Novedades

[CRÍTICAS] SUPRESSIVE FIRE (USA) “Bedlam” CD 2015 (Autoeditado)

suppresi

Por: Carlos Bermejo

Ante nosotros tenemos el primer larga duración del trio procedente de Carolina del Norte formados en 2013 SUPPRESSIVE FIRE, tras la demo Hellwraith del verano de 2014 y su incursión en un Split en enero de este año junto a sus compañeros del sur AXATTACK, el catorce de enero de 2016 sacaran al mercado, autoeditado, este Bedlamque nos ocupa.

En este trabajo encontramos a una banda más hecha y madura, subiendo el listón compositivo con respecto a su anterior demo. Once cortes en casi cuarenta y cuatro minutos en total forman Bedlam, un trabajo que mezcla perfectamente el Thrash Metal de la vieja escuela teutona con el Death Metal e incluso con fases de Black que le dan al trabajo en su globalidad un toque muy acertado. Otro punto a su favor es el gran sonido alcanzado en esta grabación, crudo y sin aditivos, que es simplemente como el estilo que defienden deber ser grabado, y de ello se ha encargado el polifacético Joel Grind (TOXIC HOLOCAUST, LORD DYING, ABYSS,…). La portada, que como podéis observar arriba, es una obra de arte, ha sido realizada por el artista sueco Päf Olofsson (ONSLAUGHT, EXODUS, ABORTED,…).

El álbum comienza con Ceasefire”, y nada mejor que comenzar con uno de los mejores cortes del álbum, puñetazo en la mesa para empezar, desde el inicio del cd nos muestra el trio lo que son capaces de hacer. Por la misma senda discurren los dos siguientes cortes “The Hellwraith” y “Coup d’etat”, temas de muchos quilates observamos en las tres primeras pistas, si unimos el Thrash Metal teutón a los blast beats y rítmicas a una cuerda típicos del Death Metal, el resultado obtenido por el trio americano es brutal.

Para este disco han rescatado cinco de los seis temas que ya grabaron en su demo debut, eso sí, arreglados y regrabados para la ocasión, estos son: “The Flesh Consumed”, “Bayonet Penetration”, “Nazi Face Melter”, “Pyrophic Blood” y “Holy Masochism”, los cuales siguen la senda del resto de composiciones pero en ellos se observan más fogonazos de Death Metal, muy sutiles eso si, que en el resto de cortes del disco.

En el dúo de temas “Ironsights” y “Crucify the Kings” estos chicos nos vuelven a mostrar su lado más salvaje y rabioso, pero a la vez más intensos, sobre todo en la segunda de ellas, posiblemente el corte más thrasher del disco.

El álbum se cierra con la pista que da título al disco, Bedlam, otra obra brutal en este caso para finalizar el disco, con un inicio lento y atmosférico que da paso a toda la rabia que lleva dentro la banda, riffs endiablados, buenos estribillos y constantes cambios de tiempo es lo que podemos encontrar en él. Un corte completo, perfectamente estructurado e ideal para cerrar el álbum.

En resumen, estamos ante un gran trabajo discográfico de una banda joven y con mucha calidad técnica en cada uno de sus compontes, Thrash/Death unido con algunas pinceladas de Black Metal es lo que nos encontramos en este disco, unido al buen sonido de grabación que posee, hace que este disco sea altamente recomendable.

8409750_orig

Este artículo ha sido leído: 522 veces!!!

Etiquetas
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *