Inicio Crónicas Live AUTHORITY ZERO + MELTING FAST – Sala Rocksound 02.06.2015 Barcelona (HFMN...

[CRONICAS LIVE] AUTHORITY ZERO + MELTING FAST – Sala Rocksound 02.06.2015 Barcelona (HFMN CREW)

IMG_4789

Crónica: Titus Ferrer Bellés | Fotografias: Blanca Olivella Cot

Otra gran noche para el recuerdo. Creedme cuando os digo que las ganas de ver a AUTHORITY ZERO en Barcelona eran intensas. Esperaba disfrutar de un concierto que prometía sobretodo diversión en desproporción, pero lo que creo que ninguno (Al menos de los que los veíamos por primera vez) nos esperábamos, era encontrarnos con una velada tan emocionante e intensa como la que vivimos en la Rocksound el pasado 3 de Junio.

Y sin duda el hecho de que el concierto tuviese lugar en un lugar tan íntimo (Las malas lenguas dicen que pequeño) como es el bar Rocksound fue punto clave a la hora de crear hermandad, tanto entre el público como para con el grupo.

Pero vayamos por partes y empecemos por el principio, cuando pocos éramos los aglomerados a las ocho y media de la tarde, supuesta hora de apertura de puertas a la entrada de la sala. La cosa iba con retraso, y mientras oíamos a Devore y los suyos ensayar el repertorio en el interior, los asistentes iban poco a poco haciendo acto de presencia. No defiendo el retraso, pero estoy bien seguro de que los teloneros lo agradecieron, ya que durante todo el set contaron con un público más numeroso del que hubiesen tenido de no producirse. Y así pues, las puertas se abrieron y empezó la noche.

Aquella fue sin duda una noche de descubrimientos, y la cosa empezó por los buenos de MELTING FAST, que fueron los encargados de descorchar la velada.

Personalmente fui a verles sin saber apenas nada de ellos, más que se enfrentaban al reto de calentar una noche como esa sin el que es su cantante, que recientemente ha abandonado la banda.

Como substituto contaron con Sebas, de FAST FOOD SOCIETY, el cual se encargó de ponerle la voz al show y ya de paso marcarse un poco de club de la comedia. Y la verdad es que animar animaron a un público que empezó bastante frío pero que terminó a la mitad de distancia del escenario de lo que había empezado. Cuando esto ocurre suele ser sinónimo de victoria. Las gracias de Sebas estaban surtiendo efecto, tenían ya al populacho en el bolsillo y los temas propios de la banda nos dieron más que convincentes razones para empezar a movernos. MELTING FAST sonaron a hardcore melódico filtrado a través del buenrollismo del punk rock más festivo. Mezcla que no suele salir mal, y ellos tiraban con el viento de cara.

El repertorio fue un fifty de temas propios, los cuales esperamos poder disfrutar pronto grabados, y unas cuantas covers. El público disfrutó como el que más con la mitiquisima “May 16” de LAGWAGON, pero cuando de verdad se me metieron a mí en el bolsillo fue cuando tocaron “The Horse” de A WILHELM SCREAM, demostrando que ser una banda joven de punk rock no significa tirar a lo fácil. Muy buen sabor de boca. Espero que encuentren pronto un vocalista a la altura y sepamos más de ellos.

Los componentes de AUTHORITY ZERO se suben (es un decir) al escalón que la Rocksound tiene por escenario a montar, y tras todos los checks pertinentes hace acto de presencia vestido de naranja radioactivo Jason Devore, y sin más intro que un “Hello Barcelona!” Atacan directos con “No other place”.

Lo usual en estos conciertos es no sentir esa sensación de conexión directa con el grupo hasta que no han pasado 2 o 3 canciones para calentar un poco el ambiente. A los de Arizona le bastó con tres frases. La reacción del público fue directa. Todos los temas parecían el último que íbamos a escuchar en nuestras vidas. Incluso las que, como en este caso, permanecen a su último disco.

Debo confesarme como un enfermo de los setlist, y como tal estuve buscando que es lo que habían estado tocando durante el resto de la gira, y lo poco que había visto me tenía algo preocupado, así que al escucharles entonar la ansiada “No regrets”, la cual me había ya convencido de que no iban a tocar, la alegría fue mayúscula.

Respecto a esto, siento no poder daros un setlist acurado, pues ellos mismos no usaron, y pese a haber ciertas canciones fijas, hubo más de una que se fue añadiendo sobre la marcha, por tanto estoy redactando esto sobre el recuerdo. Disculpad si me olvido alguna.

No sin antes pasar de nuevo por el nuevo “The Tripping point” con “Take or leave it”, nos descargaron un par de sus más grandes himnos: “Liberateducation” y “Revolution”, con los que la gente se volvió completamente loca. Los canticos en “Revolution” le hacían a uno creerse la letra hasta convertirla en algo personal. Y es que para eso fue compuesta. Al fin y al cabo, ¿no era esto el punk-rock? Objetivo cumplido chicos.

La velocidad a la que es capaz Jason Devore de descargar letras contra el micrófono es abrumadora. Y como si quisieran cansarnos a todos antes de dar paso a una sesión de temas más calmados, nos soltaron de seguido dos temas de los más veloces como son: “Taking on the world” y “Everyday”. Creedme que uno no sabía dónde terminaba el pogo y empezaba la pared mientras Jason gritaba el tramo final de Taking. Algunos ilusos en las primeras filas, aún intentábamos seguirle cantando.

A solo mitad de camino pero ya exhaustos tocaba cambiar el chip para un cambio de registro absoluto. Está claro que AUTHORITY ZERO no son solo un grupo de punk rock, ya que lo suyo con el Reggae es más que un simple tonteo, y está claro que ellos no lo consideran un paso anecdótico. Todos se forman como mínimo en un 25% de temas de esta guisa, y así fue. Ni cortos ni perezosos sacaron la acústica y nos deleitaron con “Sirens”, “Talk is cheap”, “Struggle” y “Big bad world” de seguido. A mí por mi parte me tocó comerme mis dudas, pues el Reggae es un género con el que personalmente no caso en absoluto. Pero la polifacética voz de Jason, la entrega de un público absolutamente entregado e incapaz de parar de saltar y bailar hicieron de esta una sesión absolutamente deliciosa. Terminé casi disfrutando más de estas que de las canciones que realmente venía a escuchar. Los placeres de dejarse sorprender. Y que decir que el épico estribillo de “Talk is cheap” suena más imponente si cabe coreado en directo.

Sin duda todos habíamos disfrutado de un momento mágico, pero de nuevo tocaba doble bombo y velocidad. “Break the mold” fue la encargada de volvernos a encabritar. Como si de un calentamiento para afrontar su último single: “Lift one up” fuese. Sin duda uno de los momentos cumbre de la noche, pues está claro que es un tema compuesto para directos. Y más contando que se trataba de él que ellos anunciaron como el final de la noche, pese a que pocos nos los creyésemos. En este caso me gustaría hacer mención especial a la letra de este tema concreto. Estoy seguro que si transmite tanto en los directos es por que el mensaje que reza es hermosísimo. Casi parecía que cantábamos sobre esa noche en concreto.

Esa noche que ninguno quería que terminase, y que de momento no iba a ser así. Hacer la parafernalia de irse del escenario y esperar a que el público pida más en la Rocksound es muy gracioso, ya que el único sitio al que los músicos pueden ir es a un cuartito para guardar el material que da directo al escenario. Más chulos que un ocho ellos, se metieron dentro a esperar que suplicásemos por más, en un gesto muy cómplice, todo sea dicho.

Y así rápidamente volvíamos a tenerlos delante dispuestos a entonar el tema con el que vienen cerrando los conciertos de esta gira: “Over seasons”, un último acercamiento al bailoteo que de nuevo disfrutamos como enanos.

A estas alturas yo ya empezaba a dar por imposible que tocasen uno de mis temas favoritos pero que a mí me parecía imprescindible: “A passage in time”. Pero como ya os he repetido por activa y por pasiva en estas líneas de aquí encima: aquella fue la noche de las sorpresas y yo no puede terminarla con una sonrisa más grande.

La sensación de haber disfrutado de una noche inolvidable era palpable a la salida. La mayoría empapados en sudor, pero con un gesto alegre en la cara y un comentario entusiasta en la boca. Un concierto redondo. Un Setlist acertadísimo y variado que pasó por toda su discografía sin hacer ascos a ningún punto. Un público entregadísimo y unos músicos que demostraron por que están entre los grandes. Que mejor manera de celebrar un 20 aniversario. Felicidades AUTHORITY ZERO, ahora a por los 20 siguientes. Y que lo disfrutemos todos.

Este artículo ha sido leído: 365 veces!!!

Dejar un mensaje

Please enter your comment!
Please enter your name here