Inicio Criticas LEAD US FORTH (NZE) “Interlocutor” CD 2016 (Autoeditado)

[CRITICAS] LEAD US FORTH (NZE) “Interlocutor” CD 2016 (Autoeditado)

Por Jorge El Alaoui

De metalcore nos rodeamos actualmente, y es que la salida de bandas nuevas que optan por este género es abismal, la cantidad de influencias con las que se fusiona, y las nuevas técnicas están creando combinaciones por ahora infinitas.

Con la participación de Kent Hartmann en la voz, Luke Welten en la guitarra principal, Josiah Bovill en la guitarra rítmica (quien grabó y mezcló el álbum en su dormitorio de West Auckland), Tom Yates en la batería y Jared Kerr en el bajo, El quinteto de LEAD US FORTH ha hecho su cama dentro de los movimientos del metalcore técnico o “prog”. Como ya hemos comentado un género que se está volviendo muy popular internacionalmente.

La banda se mantiene fiel a sus influencias iniciales como PERIPHERY, TESSARACT y fragmentos con la esencia pura de MESHUGGAH. Su nuevo disco, el que tenemos hoy aquí viene bautizado como “Interlocutor”, y está lleno de guturales, coros vocales limpios, y un alto nivel de juego técnico de todos los miembros a través de sus instrumentos.

La diferencia con su EP sacado en el 2013 es bastante notable; las voces están bien grabadas, las guitarras están ajustadas, contundentes y pesadas, y con todo encajado en su sitio conforme este estilo de música dicta.

Os adelanto que para quien no sea seguidor del género posiblemente el trabajo les parezca repetitivo y muy lineal. En mi opinión se la han sacado dejándola caer encima de la mesa. Así que sin más dilación entramos en materia.

Su primer tema “The Chosen Path” es un festival de cambios de ritmo, contratiempos y técnica en su mayor exponente. Un Breakdown que me ha recordado a PARKWAY DRIVE por su acompañamiento vocal y unas líneas de guitarra muy melódicas y frenéticas.

“Reframed Identity” y “Friendly Fire” siguen la misma línea de la anterior. La primera arranca sin piedad con la guitarra mientras que la segunda lo hace in crescendo. La voz en su vertiente gutural es impresionante, con una potencia y una tesitura perfecta puede pasar de un registro estilo PARKWAY DRIVE a otro estilo más propio de IMPENDING DOOM. Su lado melódico tampoco suena nada mal y los pocos fragmentos están muy bien situados en los temas.

El cuarto tema “The Graves We Dig” es un toque más melódico en lo que a ritmos de guitarra se refiere, tirando de momentos en los que la voz casi parece un susurro y solo le acompaña la batería. Con ritmos más definidos pero pesados es como se defiende esta canción en sus puntos más agresivos.

“Foundations” es una mezcla entre lo más duro y pesado que hemos visto hasta ahora con fragmentos puramente ambientales y relajados antes de los estribillos y en toda la recta final del tema. Un ejemplo de como pasar de lo más contundente a lo más tranquilo en cuestión de segundos. Un corte muy completo vaya…

Con “Awakening” regresamos a los inicios del disco con ritmos en los que la batería hace lo que le da la gana y el resto de instrumentos le siguen… y sí, así lo voy a definir porque no sigue ningún orden lógico. Y a mi me gusta, porque si le prestas atención dentro de una misma canción encuentras muchísimos matices y ritmos muy diferenciados.

“#16670” sigue la línea del tema anterior con la diferencia de que la guitarra aquí cobra un poco más de protagonismo al ser más compleja y finiquitar la canción con un solo acompañado de una especie de Breakdown.

Con el tema de “Logos” es donde más se aprecia toda la influencia progresiva del disco, que no es poca, con un inicio muy tranquilo y atmosférico va implementando ritmos cada vez más consistentes y duros hasta alcanzar casi al final del tema el momento más alto y potente.

Los dos últimos cortes retoman todo el pescao, “Partisan” y “Lexicon” recuerdan que este es un disco serio, mimado milimetro a milimetro y engrasado y encajado para que todas las piezas giren perfectamente. Todos los ingredientes necesarios para que cohesione  formando un disco más que sobresaliente.

Las habilidades de guitarra de Luke son absolutamente magistrales, he alucinado por la tecnicidad, la madurez, la composición y la variedad de elementos que introduce en este disco. Ambas guitarras mantienen un nivel sobresaliente e incluso supera a un montón de bandas.

El bajo de Jared Kerr, mientras que la mayor parte del tiempo se la tira siguiendo el ritmo de la batería, tiene algunas frases en las que sirve de soporte para las guitarras, como en “Lexicon” siendo esta la canción donde más destaca el bajo, que va desde coincidir con la notas de Luke hasta terminar con un ritmo complejo que ni siquiera sé cuantas historias técnicas tiene. Y es que cuando se ponen los músicos en plan técnico-progre…

Y bueno si algo despunta en el trabajo son las baterías del señor Tom. Cada golpe y relleno ha sido pensado para adaptarse a la canción y para asegurarse de que encaja en todo lo demás. Cada golpe de bombo ha sido pensado y calculado para que junto a los contratiempos de plato formen la base en la que se comentará todo el trabajo. Con todo respeto… Acojonante la batería de esta banda.

En resumen decir que me han planchado la cara con este trabajo, suenan mil veces mejor que últimos discos de bandas con renombre y es aquí donde se encuentra la injusticia del mundo musical; porque unos sí están arriba y estos chicos no… En fin, espero que sigan trabajando duro, manteniendo este nivel en el disco y fuera de él, por supuesto que pronto estén en lo alto y tocando en nuestro país,me encantaría ver a estos chicos tocar esto en directo, son una propuesta muy interesante para la escena metalcore / progresivo de Nueva Zelanda. A su nuevo trabajo le pongo un 9’5.

“Interlocutor” es una oferta sólida, bien ejecutada, y apila la mayoría de los elementos similares que salen del panorama del Reino Unido, Estados Unidos y Europa.

Este artículo ha sido leído: 442 veces!!!

Crítica
Puntuación
9.5

Dejar un mensaje

Please enter your comment!
Please enter your name here