Novedades

[CRÍTICAS] STORM DEATH (SWE) “Time to destroy” CD 2016 (Witches brew)

Por Jorge Al Alaoui

Desde Suecia nos llega hoy el nuevo trabajo de STORMDEATH, una banda de Thrash/Speed Metal que contiene las influencias de bandas como KREATOR, SODOM e incluso VENOM en su etapa más clásica. Guitarras robustas, rápidas y muy técnicas; la batería y el bajo demoledores e implacables, las voces son ásperas desagradables y asustadizas con el clásico sonido de SEPULTURA son la apuesta principal de esta banda. Estos chicos han cruzado todas las épocas en el Thrash metal y han dejado pinceladas de cada una en su proyecto.

Desde el EP “Godrun”, que fue publicado en 2010, seguido de sus primeros conciertos ha pasado mucho tiempo antes de que los suecos se decidieron a grabar el actual LP “Time to Destroy”. Su álbum debut muestra todas las influencias que han ido cogiendo y la técnica que han ganado en estos años, no destacan por originalidad, pero si por sonido y calidad. Tocan Thrash y lo tocan muy bien.

El disco arranca con una tormenta en “We Are The Devils”, y creedme no es nada comparado al huracán que habita en este trabajo. ¿Sabeis lo que es un circle pit con doscientas personas girando como un tornado? Bien eso es lo que te viene a la mente conforme empieza el doble bombo a pleno rendimiento, energía pura y dura que rebosa en cada segundo de este tema. Este thrash es el que me gusta a mi, el que sabe alternar tresillos con una metralleta para que la gente baile samba agustamente, y sé que aquí entendeis a la clase de Samba que me refiero.

Con “Time To Destroy” te das cuenta que la banda no derrocha tiempo en ninguna de las nueve pistas que componen el disco. La canción que da nombre al álbum roza la cercanía de EXODUS a mediados de su carrera e incluso METALLICA en su “Kill’ Em All”, fusionándose con influencias de SEPULTURA con las baterías y una rítmica en la guitarra constante y machacona.

El bajista hasta tiene su propio solo en el tema de “Built by lies” al más puro estilo de Cliff Burton. Este tema es magia para las cuatro cuerdas, practicamente contiene la línea melódica íntegra del mismo.

En el tema de “Accursed” es como si fusionaras el speed metal de ENFORCER con el thrash de bandas como EVILE. Doble pedal rapidísimo en su mayoría e incluso más de un blast beat dejan huella en el que para mi es el tema más agresivo del disco, alucinante la velocidad que tiene y un aplauso para aquel que mantenga esa velocidad girando el cuello.

“Black Sorrow” y “Law of Death” son más de lo mismo que la anterior, un batería con cuatro piernas en los momentos más rápidos y más humano en los ritmos más lentos, es flipante la velocidad de los pies de este hombre y sin olvidarse de las manos de los guitarristas y el bajo que de nuevo está a la luz del día. Me fascina la combinación guitarras-bajo porque realizan en el sonido un efecto propio de grabaciones de finales de los ochenta increíble.

Tocando el tema de melodía quien se lleva la corona en este trabajo es el tema de “Dreamwalker”, con una intro a pulsaciones de bajo y guitarra tranquila hasta que arranca la batería y evoluciona de forma progresiva hasta conseguir un ritmo contundente aunque bastante menos rápido que los que abundan en el disco. Con efectos en la voz en los estribillos y sorprendentemente pegadizos nos deleita el vocalista, que en este tema se mantiene más pausado que en el resto. Thrash de ritmo medio pero muy pesado excepto en la última parte del tema que las baquetas deciden ponerse chulas y el doble bombo como una metralleta viniendo acompañadas de un solo magnífico de guitarra.

Terminando con un “Gatligun” que te deja claro que el sonido de una ametralladora tampoco se diferencia mucho de la batería de este grupo, os juro que me parece hasta abusivo la velocidad y aguante de este señor, y ya se que en el Black se tiran discos enteros con esta velocidad de pedales, pero sinceramente ¿que quereis que os diga? Prefiero el juego de ritmos en un mismo tema. Dos minutos que hará que los maníacos de SODOM suden cosa fina.

Ahora es cuando hago un balance de la banda y resumo aspectos positivos y negativos ¿no?. Positivos sin duda pongo la increíble técnica, unos guitarristas rapidísimos, un bajista que manda lo que no está escrito, una voz áspera y rasgada pero entendible y muy acertada; y un batería con cuatro pies y tres paquetes de pilas Duracell. El sonido es muy bueno, emulando el de finales de los años ochenta como ya he comentado te hace recordar los años dorados de bandas como EXODUS, SODOM y SEPULTURA.

Puntos negativos, a mi parecer no acaban de aportar nada nuevo al género, influencias muy bien untadas y conjuntadas durante el disco pero al fin de cuentas demasiado claras; la voz al ser el ochenta por ciento del disco igual puede acabar resultando monótona y repetitiva pese a que el disco es rapidisimo.

En resumen me parecen una banda muy buena en su estilo, con buen producto que ofrecer y que solo falta comprobar que en el directo cumplan como en el disco. Se llevan un 8 con su trabajo.

Este artículo ha sido leído: 531 veces!!!

Etiquetas
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *