Novedades

[CRÍTICAS] SEPULTURA (BRA) “Machine Messiah” CD 2017 (Nuclear Blast records)

Por Lluís García Sola

He de comenzar esta crítica siendo sincero, admitiendo que no soy muy seguidor de los SEPULTURA con Derrick Green al frente, post Max Cavalera. Y para seguir en esta línea de transparencia, he de reconocer que gran parte, sino toda, de que abandonara mi afición hacia la banda brasileña y el thrash en general, vino dada por la sensación de que jamás nos volverían a regalar obras maestras como “Beneath the Remains”, “Arise”, “Chaos A.D.”, o el maravilloso “Roots”, que celebró su veinte aniversario el pasado año. Pero amigos, borrón y cuenta nueva, que aquí estamos para hablar de este notable “Machine Messiah”, digno sucesor, sino superior, de su anterior “The Mediator Between Head and Hands Must Be the Heart”.

Me ha sorprendido muy gratamente el corte inicial, “Machine Messiah”, una arriesgada y pausada composición, con un Derrick Green mostrando su registro más grave y melódico, fundiéndose con los eléctricos solos de guitarra de un Andreas Kisser como preludio a la, ahora sí, furia desatada de Green. Todo lo contrario nos encontramos en “I Am the Enemy”, un puñetazo hardcore en toda la cara, tan breve como intenso. Siguen explorando viejos/nuevos caminos en “Phantom Self”, en la que resaltan los arreglos de violín con toques arábicos y las armonías de Kisser rompiendo el tema. Todo un acierto. “Alethea” suena cruda, sobretodo gracias a su riff principal, presentando una canción oscura, densa y de una identidad fácilmente reconocible en la trayectoria de la banda.

Los brasileños demuestran todo su potencial instrumental en “Iceberg Dances”, en el que las voces de Green desaparecen para dejar todo el protagonismo al resto de músicos. Una base rítmica aplastante, con constantes cambios de ritmo, al timón que marcan el bajo de Paulo Jr. Y la batería de Eloy Casagrande. Eso sí, mención especial para la inesperada aparición clásica acústica del señor Kisser. “Sworn Oath” deja nuevamente patente el potencial que esconde la formación, en un corte que alterna la rabia más extrema del thrash del que hacen gala, a la vez que son capaces de deleitarnos con los pasajes más melódicos y complejos de todo el compacto.  “Resistant Parasites” no aporta nada nuevo a la dilatada carrera de nuestros protagonistas, pero suena salvaje y contundente sin necesidad de hacer gala de velocidad. Un tema más típico de la etapa Green. Justo lo opuesto de “Silent Violence”, en la que suben las revoluciones y la violencia se apodera por completo del envoltorio.

Suman una marcha más con “Vandals Nest”, con la dupla Paulo Jr/Casagrande marcando el agresivo compás, envolviendo los riffs afilados de Kisser, a la vez que Green sigue aportando más registros vocales, esta vez en los coros, con cierto ecos del metal más industrial de los noventa. “Cyber God” suena densa, tremendamente pesada, sólida, en un apartado rítmico intenso, cortante y que puede denotar cierta simpleza en su ejecución. Vuelven a recuperar las máximas revoluciones y salvajismo en “Chosen Skin”, antes de despedirse, sorprendentemente, con el cover de “Ultraseven No Uta”, de la mítica serie japonesa “Ultraseven”, que, curiosamene, ya versionaran los también brasileños RATOS DE PORAO hace ya más de veinte años. En conclusión, un notable nuevo trabajo de SEPULTURA, que sirve de excusa perfecta para la visita que tendremos en Febrero de la banda, junto a KREATOR, SOILWORK y ABORTED. ¿Qué más podemos pedir?

Este artículo ha sido leído: 385 veces!!!

Etiquetas
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *