Inicio Criticas PRIMAL FEAR (DEU) “Rulebreaker” CD 2016 (Frontiers Records)

[CRÍTICAS] PRIMAL FEAR (DEU) “Rulebreaker” CD 2016 (Frontiers Records)

primal fear - rle - web

Por: Lluís García Sola

Hablar de PRIMAL FEAR es hablar de HEAVY METAL, así, en mayúsculas, y lleva siendo así desde hace prácticamente veinte años. Lo que comenzara como un proyecto entre Mat Sinner (SINNER) y el vocalista Ralf Scheepers (GAMMA RAY) se ha convertido con el tiempo en uno de los mayores estandartes de la escena metálica. Me pregunto que hubiera pasado si finalmente Scheepers hubiera sido elegido hace un par de décadas el nuevo cantante de JUDAS PRIEST, aunque probablemente estaríamos hablando de otra historia completamente diferente que la que nos atañe. Sea como sea, los germanos vuelven a la carga con un nuevo trabajo de estudio (nada más y nada menos que el undécimo ya) titulado “Rulebreaker”.

Como no podría ser de otra forma, el álbum arranca con fuerza, mucha fuerza, con “Angel of Mercy”, un trallazo puramente metalero, repleto de clichés si queréis, heredado directamente de la esencia clásica de JUDAS PRIEST o ACCEPT. Seguidamente atacan con “The End is Near”, tema que fuera presentación en forma de vídeo como anticipo del trabajo que nos ocupa. Estribillo pegadizo, potente, que ayudara a levantar el puño bien alto en sus próximos shows. Si además le sumamos el breve pero talentoso solo de guitarra ya lo tenemos todo. “Bullets and Tears” nos trae la vena más melódica de los alemanes, con esa línea inicial de guitarra que podría haber firmado Mr. Kai Hansen y sus GAMMA RAY, y que gracias a la voz de Scheepers recuerda a los primeros trabajos que ambos firmaron juntos hace ya prácticamente toda una vida de Power Metal.

Turno para el corte que da titulo al disco, “Rulebreaker”, con esa base tan típica de la banda y uno de los estribillos made in, sin inventar nada pero teniendo muy claro lo que hacen y lo que quieren hacer. Algo que los fans agradecen, y es que si una cosa les sobra a estos chicos es honestidad musical. “In Metal We Trust” funciona como un tiro, o mejor dicho un trueno, y se convertirá por derecho propio en uno de los iconos presentes y futuros de sus repertorios. Uno de esos hits que reconoces a la primera escucha y en los que Scheepers da un nuevo recital con su aguda voz de cómo se ejecuta con la garganta Heavy Metal. Pero sin duda alguna mi momento favorito del disco llega con “We Walk Withour Fear”, casi once ambiciosos minutos que contienen melodía, intensidad, pausados pasajes, un brillante estribillo, y unas guitarras estelares a cargo del trio Magnus Karlsson (¡Una bestia!), Tom Naumann y Alex Beyrodt. Si algo le sobra a este corte es talento, y eso es algo que nunca está de más.

La batería de Francesco Jovino nos marca los primeros compases de “At War With the World”, en el que el bajo de Sinner marca la línea del corte. De nuevo más cerca del Power Metal que del Heavy Metal, nos trae esa portentosa mezcla que los alemanes dominan como nadie. Por contra, “The Devil in Me” nos recuerda a ese Metal de la vieja escuela, denso, pesado, aunque sin perder un ápice de su personalidad. Da la sensación de que podrían tocar todas y cada una de las nuevas canciones del tirón y serían entusiastamente recibidas por su público. El efecto JUDAS PRIEST vuelve a golpear con fuerza en “Constant Heart” con esos riffs tan afilados y la voz de Scheepers llevada al límite desde el inicio, con ese agudo tan característico para encender la mecha, que se repite con constancia en el simple pero efectivo estribillo. Más de lo mismo pero de un nivel de calidad que ya le gustaría a muchas vacas sagradas del género. Así que poco o nada se les puede reprochar.

Hacia al final del álbum nos llega otro de esos clímax de piel de gallina con “The Sky is Burning -1”, corte cocinado a fuego lento, que va ganando fuerza hasta llegar a la explosión de energía de su estribillo en el que las guitarras brillan con luz propia arropando la cálida voz de Scheepers. “Raving Mad” cierra “Rulebreaker” prácticamente de la misma forma con la que arrancaba. Heavy Metal de quilates, riff poderoso, agudos al límite, y la dupla Sinner-Jovino marcando el tempo. Resulta fácil escribir sobre lo nuevo de PRIMAL FEAR, especialmente si te gusta el estilo de los germanos, ya que es un disco disfrutable desde el primer al último minuto, sin decaer en ningún momento. No nos engañemos, muchos les criticarán de repetirse a si mismos, ser un clon de bandas clásicas o ser demasiado trues, pero eso es algo ya sobradamente conocido por todos nosotros. Y francamente, el Heavy Metal cuando nace desde la honestidad y con la calidad de estos músicos, el resultado ha de ser por fuerza tan sobresaliente como el que “Rulebreaker” posee en sus entrañas. Y lo mejor de todo es que en un par de meses tendremos la ocasión de comprobarlo en una gira que aterrizará en nuestro país.

primal fear - rle - pctre

Este artículo ha sido leído: 420 veces!!!

Dejar un mensaje

Please enter your comment!
Please enter your name here