Novedades

[CRÍTICAS] HELL IN THE CLUB (ITA) “Shadow of the monster” CD 2016 (Scarlet Records)

hell in the club - shadow - web

Por Lluís García Sola

Tras los notables “Let the Games Begin” y “Devil on my Shoulder”, nos llega el tercer álbum de estudio de los italianos HELL IN THE CLUB, “Shadow of the Monster”, que confirma si excelente estado de salud y una propuesta musical que bebe del espíritu Hard Rock que arrasó en los ochenta, fusionado con toques más modernos y actuales. Como el buen vino, parece que nos encontramos ante un género que mejora con los años, y a falta de que sea por méritos de sus propios creadores, parece que un buen puñado de bandas han decidido tomar el relevo para evitar su extinción.

“DANCE!” arranca como un auténtico cañonazo rockero que deja las cosas bien claras desde el principio. Aquí hemos venido para divertirnos, dejar las penas a un lado y, por que no, ¡Bailar! Y pocas cosas hay mejores que un estribillo pegadizo para conseguirlo, aunque un buen solo de guitarra también ayuda… y aquí lo tenemos todo. La melodía de “Enjoy the Ride” la podría haber firmado los BON JOVI de los primeros discos, así como su potente estribillo y coros que tan bien se le daban a los de New Jersey. En “Hell Sweet Hell” sube la energía del potente y rebelde riff de la guitarra de Andrea “Pico” Picardi y la animada rítmica del vocalista Davide “Dave” Moras (ex – ELVELKING). Pocas veces el Hard Rock de una banda europea ha sonado tan americano como en este corte.

El tema que da título al disco, “Shadow of the Monster” suena enérgico, con un una melodía que pega muy fuerte, recogiendo lo mejor de las bandas clásicas del género y el sonido de otras más actuales como CRASHDÏET. La base rítmica formada por el bajista Andreas “Andy” Borato (ex – SECRET SPHERE) y el batería Marco “Lancs” Lanciotti se adueñan de los primeros compases de la preciosa “The Life & Death of Mr. Nobody”, que me ha recordado a los primeros SKID ROW y en la que de nuevo la voz de Dave guarda cierto parecido con la mejor cara de BON JOVI. Volvemos a la caña con “Appetite” en la que las seis cuerdas de Pico brillan con luz propia y el grupo recupera el apetito festivo, con un pequeño interludio marca de la casa. De lo mejorcito del álbum. En “Naked” desnudan su alma rockera para mostrarnos otra vez su lado más tierno, aunque quizás le falte al tema ese plus necesario que le haga especial, aunque sigue sonando francamente bien.

A través de melodías circenses nos invitan a entrar a su particular “Le Cirque dus Horreurs” que deja definitivamente claro que lo suyo es el rock y que se les da de lujo. Ahora que parece que nos abandonan bandas como MÖTLEY CRÜE, aunque vuelven otras como GUNS ‘N’ ROSES, podemos reivindicar que el futuro del Hard Rock y el Glam pasan por manos como las suyas o RECKLESS LOVE. Y si alguien tiene alguna duda ahí dejo pruebas como la de este “Try Me, Hate Me”. ¿Convencidos? Para cerrar el trabajo se despiden de nosotros con la balada “Money Changes Everything”, original de “The Brains” aunque seguramente para la mayoría de vosotros, al igual que para un servidor, será más reconocida por la posterior versión de Miss CINDY LAUPER. Eso sí, en esta ocasión se tiñe de una carga mucho más intensa y melódica que le sienta como anillo al dedo. Un notable “Shadow of the Monster” que confirma a los italianos HELL IN THE CLUB como una realidad del Hard Rock actual, que parece vivir una tardía segunda juventud, para alegría de muchos.

hell in the club - shadow - pict

Este artículo ha sido leído: 491 veces!!!

Etiquetas
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *