Inicio Criticas OBSCENITY (DEU) “retaliation” CD 2016 (Kolony records)

[CRÍTICAS] OBSCENITY (DEU) “retaliation” CD 2016 (Kolony records)

obscenity - retaliation - web

Por Santi Gzlez

Reverencia absoluta ante una banda que, pese a los cambios de formación y a los parones que ello conlleva, consiguiendo mantener solamente a Hendrik Bruns a la guitarra y a Sascha Knust a la batería, de su formación original, siguen en la brecha y nos presentan su noveno álbum de estudio, que se dice rápido!!!!
Hablamos pues de una banda que lleva en activo desde el 89, de cuando la diferencia entre ser europeo y americano era más que palpable, y de cuando a un lado del charco y a otro se hacía metal con sonoridades, propiedades y técnica propia tremendamente diferenciable. No muy numerosos eran los casos en los que unas bandas de un lado del charco sonaban como las del otro lado. Este es uno de esos casos en los que unos alemanes estaban admirando en sonido Florida y cogían todas sus influencias para hacer un death metal digamos americano pero con muchas sonoridades del país de residencia. Esto con el paso de los años, la avalancha de grupos de todas las partes del planeta y con la globalización, ha desaparecido en mayor o menor medida, pero estos OBSCENITY, han seguido su camino ajenos a todo a lo largo de si dilatadísima carrera.
Y ese empeño, tesón y personalidad es lo que nos vamos  a encontrar en este trabajo. 45 minutos de death metal del que se hacía en Florida en los noventa, con una ejecución más europea. Tremendamente variado, riffs de vieja escuela, guitarras hirientes, tupa tupa a toda ostia y decenas de aderezos de brutal death junto a partes más leeeeentas, densas y fangosas con ese ambiente que te atrapa gracias a esa distorsión y a ese combo guitarra bajo que hace un muro de sonido apabullante. Partes más melódicas, pero ojo, no modernas, sino muy death old school. Guitarras solistas con buena ejecución pero técnica típica de los noventa. Todo esto con una voz típicamente growl de Tobias Muller, muy cavernosa y grave, rara vez cruzada con otras más agudas a modo de dobles voces. Apoyado en una más que correcta base de batería y bajo que deja un placentero colchón a las guitarras para riffear a sus anchas.
Es muy de destacar el sonido elegido para el trabajo. Es actual, limpio pero potente, gordo pero nítido, aprovechando las nuevas tecnologías para llevarlas a su terreno y hacer con ellas que lo que antes a duras penas se distinguía con normalidad ahora sea cristalino pero sin perder esencia dándonos así, por ejemplo, un bajo que a parte de hacer de base a las guitarras y engrandecer la base rítmica, se escucha y se disfruta de manera aplastante.
Destacaría sobre todo esa facilidad para llevarnos con sus riffs al otro continente bailando continuamente entre púas contrapua y tupa tupa delirantes y afilados, junto con ritmos y ambientes como los que hicieran grandes a OBITUARY y SIX FEED UNDER, sin olvidarse nunca de marcar alguna que otra base brutal death, del de antes, del de MORBID ANGEL. Muestra palpable y notable de ello es “Claustrophobic Hell” pero sobre todo uno de los mejores riffs de este trabajo, que se encuentra en la parte media final de “Embracing the Plague”. Piel de gallina escuchando esa parte mientras observo la inquietante portada, como cuando era un chaval.

Este artículo ha sido leído: 360 veces!!!

Crítica
Puntuación
7.5

Dejar un mensaje