Inicio Criticas MERGE (FRA) “Elysion” CD 2014 (Red Cord Records)

[CRITICAS] MERGE (FRA) “Elysion” CD 2014 (Red Cord Records)

merge - elysion - web

Autor: Titus Ferrer Bellés

Algo tendrá que tener Francia con el metalcore, por que últimamente estamos viviendo la salida de una hornada de grupos relativamente primerizos que ascienden rápidamente en la escena. Les pasó a BETRAYING THE MARTYRS, les está pasando a RISE OF THE NORTHSTAR y la profesionalidad que destila su primer largo “Elysion” augura la misma suerte para MERGE.

Sin duda “Elyision” hace gala de la influencia directa del metalcore comercial más actual, y por favor que nadie entienda comercial como un término despectivo ni tan siquiera negativo. Y más cuando estos franceses además de poner especial ímpetu en sacar el mejor sonido de sus grabaciones, han tratado sus composiciones de una manera tan suya. De hecho “Elysion” suena a un álbum de metalcore de masas americano pasado por un filtro muy europeo.

El sonido de “Elysion” es bastante accesible gracias sin duda al importante papel que juegan las voces limpias, al poder que le da a las melodías ese toque sinfónico que tan bien funciona, y a temas directos pero muy efectivos. MERGE no se pierden en dar más vueltas de las necesarias en sus momentos más sinfónicos. Ellos apuestan por un metalcore con dejes muy post-hardcore a veces oscuro, a veces estridente, pero siempre enfocado al disfrute. Obviamente pese a lo dicho, MERGE se permiten embellecer sus temas con pasajes ambientales, cambios abruptos e incluso optan por introducir dos pasajes instrumentales en el disco.

El disco abre con “A prepetual spring” una intro elegante centrada en crear expectativa como si de un directo se tratase para romper directamente con un grito en “Lighters”. Tema que funciona casi como un muestrario de los elementos que componen la banda. El tema funciona mejor en pedazos concretos que como uno solo. No termina de unificarse.

La cosa, pero, mejora cuando entra “Wolf’s dagger”. Este sentimiento desaparece y la emoción empieza a subir.

De hecho estamos ante un álbum que va de menos a más. Crece a más avanza, estando sus mejores temas en la parte central.

En “Wolf’s dagger” podemos ya ver el potencial de las voces claras de Anthony Hamin, que pese a haberlas escuchado ya en el primer tema, no muestran todo su poder hasta la segunda mitad de este. De hecho la segunda mitad es un derroche de intensidad tanto vocal (Y da igual claras que guturales, las voces relucen que es un portento) como instrumental, y rompe bastante con lo dicho al principio, ya que es posiblemente uno de sus momentos más barrocos.

Tal vez la principal traba del álbum para muchos se encuentre en lo que es también lo que ya hemos dicho que puede abrirle más puertas: sus voces limpias. El agudo de Hamin puede empalagar a más de uno, pero creedme que vale la pena estar por encima de eso al escucharlo. Pues, si es verdad que podemos encontrarnos con ese problema del tono, también lo es que su potencia vocal lo ensombrece totalmente. Si eres capaz de dejar pasar un par de temas para poder acostumbrarte al tono, disfrutarás de un gran álbum.

Y si no, posiblemente no sobrevivas a “us against our cities”. Tema especialmente melódico, con elegantes coros al cierre incluidos. Un tema sin duda enfocado a captar adeptos.

“Joy illusion” funciona de una forma parecida a lo que pasaba en “Lighters”. Pero en este caso, lo variante de su carácter la hace potente de principio a fin. Sin embargo no será recordada como el tema más pegadizo del álbum. Pero olvidaros de escucharla con la cabeza quieta.

Con “Cometa”, llega el que es para un servidor el punto álgido del disco. Siendo esta sí, posiblemente su tema más pegadizo. De estructura común y estribillo cantable, pero sin embargo unos momentos guturales con una potencia demoledora. Lo que se echa en falta en el álbum son temas pegadizos que permanezcan en la cabeza, y sin duda con esta han dado en el clavo.

Además ese puente con guitarras-batidora  le pone los pelos de punta a cualquiera.

“Divina comedia” podría no ser más que un simple interludio, pero su histérica parte final le da potencia suficiente como para que la recordemos como una más del disco. Y funciona perfecta como apertura de “Daily grind”, otra que añadiremos a la lista de los más potentes bloques del álbum, ya que pese variar mucho entre claro y gutural, ambas voces se enfrentan siempre en puntos muy altos. La más estridente del álbum, y firme candidata a  caballo ganador.

Las voces se despiden a gritos en “The discord”, sin duda el tema más trallero y oscuro. Tema intenso donde los haya, solo interrumpido por un corto respiro ambiental. Esta hará las delicias de los que gusten del breakdown, y será una pesadilla para aquellos de cervical débil. La despedida perfecta. Suficientemente potente para que nos acordemos de ellos.

Y ahora si, tras la tormenta llega la calma. “In details part II” es un instrumental, que para un servidor, peca de exceso de duración. Su parte principal se hace demasiado larga para lo poco que ofrece, y en cambio su explosivo final de estridente guitarra y machacona batería se queda corto en comparación. Este desbarajusta de tiempos posiblemente la condene a ser la olvidada del álbum. Para muchos, este terminará en “The discord”.

En resumen: “Elysion”  es irregular, como el post hardcore con el que tanto casa, pero de perfecta ejecución. Parece que el grupo ha pulido mucho sus imperfecciones tras su primer EP “Transmission”, y eso les hace crecer. Y si tal vez no todos sus temas alcanzan el baremo de calidad que los otros cortes exigen, el conjunto termina siendo el de un álbum que gana con las escuchas. Y eso, en conjunto con su estructura in crescendo, hará que la gran mayoría le dedique la atención que requiere.

Ahora mismo MERGE saben a trabajo duro, y la evolución que ya hemos visto, nos sirve para querer seguir viéndolos crecer.

merge

Este artículo ha sido leído: 457 veces!!!

Crítica
Puntuación
7

Dejar un mensaje

Please enter your comment!
Please enter your name here