Novedades

[CRÍTICAS] KATAKLYSM (CAN) “Of ghosts and gods” CD 2015 (Nuclear Blast Records)

Kataklysm-Of-Ghosts-And-Gods

Por: Santi Machín

Mucha gente coloca a una banda como KATAKLYSM en una segunda fila dentro del panorama musical. Sin embargo la formación canadiense demuestra trabajo a trabajo que merece una consideración mejor. El pasado 13 de julio la banda publicó su duodécimo larga duración, de título “Of Ghosts And Gods” y con el cual vuelven a demostrar la calidad que tienen, y por tanto el lugar que se merecen. El disco además contó con una novedosa forma de promoción, ya que es el primer disco que todas sus canciones, diez en total, cuentan con un videoclip (lyric video en algunos casos), y así se dedicó la banda a promocionarlo, lanzando un video de forma diaria para dar a conocer su nuevo trabajo. Entremos de forma directa, en los cuarenta y seis minutos en donde KATAKLYSM nos envuelve entra fantasmas y dioses.

“Breaching The Asylum” abre el disco a base de una breve narración mientras que la guitarra de Francois Dagenais va entrando de forma paulatina. Una leve intro que nos deja con un gran ritmo de Melodic Death Metal al entrar en escena la batería bastante técnica de Oli Beaudoin. En su parte final esta primera composición se endurece dándonos un ritmo más veloz con técnicas propias del Black Metal. Un tema que habla del control que ejercen las diferentes religiones en esta sociedad. Un gran tema para iniciar un buen disco.

Continuamos con “The Black Sheep”, la cual nos da un inicio mucho más técnico a base de ritmos entrecortados y muy marcados. Impresionante el trabajo que Stephane Barbe hace en las cuatro cuerdas. Como siempre la voz de Maurizio Iacono nos deleita con ese reconocido tono rasgado y potente. Una canción que habla sobre un persona que continua su camino sin importarle la opinión de los demás, y ese odio que genera se ve reflejado en los rápidos y crudos acordes en los que se convierte el tema en su parte central. Interesantes cambios de ritmo que nos lleva desde el Death más salvaje hasta el más técnico.

La tercera entrada se llama “Marching Through Graveyards” y trata del hecho de no aceptar la muerte a pesar de que estamos expuestos a ella a diario. Y hablando de la muerte tenemos un cambio en su inicio y podemos disfrutar de una entrada más oscura con una breve intro de sonidos extraños para dejarnos con un ritmo procedente de los bombos y platillos simplemente brutales y duros. Inicio que deja de lado el Melodic para adentrarse en su lugar, e un grandísimo Death Metal de carácter técnico sin perder en velocidad. Impresionante composición que va a ser gran protagonista en los directos de la banda.

“Thy Serpernt´s Tongue” crítica con sus duros acordes, a ese tipos de personas que no para de alimentarse de la bondad de los demás para en su momento justo traicionarlos. Y nos manda dicho mensaje a base de guitarrazos potentes y baterías demoledoras. Las seis cuerdas ganan en fuerza y protagonismo en un tema algo más lento, con ritmos muy marcados y unos parones muy interesantes que conducen al tema por cambios inesperados. Tema pesado mostrando la esencia más pura de la banda.

El quinto corte se llama “Vindication” y nos viene a decir la importancia que tiene el permanecer fieles a uno mismo a pesar de las críticas recibidas por ello. Tema que mezcla la velocidad con las partes más melódicas de KATAKLYSM. En líneas generales estamos ante el tema más “suave” del disco donde podemos incluso disfrutar de varios registros vocales del señor Iacono. A pesar de todo esto, los ritmos que salen del instrumento de Oli Beaudoin son atronadores y violentos. Gran estribillo el que ostenta esta canción.

Llegamos a la entrada más corta del álbum. “Soul Destroyer” es una auténtica maravilla de tres minutos y medio. Esta canción es un homenaje que la banda hace a un guardia forestal que conocieron, y a los relatos que éste le contaba, en uno de sus viajes a Sudáfrica. Esta composición vivimos ritmos muy diferentes desde las seis cuerdas, a ratos con una gran distorsión, y por momentos con sonidos más estridentes, dándole un juego en la variedad muy bueno a la composición. Volvemos a experimentar cambios de ritmo extraordinarios.

Seguimos con “Carrying Crosses” que viene para contarnos la historia de alguien que sacrifica todo lo que tiene, para entregar todo su amor a otra persona a pesar de los innumerables defectos de éste. Un tema de amor desesperado y agónico, y es que así son los acordes del tema. Una composición triste y melancólica donde podemos vivir los momentos más melódicos del disco. Composición de carácter profundo y reflexivo. Desde aquí recomiendo echarle un vistazo al videoclip del tema.

La octava entrada de nombre “Shattered” es otro impresionante trabajo audiovisual. En este caso nos metemos de lleno en la historia de una persona que cumple con todas las reglas de la vida pero que está lleno de demonios interiores a causa de todos los problemas externos. Cinco minutos de brutalidad musical. El primer minuto del tema es una intro instrumental de bastante fuerza, para suavizar su tono a la entrada de la voz, una voz que se presenta algo más oscura, más Doom, que en sus predecesoras. Un tema que baja su tono por decirlo de alguna manera y darnos así ese toque de agonía que está viviendo el personaje de la canción. Podemos vivir punteos de guitarras limpias y una batería algo más tranquila que lo hasta ahora escuchado. Tema donde la banda vuelve a soltar toda su imaginación y lo expresa mediante un alto contenido técnico a la hora de ejecutar su música.

“Hate Spirit” es una crítica de odio hacía todas esas personas que se dedican a destruir el mundo a través de la violencia, codicia y la política. Aquí volvemos a meternos en la más pura velocidad en un tema cargado de odio y rencor. Tema de ritmos entrecortados y donde la voz llega incluso a rozar guturales agudos cercanos al Black Metal. Impresionante la irrupción del bajo en la parte central de la composición.

Y cierra el disco el tema más largo del álbum. “The World Is A Dying Insect” viene en sus más de seis minutos y medio, a comparar lo que llamamos parásitos con los seres humanos, y lo fina que es a veces la línea que los separa. La composición comienza con suaves y relajantes sonidos y un enorme bajo acompañado de una melodía tranquilizadora y lenta que deja paso a una rítmica batería hasta que estalla todo en una explosión de júbilo instrumental. Pieza muy completa donde podemos ver todo el abanico de posibilidades que KATAKLYSM genera en sus composiciones. Un gran final para un gran disco.

El presente lanzamiento cuenta con una edición especial donde podemos disfrutar de cuatro trallazos como son “Fire”, “Push”, “Elevate” y “Blood In Heaven” y que en el disco aparecen en directo, una buena forma de deleitar un poco más al oyente.

En definitiva, este “Of Ghost And Gods” es un trabajo muy completo y de una calidad enorme en todos sus aspectos. Un disco que hace estar muy atento a la esta interesante formación. Un trabajo que dentro de su género viene a ocupar un lugar de lujo en este 2015.

kataklysm-band

Este artículo ha sido leído: 452 veces!!!

Etiquetas
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *