Inicio Criticas SOLITUDE (JPN) “Reach for the sky” CD 2016 (Test your metal...

[CRÍTICAS] SOLITUDE (JPN) “Reach for the sky” CD 2016 (Test your metal records)

solitude_rfts_cover

Por David Ibañez Ortuño

Lo admito, jamás escuche un grupo japonés de heavy metal, quizá jamás me hubiera atrevido a escucharlo de no ser por esta maravillosa revista, gracias NECROMANCE. Públicamente me hago el harakiri pertinente, porque después de escuchar este kamikaze sonoro que son SOLITUDE, solo tengo palabras de adoración para estos samuráis, defensores de la fe, ¡de la fe en el metal!

Japón siempre ha sido un referente, sin embargo, en el mundo del heavy metal más clásico, por las legiones de fans con que cuenta este estilo. Hay muchos grupos que giran por las tierras del sol naciente, grupos clásicos que han grabado su “Made In Japan” particular, guitarristas virtuosos que han grabado verdaderas joyas y que son auténticos fenómenos de masas allí. Por lo tanto, no es de extrañar que haya bandas como SOLITUDE, con un gusto exquisito a la hora de componer, con un sonido demoledor y con una calidad desbordante.

Se nota de primeras que son una banda con una trayectoria detrás, que saben a lo que juegan y que tienen un sonido muy bien definido. Las composiciones son muy buenas en general con grandes riffs y sugerentes melodías. Se declaran fans de SAXON, a quienes incluso en un álbum anterior les dedican un tema. Se notan influencias además de GRAVE DIGGER, MOTORHEAD, VENOM y el heavy metal más originario y clásico.

En el tema puramente musical, se trata de una producción muy buena, con un sonido muy compacto y conseguido. Me gusta mucho el sonido del bajo y de la voz, raspada a medio camino entre el malogrado Lemmy Kilmister y el fundador de GRAVE DIGGER, Chris Boltendhal. Las guitarras consiguen un efecto muy JUDAS PRIEST de los 90, brillando en agudos y medios, un poco más de bajos le hubiera dado un toque más contemporáneo, algo que a mi juicio le hubiera venido bien a la sonoridad del disco.

Empieza el CD con “Venom´s Angel”. Introducción tranquila, que desemboca en un torrente de guitarras eléctricas haciendo una progresión de acordes más propia del flamenco, pero que le da un toque especial sin duda. Se trata de un tema simple, potente y robusto. Algo lineal pero que se deja escuchar bastante bien.

“Blow” es un tema rápido y directo con guitarras muy afiladas, perfecto segundo tema que ayuda a conectarse al disco. Se nota aquí la fuerte influencia de VENOM. El sonido del bajo me parece espectacular pero el volumen del mismo lo enmascara demasiado en la mezcla. Buen tema pero peca, al igual que el anterior, de una linealidad a veces desesperante, con un riff principal que es un corta y pega continuo.

Con “Reach For The Sky” cambian de tercio y suenan más a DOKKEN, banda legendaria muy popular en Japón. Se trata de un ejercicio de buen heavy melódico, un tema muy digerible y que te deja con ganas de verlos en directo. Se les puede echar en cara que arriesgan poco, que van a lo seguro, pero les funciona, además el registro vocal del cantante les da un punto muy original. La sensación después de escuchar este tema es como si Lemmy Kilmister cantara el “Night Crawler” de JUDAS PRIEST.

“Don’t Need Mercy”, es otro buen tema de speed metal de la vieja escuela, pero que te deja algo frío y con ganas de pasar al siguiente.

“Escape For The Crime”, es un tema instrumental muy en la onda IRON MAIDEN, que nos sirve para romper la dinámica y la linealidad en la que había caído el disco. Cuenta con unas melodías excelentes y unos solos muy inspirados, que hacen de este tema una auténtica delicia para los oídos.

En “You Got My Mind”, el cantante saca su vena MOTORHEAD para imitar, de una forma realmente talentosa, al personaje que más se echa de menos en el rock. Heavy melódico del bueno el que hacen estos japoneses, línea de bajo muy robusta, que soporta el peso de la canción y le da un magnifico contrapunto a la melodía. Se trata de un tema potente y crudo, en la línea del disco que nos presenta SOLITUDE, pero la interpretación vocal le da un valor añadido impagable.

“On The Edge Of Sorrow” vuelve a recordarnos a los mejores GRAVE DIGGER con esa melodía  de guitarra omnipresente y con una base rítmica sobresaliente, en la que el bajo vuelve a brillar.

Llega “December”, se acerca el invierno, que mejor que una buena canción de heavy a medio tiempo para hacerle frente. Tiene cierto punto melancólico esta canción, que te atrapa desde el primer segundo. Uno de los puntos altos del CD, con una colección de solos que se te clavan como puñales en el pecho. Tema de más de 8 minutos que es un estupendo colofón para este disco.

Una grata sorpresa este disco y esta banda, simples y predecibles pero cañeros y molones. Merecen una escucha, no defraudarán a los seguidores del heavy metal clásico.

Este artículo ha sido leído: 249 veces!!!

Dejar un mensaje