Inicio Criticas REACTORY (DEU) “Heavy” CD 2016 (FDA Rekotz)

[CRÍTICAS] REACTORY (DEU) “Heavy” CD 2016 (FDA Rekotz)

reactory - heavy - web

Por Carlos Bermejo

Ante nosotros tenemos el segundo larga duración de los germanos formados en 2010 REACTORY, tras una demo, el EP “Killed by Thrash” de 2013 y el larga duración debut de 2014 “High on Radiation”, el primero de julio de este año lanzan al mercado a través del sello F.D.A. Rekotz este “Heavy”.

En este trabajo ya encontramos a unos REACTORY más hechos, más maduros,  subiendo el listón compositivo con respecto a su LP debut. Nueve cortes en algo más de treinta y cinco minutos en total, forman este disco, un trabajo que rezuma  Thrash old school por los cuatro costados, y a diferencia de su trabajo anterior en el que el sonido teutón era el claro exponente de la banda, en este abren el abanico de influencias también hacia la Bay Arena. Por lo general en el Thrash está todo inventado y ellos no son la excepción pero lo que hacen, lo hacen sobresalientemente, además les ayuda mucho el sonido conseguido en la grabación del disco.

En cuanto a la portada, han vuelto a contar para su realización con Doomsday Graphics (TERRORIZER, SPEEDBÖOZER, PHOBIA,…) realizando esta obra de arte, la cual define perfectamente el estilo musical de la banda.

El álbum comienza con To Thanatos”, un tema que comienza con una melodía de guitarra a modo de intro que enseguida da paso a una colección de riffs galopantes a la vez que agresivos para mostrarnos desde el principio de que pasta están hechos el cuarteto berlinés, buena elección para comenzar el álbum.

El siguiente tema, “To Hypnos” continúa con la tónica de la pista anterior, Thrash agresivo y a la yugular, sin aditivos, con unos compases machacones en la parte central que sirve de unión de las dos partes principales de una canción no apta para cardíacos.

El siguiente corte Deep Tranquility encontramos un tema más pesado que los anteriores, con unas guitarras machaconas y una buena base rítmica que recuerda OVERKILL inevitablemente, uno de las pistas del disco sin duda.

Con Shrines of the Forgotten Gods y “Angsthasis” tras la tregua ofrecida con el corte anterior volvemos a la carga con los que son para mí las dos mejores canciones del álbum, la mezcla del Thrash old school en sus dos principales vertientes en ellos es sencillamente genial, con una excelente colección de riffs para deleitarnos.

Monolith es el siguiente, el cual va en la misma onda que la tercera pista, un medio tiempo pesado pero no por ello falto de energía, aunque si es cierto que algo inferior a éste en cuanto a calidad compositiva.

“Pleasure Seeker” es el siguiente corte, y es de largo el tema más completo y mejor estructurado del álbum, en él ponen encima de la masa la propuesta del combo mezclando las partes densas con las vertiginosas unidas perfectamente.

El álbum se cierra (en lo que a su parte compositiva se refiere, ya que el último corte es una versión del “Eat the Rich” de MOTÖRHEAD bastante bien llevado a su terreno) con Let me Rage Before I Die, una pista corta y directa a tu sien, de las que no dejan prisioneros, ideal para cerrar el álbum y animarte a volver a reproducirlo.

reactory - heavy - pict

Este artículo ha sido leído: 240 veces!!!

Crítica
Puntuación
8

Dejar un mensaje