Inicio Criticas NEKRARCHON (GRC) “Gehinnam” CD 2016 (FDA Rekotz)

[CRÍTICAS] NEKRARCHON (GRC) “Gehinnam” CD 2016 (FDA Rekotz)

nekrarchon-gehinnam-web

Por Jesús Muñoz Caballero

NEKRARCHON es un novedoso combo de black / black death metal procedentes de Grecia. Iniciaron su carrera en 2014. Dos años más tarde de su nacimiento como banda nos ofrecen su primer L.P “Gehinnam”. Editado el 27 de mayo de 2016 vía F.D.A. Rekotz es el culpable de que existan estas cruentas esquelas.

El line up es el siguiente: Azrael (bajo), Hryshaorr (batería. Además miembro de DISOLVO ANIMUS y NETHESCERIAL), Haydes (guitarra), Archon (guitarra y voz). En esta primera obra estos tipos nos ofrendan un trabajo tremendamente obsesivo y macabro, tan solido como el hormigón armado, aderezándolo con puntuales interludios que hacen el papel de enlace para lo que te viene encima. El problema viene de la mano de la composición y estructuración general de los tracks. Éstos son demasiado similares entre si, produciendo a la larga el desinterés del metalhead que se atreva a oírlo, restándole enteros al computo final de manera irremisible. Por otro lado, la producción tampoco ayuda mucho, ya que el volumen de la batería es ínfimo, produciendo cierta sensación de desorientación. Estas cualidades hace que se queden a medio camino de la gloria. Los riffs son malévolos y nihilistas a más no poder. Los encontramos a una cuerda y a doble armonía, repitiendo la misma melodía, pero con 2 tonos diferentes. Las voces se basan en growls sin entremezclarlos con shrieks. La batería tiende al medio tempo. Sin embargo no falta buenas ráfagas de blast beats para darle un punto extra de la versatilidad que tanto les hace falta.

Al termino de esta descripción general pasemos a comentar brevemente las mejores canciones de esta acometida. Personalmente destacaría “Consecration”,  “Chrism” y “Eucharist” por las siguientes razones: “Consecration” es sin ninguna duda el tema más elaborado de todos. Prepárate para presenciar la más siniestra de las misas negras. “Chrism” contiene un riff inicial grandilocuente, para seguidamente destrozarte las vertebras con sus salvas de blasts. “Eucharist” te sorprenderá por la inclusión de un perverso solo de guitarra justo al final de la tonada. En ese momento verás a Satán con tus propios ojos hermano.

A pesar de tener un claro potencial, y transportarte sin remisión al más profundo de los infiernos, a este disco le falta diversidad por los cuatro costados, dejándote un sabor agridulce al final de los aproximados 39 minutos de duración. Esperemos que para próximos ataques ganen variedad y dinamismo.

Este artículo ha sido leído: 164 veces!!!

Crítica
Puntuación
4

Dejar un mensaje