Inicio Criticas KATATONIA (SWE) “The fall of hearts” CD 2016 (Peaceville Records)

[CRÍTICAS] KATATONIA (SWE) “The fall of hearts” CD 2016 (Peaceville Records)

katatonia - fall - web

Por Juan Angel Martos

Desde Suecia, nos llega el último trabajo de KATATONIA, “The Fall Of Heart”, uno de los trabajos más esperados de estos gigantes suecos. Y es que no es para menos, desde que haya por 1991, decidieran juntarse Jonas Renkse y Anders Nyström para formar un grupo de culto que lleva 25 años transformando su sonido para convertirse en uno de los mejores grupos progresivos de metal actualmente, dejando atrás su pasado death metal y evolucionando lentamente a cada paso, con cada disco, desde aquel “Brave Murder Day” de 1996, donde Mikael Akerfeldt (OPETH) hiciera una colaboración, sonido oscuro, denso y contundente, para con “Discouraged Ones” dar las primeras pinceladas hacia el rock progresivo, estableciendo con “Tonight’s Decission” y posteriores la esencia del sonido característico de KATATONIA y remarcándolo con “Viva Emptiness” (para mí uno de sus mejores discos) y con “The Grat Cold Distance”, donde las letras te atraparan en un intimismo lírico, aumentando la dotación de su pluma y completando la evolución con dos álbumes con toques modernos donde se entremezclaban los pasajes violentos con las ensoñaciones oníricas, “”Night Is The New Day” y “Dead End Kings”. Una de sus últimas incursiones ha sido en el apartado acústico, con “Sanctitude”, un precioso festival de emociones y sensibilidad en la Union Chapel de Londres, antigua iglesia reconvertida en sala de eventos de inmensurable belleza (que se note que también soy historiador del arte) y de la que quedan retazos en este LP.

“The Fall Of Hearts” es su décimo álbum de estudio, el cual editará a través de Peaceville Records. Producido por el propio Anders Nyström, mezclado y masterizado por Jens Bogren (OPETH, DEVIN TOWNSEND…) y grabado en los estudios Gröndahl y Trilamb de Suecia la banda cuenta con dos incorporaciones nuevas, Daniel Moilanen a la percusión (LORD BELIAL, RUNEMAGIK) y Roger Öjersson, un nombre que a más de uno os sonará por ser el guitarra de otros grandes de este estilo TIAMAT, que estará con ellos de gira. Y, por último, como no mencionar el fastuoso artwork de la mano de otro de sus colaboradores habituales Travis Smith.  Todo este elenco de artistas, han dado a la luz uno de los discos de dark/rock/progresivo más completos de los últimos tiempos, del cual hablaremos un poco más.

“Takeover”, inicia nuestro sueño por pasajes progresivos y devaneos melancólicos inculcados en nuestra conciencia. Un tema que va endureciéndose lentamente, con pasajes y atmosferas incrementados por los riffs y armonías etéreas de unas guitarras en segundo plano. KATATONIA, siguen y creo que seguirán por este camino más progresivo, donde pueden incrementar las sonoridades de su música, a la cual le aplican un toque de luz dentro de todo su universo conceptual, pero con un toque depresivo y melancólico que recorre todas sus composiciones. “Serein”, continua con esta línea que venimos comentando, pero incrementando su status atmosférico con unos teclados que suenan un poco “modernos”, un tema más corto, con unas melodías de guitarra muy melódicas y pegadizas, a las que se les une el trabajo vocal de Renske, aportándole ese toque tan propio.

“Old Hearts Fall”, es uno de esos temas clásicos de la casa, tema muy emotivo que va incrementando su acentuación emocional a medida que pasan los minutos. Un tema de esos que te llegan, que te transmiten y se identifican con el grupo. Uno de mis preferidos, con un estribillo muy álgido y emotivo, así como una estructura musical llena de matices, para escuchar y reescuchar atendiendo a los distintos instrumentos. “Decima”, nos introduce aún más en esos paisajes oníricos imbuidos por la simpleza y una sonoridad magistral, donde la voz se impone a una composición musical preciosista. Pero nuestro idílico letargo se verá interrumpido por las guitarras agresivas del inicio de “Sanction”, convirtiéndose en el contrapunto a estas alturas, intercalando pasajes de duros riffs, con estrofas calmadas y pausadas, donde aparecen algunos retazos de su inmersión acústica, en esta ocasión en sonidos de percusión. Sin embargo “Residual”, nos devuelve de nuevo a nuestro viaje astral particular, con unas armonías lentas y progresivas, pero que va creciendo poco a poco, y casi sin darte cuenta estarás inmerso en un tema que brilla con luz propia.

“Serac”, es el tema más largo del LP, donde KATATONIA realizan una estructura musical repleta de cambios de ritmos, un tema de corte muy OPETH (porque sus influencias son recíprocas). Aquí juegan con el tempo, la ambientación, los bongos y las melodías de Nyström y Öjersson, quizás uno de los cortes más progresivos del disco. “Last Song Before The Fade”, nos acelera de nuevo, un tema muy pegadizo y otro que me transmite esa emotividad y energía mística sueca, con una percusión destacada, así como los contrastes de sus pasajes. Una alarma resuena y lleva el tempo en un segundo plano, “Shifts”, convierte un tema sencillo en una obra maestra, un tema exento de florituras, conducido magistralmente por todo el grupo y aderezado por los teclados que acrecientan su halo mágico, apto para pasear bajo la lluvia. “The Night Suscriber”, aunque comienza con unos teclados muy presentes a lo largo del tema, así como las orquestaciones, y los toques de instrumentos de cuerda, hay que tener muy presente el trabajo de Daniel Molainen a la percusión toda una delicia en este tema repleto de detalles y con una parte central donde la epicidad se transforma en sentimientos. Otro de mis preferidos.

“Pale Flag”, es Jonas Renske, es un tema donde prima la voz sobre una base acústica reflejo de sus incursiones en este género. Un corte acústico en su integridad, lento pausado y melancólico que nos acerca al final del disco que lo pone “Passer”, un tema perfecto para terminar donde el inicio repleto de potencia, dada por los riffs de guitarras y una percusión demoledora con doble bombo incluido (primera y única vez en el disco), se transforma un pathos continuo con un teclado en escala en segundo plano y unas melodías y ritmos llenas de sensibilidad, otro de mis temas preferidos, que no paro de escuchar, así como el más potente del disco (hubiera incluido alguna más así), made in KATATONIA.

Como extra, la edición que comento lleva un tema extra, “Vakaren”, moderno y una ambientación que me hace trasladarme a tiempos de “Depper Kind Of Slumber”, de TIAMAT, pues su presencia en este tema es indiscutible, pero con el toque de KATATONIA, sobre todo en el brillo que desprende su estribillo.

KATATONIA están de vuelta y aunque a algunos su giro hacia terrenos más progresivos no les agrade, para mí es un discazo muy disfrutable y seguro que lo añadiré a mi colección. Siguen jugando con su metal/rock/melancólico y depresivo, pero en este álbum algunos temas tienen una luz propia, la evolución perfecta de este grupazo que lleva 20 años dándome alegrías.

katatonia - fall - pict

Este artículo ha sido leído: 334 veces!!!

Crítica
Puntuación
9

Dejar un mensaje