Novedades

[CRÍTICAS] MANO HUMANA (CHL) “Sombras” CD 2015 (Sickbangers)

mano humana - sombras

Por Titus Ferrer Bellés

La rabia y la ira, fieles compañeras de la música extrema desde sus inicios. De hecho, más allá, son directamente la base sobre la que la misma se cimienta. La razón de existir, y aquello que nos hace empatizar con esta clase de comunicación.

Sin embargo, en una época en la que vivimos envueltos en subgéneros, clases y demás sub-divisiones, es cierto que ya no basta con que esta ira y este enfado se descarguen simplemente intentando alcanzar el mayor exponente. A la música le pedimos un tratamiento y un modelaje que es lo que encamina cada creación para llegar a su público.

¿A qué viene esta filosofada? Realmente el porque es más sencillo que todo esto.  Pero me parecía adecuado encaminar así el sendero que cruza mi forma de ver el primer trabajo de MANO HUMANA: “Sombras”.

Sombras es un trabajo con unos objetivos a mi forma de ver muy claros, pero con lo que yo creo que es un problema de transmisión.

A nivel instrumental, el disco funciona perfectamente. El problema, y con esto no estoy juzgando en ningún momento la calidad de la misma, pues no es es el objetivo y me explicaré en las siguientes líneas, viene a partir de una voz desencaminada. Una voz que podría haber funcionado mucho mejor de haber sido tratada de otra forma en la mayor parte del disco.

Con esto me refiero a que en muchas ocasiones esta voz se siente fuera de lugar, pues no parece seguir las líneas que marcan las composiciones. En ocasiones los gritos, que sí que es cierto que son capaces de transmitir esta fuerza que contiene el disco, parecen más bien sacados de una maqueta de un grupo de punk desenfrenado más que estar acompañando este sonido tan metalizado y en ocasiones medido que contienen las composiciones.

Cierto es que tal como digo una cosa digo la otra, y es que el cambio que hacen los guturales (Pese a que el estilo no termina de ser gutural del todo) en las partes más ásperas de temas como: “Desintrospección” o los momentos más histéricos de “Pigmentos de vacío” sí que funcionan mucho mejor que los mentados anteriormente. Como digo, se trata pulir y encontrar el camino que ayudará a que la voz fusione mejor con la propuesta.

La sensación que al final uno acaba teniendo es la de que una mejor planificación de la faceta vocal, hubiera sacado a relucir mucho más el potencial que hay en el trabajo. Pues al fin y al cabo “Sombras” contiene ideas que ligan muy bien entre sí, y que más de una vez cohesionan de manera excepcional.

Lo más destacable del disco, de hecho, es la fusión que consigue por momentos entre un sonido noventero más de la rama del nu-metal de KORN o IL NIÑO junto con despuntes de progresivo, a veces muy guitarrero, a veces más pesado y fraccionado. Dos estilos que en primera instancia parecería que se interrelacionarían como agua y aceite y que al final se sienten homogéneos y le aportan un toque muy fresco al trabajo.

De hecho creo que es en estos términos más alocados y poco esquematizados que el disco funciona mejor. Los temas en que un bajo que va más allá de la simple rítmica parece llevar la voz cantante (Valga la redundancia), y que guía los temas (Árbol me parece el mayor ejemplo, amén del trabajo más interesante del álbum) dotando a la música de un carácter casi tangible.

Tal vez mano humana deban pulir más de un asunto para sacar a relucir del todo su potencial. Pero al fin y al cabo por lo que muestra este “Sombras”, si de algo gozan es de eso: potencial para crear una propuesta musical evolutiva y, estoy seguro, de que bien procesada.

mano humana - pict

Este artículo ha sido leído: 504 veces!!!

Etiquetas
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *