Inicio Criticas MEGARA (ESP) “Siete” CD 2016 (Autoeditado)

[CRÍTICAS] MEGARA (ESP) “Siete” CD 2016 (Autoeditado)

megara - siete - web

Por Lluís García Sola

Hace apenas un par de años que, tras la unión de Kenzy y Rober, MEGARA diera sus primeros coletazos y comenzaran la búsqueda del resto de componentes que completarían la formación. Así pues, con Pol y Pablo ya en sus filas, y con la mano de Jorge Escobedo (SÔBER) como productor, a mediados del pasado año se dieron a conocer al gran público gracias a su EP debut “Muérase Quien Pueda”, con apenas tres temas, un par de cosecha propia y un cover de BIRDY. Si os lo perdisteis no os preocupéis, porque todos ellos los encontrareis en su primer LP, “Siete”, a final del mismo. Un servidor tuvo la ocasión de verles en directo compartiendo escenario con THREE DAYS GRACE, y os puedo asegurar que desde entonces, esperaba como agua de mayo (casualmente el mes del lanzamiento del álbum) el trabajo que hoy tengo entre manos. La espera ha merecido la pena y no puedo decir que el resultado haya sido una sorpresa, teniendo en cuenta las expectativas que había depositado en ellos. Pero vayamos por partes.

“Atajo al Cielo” nos acerca al mismo, conducidos por la melodía, la melancolía y la intensidad del sonido de la banda, en un corte sencillamente perfecto, en el que nos muestran su lado más tierno, sin perder un ápice de su garra. Y gran parte de culpa de todo esto la tiene la voz de Kenzy, que te envuelve, te abraza y te desgarra el alma sin preaviso ni piedad. No he podido evitar recordar a otra de mis debilidades musicales, los catalanes ROMANTHICA. Todo un acierto el fondo de sintetizadores que aporta al corte un plus a nivel de producción. Después de tocar el cielo nos hacen arder “En Llamas”, con un estribillo de piel de gallina, una vez más, y una contundencia guitarrera firmada por un Rober demostrando todo su buen hacer a las seis cuerdas, afilándolas al máximo al compás del imprevisto desgarro vocal que nos regala su vocalista a mitad del camino de la composición. “Vivo de Rodillas” es su último y sensual vídeo, que desde aquí os recomiendo ver ya si es que todavía no lo habéis hecho. Un tema corto, directo y de actitud muy punk que recoge 100% la esencia de los madrileños.

A pesar del título del próximo corte, “Fiel a Nada”, os puedo asegurar que estos chicos son muy fieles a su sonido y a la honestidad de su propuesta musical. Pol marca el compás marcando un tempo pausado pero contundente a la batería, respaldado por el grosor del bajo de Pablo, y los constantes arreglos de Jorge Escobedo en la mesa de mezclas. El espíritu SÔBER queda aquí más patente que nunca, siempre filtrado por la propia personalidad que tan tempranamente ha demostrado el grupo. Suben las revoluciones en “Héroes”, en el que la base rítmica empuja a los afilados riffs de Rober, en una lucha constante con los golpes de bajo de Pablo. El estribillo vuelve a brillar con luz propia, y Kenzy sigue regalándonos su amplia gama de registros vocales, pasando de la dulzura a la violencia propia del señor Molly y sus HAMLET.

Con “Equilibrio” siguen manteniendo el mismo a nivel de calidad en lo que llevamos, y nos queda, de compacto. Un nuevo estribillo marca de la casa, pegadizo y adictivo, con un trabajo de guitarra digno de mención y un momento para su personal lucidez en un solo tan brillante como eficaz. Lástima que el bueno de Rober no se prodigue algo más en esta faceta, porque talento y tablas os puedo asegurar que le sobran. Si dividiéramos este “Siete” en temas nuevos y “antiguos”, la preciosa “Sin Ti” marcaría el punto de división entre ambos puntos. El tema más extenso del álbum, quizás más complejo y, probablemente, más intenso, con un clímax con el que les podemos asegurar que no pararemos de soñar ni olvidaremos jamás, como nos marca su sentido estribillo, arropado entre melódicas teclas, eléctricos impulsos y el trabajo vocal de Kenzy volviendo a firmar uno de sus mejores trabajos. Así da gusto.

A los que ya disfrutarais en su momento del EP “Muérase Quien Pueda”, poco o nada os puedo decir de lo que queda de disco que no sepáis ya. “Seis” es un trallazo que se te graba en la cabeza y no te deja ir, haciéndote prisionero de sus versos y esclavo de su estribillo. Una carta de presentación que explica porque hoy están aquí y, Dios lo quiera, mañana les permitirá llegar muy lejos. “Baños de Sangre” pisa levemente el freno, fieles a su frescura, descaro y electricidad, en un corte que vuelve a rezumar el aroma tan característico de SÔBER a nivel de sonido y producción. Motivos no les faltan. Eso sí, la voz de Kenzy les aporta un sello tan personal que dificulta casi cualquier comparativa posible. Y si a estas alturas aún no me creéis, para muestra un botón con “Alas”. La archiconocida versión castellanizada del inmenso “Wings” de BIRDY, suena aún mucho mejor con la familiaridad que nos otorga nuestro idioma y la racial ternura de la voz que se esconde tras el potente look de pelo bicolor de la frontwoman de la banda.

Tras leerme esta crítica, quizás muchos tengáis la tentación y la sensación de que me estoy dejando llevar por un exceso de entusiasmo e incluso exageración, pero os puedo garantizar que estaréis muy lejos de la realidad. Si “Muérase Quien Pueda” estuvo en mi TOP 10 discográfico del año pasado, resultaba bastante probable que este “Siete” estuviera a la altura de lo que, humildemente, he tratado de expresaros y transmitiros con mis palabras. Y, sinceramente, me alegro de que así haya sido, y no me queda más remedio que recomendar encarecidamente que os acerquéis a este álbum y, más aún, a cualquiera de los conciertos que bien seguro más pronto que tarde tendrán ocasión de descargar a lo largo de nuestro país. “Siete” son los pecados capitales, y MEGARA os harán pecar con ganas. Una montaña rusa a golpe de Rock y Metal de calidad, que os sumergirá en una espiral de salvaje belleza.

megara - siete - picture

Este artículo ha sido leído: 1286 veces!!!

Crítica
Puntuación
9

Dejar un mensaje