skyscrapers and Firefalls” CD 2016 (Sliptrick Records)

heartache-skyscrapers-and-firefalls-bg-web

Por Juan Angel Martos

Desde la capital de Italia, Roma y a través de Sliptick Records, nos llega el último y extenso trabajo de HEARTACHE, “Skyscrapers and Firefalls”, repleto de rock/metal progresivo. Su calidad ya la demostraron en su Ep debut “Apophis”, dividido en cuatro movimientos centrados en el mito de Pandora, en el cual despliegan sus conocimientos en géneros musicales, dándonos un catálogo muy variado.

En este último trabajo, aunque los teclados están muy presentes, se asimilan mucho mejor a la estructura compositiva que ellos recrean. Las influencias de PAIN OF SALTAVION, DREAM THEATER, GENESIS, CAMEL… están muy presentes en sus canciones, repletas de atmosferas y estructuras variables. Además, nos transmiten un álbum conceptual, basado en el ser humano, el cual vive atrapado por la sociedad y una tecnología irreal, que aparta deja de lado las relaciones para establecerlas de modo virtual.

El álbum se inicia con la instrumental “Monday, 3.13 pm”, donde nuestro personaje llega a su casa y se conecta a la red, escuchando sonidos de teclas, chat de Messenger, WhatsApp…, un mundo repleto de soledad pero que a la vez nos conecta con el mundo desde una habitación. Esto contrasta con “Monday, 3.21 pm”, que es el último tema que cierra el LP, encontramos una carrera desesperada por salir de su habitáculo y salir al verdadero mundo real, donde el bullicio, el juego de los niños y la naturaleza ponen fin a su pesadilla. Sobre este concepto se desarrollará los siguientes ocho temas, enmarcados entre estos dos instrumentales.

“Apparel Makes The Man”, nos deja una clara muestra de lo que encontraremos en el álbum, con la voz de Thomas Gabriele, intercalando tonos agudos de distinto color, aunque a veces el inglés parece estar demasiado forzado en cuanto a pronunciación. Las guitarras grabadas por Matteo Palladini, dan fuerza y elegancia a las composiciones, creando pasajes maravillosos, al igual que, Giancarlo Vizzaccaro y sus teclados, una parte fundamental del álbum. Por último, y no por ello menos importante, Alessandro Giordano (Percusión) y Andrea Prestia (Bajo), ponen la base, de toques incluso jazzísticos, de gran calidad y técnica. “Waking Hour”, es menos enrevesada que el tema anterior, y gana en belleza, con unas estrofas preciosistas, donde una mágica melodía de piano, acompaña a la sensual y rítmica voz, para crear una canción repleta de sentimientos y emociones, así como una de las mejores del álbum, que al final se crece y pone un punto de inflexión en el tema, dando pie a un pasaje acústico con “Craziness”, una balada muy intimista.

“Round Canvas”, tema que parece engarzarse en su parte inicial con el anterior corte, para desarrollar una estructura compleja y progresiva, con multitud de variedad de ritmos y aceleraciones, que no te dejaran indiferente a lo largo de sus casi 9 minutos, transformándolo en otro de los temas a resaltar. “Hope For Breakfast”, se inicia con un teclado muy futurista y una base rítmica a base de bajo y percusión, que va entretejiendo poco a poco la tela de araña, para traernos otro bello mediotiempo, donde su parte central, aporta una luz propia al mismo, con unos teclados muy vintages. “Breaking News”, guardan en su comienzo unas guitarras potentes, para darle ese giro inesperado donde el funky, el jazz y el rock se unen y nos traen otro corte muy bien montado. HEARTACHE, hace de sus temas más cortos una delicia para los oídos, jugando con composiciones más sencillas pero que transmiten muchísimo.

“Clímax”, es un tema perfecto para caminar y dejarse llevar, mientras tus pensamientos se entremezclan con las galerías instrumentales y vocales que nos presentan. De sus temas largos, quizás sea de los que más me gusten, con una parte central repleta de toques mágicos, y un final apoteósico, no por la potencia, sino por la sencillez, creada por las guitarras acústicas, el piano y el delicado bajo/percusión, así como las voces dobladas. La obra cumbre de este álbum la ponen los 12 minutos de “Constant Dropping”, tema que cierra el álbum, el cual, para describirlo, hay que sentirlo y dejarte llevar, una obra de arte, con unos teclados sobresalientes.

HEARTACHE, han creado un tremendo disco de rock progresivo, muy disfrutable a pesar de las dudas que me infundieron al inicio con “Apparel Makes The Man”. El álbum, guarda momentos mágicos, que te harán disfrutar de la música, temas como, “Waking Hour”, “Clímax” o “Constant Dropping”, te harán disfrutar de este discazo. Italia, me sigue sorprendiendo.

Este artículo ha sido leído: 588 veces!!!

Etiquetas
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *