Crónicas Live

[CRÓNICAS LIVE] LUZBEL REX MEUS FEST – Sala Ágora Live, 21.11.2015 Valencia (Brain to Crush)

luzbe

Crónica: Antonio Santoyo | Fotografías: Clara Cuadros (Brain to Crush)

El pasado 21 de noviembre tuvo lugar en la sala Ágora Live de Valencia el Luzbel Rex Meus Fest, el último encuentro del año de Brain To Crush.

En un principio SLAUGHTER TO PREVIAL y SHREDHEAD iban a liderar la velada, pero por problemas ajenos a la organización, debido a unas acusaciones sobre el cantante de SLAUGHTER TO PREVIAL, Brain To Crush no dudo en cortar de raíz y poner fin a esto. Siguiendo adelante con nuevas incorporaciones, pero con poco margen te tiempo, crearon así un festival de ocho bandas nacionales. Solo siete fueron los que lo consiguieron. A REASON TO BREATHE, tuvieron la mala fortuna de que el mismo día de este prometedor evento, su cantante Drean no pudiese acudir al evento por problemas de salud.

Nada más llegar a la sala, con un frío y un viento no típico de la zona, nos hacía creer a los pocos que estábamos, qué no mucha gente se iba a animar a esta fiesta, pero nos dimos cuenta de inmediato de nuestra equivocación en el momento en el que todo esto empezó.

El grupo valenciano de deathcore ANTHROPOMORPHIC fue el encargado de iniciar la noche. No muy arropado por el público tocaron canciones como “Rewind” y “Metamorphosis”, y canciones con algún que otro potente breakdown y un sonido contundente aunque repetitivo y monótono a la larga. Desde su puesta en escena con “Scarecrow” hasta el final de su actuación con “Blood Harvest”, ANTHROPOMORPHIC solo levantó ánimos a aquellos que los conocían.

Aunque se inició un poco fría la velada, no tan fría como fuera de la sala, estaba el siguiente grupo para caldear el ambiente.

CANNIBAL GRANDPA desde Madrid, encendieron la llama de la noche con un deathcore muy bien pulido. La gente no podía quedarse solamente pasiva mirando el concierto, sabía que había sobre el escenario y no se iban a quedar indiferentes. Se iniciaron con fuerza con los temas “Face To Face” y “Dear Diary” ¿pero y si el cantante de FEAR MY INTENTIONS, sube al escenario y se pone a cantar junto al de CANNIBAL GRANDPA? qué el público enloquece. Tocaron  temas como “Wysteria” o “Grayman” y nos ofrecieron algunos de los mejores breakdowns de la noche. Para poner fin a este frenético espectáculo se despidieron con el tema “Legacy”. Todas estas canciones son pertenecientes a su álbum Feed Your Food, un álbum que demuestra que en el país en que vivimos también hay calidad y no es poca.

Después del paso por el escenario de CANNIBAL GRANPA, el siguiente grupo lo tenía bien difícil para ponerse a su altura.

Desde Barcelona venían ORIGIN OF PERSPECTIVES a presentar su nuevo EP. Una banda de djent/progresivo, con uno de los bajistas que más me llamo la atención en toda la noche, tuvieron la oportunidad de demostrar lo que valían al principio de su puesta en escena con temas como “Reborn” y “Reckless Words”, pero deberíamos quedarnos con la parte inicial del concierto, ya que tuvieron la mala suerte de que uno de los guitarristas se le desafinará todo el puente al cambiar una de las cuerdas en pleno directo, lo que causó un vacio durante unas canciones y la mala coordinación entre el grupo, provocando así no dar la talla en este evento.

Llegando al ecuador y después de estos altibajos, era la hora de INYOURFACE, todos ellos preparados para tomar las riendas de todo esto. Si tuviese que resumir de alguna manera su actuación de principio a fin: un golpe directo en la cara, lo resumiría bastante bien. INYOURFACE es una banda granadina de hardcore metal en el que cabe destacar a su batería, desde mi punto de vista el mejor de la noche. Desde su comienzo con “Ivory Cult” y pasando por canciones como “Polar” “Physis” y “Zenith”, los presentes en la sala quedaron más que satisfechos con esta banda andaluza.

Si hay un grupo que te haga parecer estar en una rave es REVERSED AND REFLECTED, hardstyle/core desde la terreta, Valencia. Con toda la gente en la sala comenzaron con una pequeña intro dando paso a  “The Cowards Didn’t Have Voice Before” y “I’m Ready To Kill My Idol”, donde la gente de verdad estaba disfrutando con lo estaban escuchando, aunque no les parecía importarle si el cantante desafinaba en algunos fragmentos en las últimas canciones.  Dejaron por su camino una cover de ASKING ALEXANDRIA, “Clausure”. Como fin de este rápido directo, pero que no pasó desapercibido por nadie, nos dejaron con “Keep This Night Forever”. Aun sigo sorprendido como fueron los mosh pit que hubo…

Después de todo este festín, solo nos quedaban dos balas en la recamara.

FEAR MY INTENTIOS llegaban desde Murcia siendo uno de los platos fuertes de la jornada. Aun sabiendo que son queridos por el público valenciano, ellos saben que nunca hay que fiarse. Nos deleitaron con temas de IMMORAL, su último EP, y aun teniendo algún leve problema de entonación en las primeras canciones, tampoco muy perceptible, el cantante de FEAR MY INTENTIONS supo dar la talla y volver a dejarnos una vez más con la boca abierta. Un sonido machacante se adueñaba de la sala canción tras canción. Poco a poco iba llegando la hora de despedirnos de ellos, donde “Praise Be To Yevon” y “Sinking Memories” fueron de las últimas canciones que está brutal banda nos dejaron antes de cesar con “Deceptions”. La energía que desprendieron durante toda la velada, produjo en la reacción del público, un cumulo de mosh pit y aplausos a lo largo de todo el concierto.

Después de seis bandas llegaba el momento que todos estaban esperando. Horas de música habían pasado factura por nuestros cuerpos, las piernas flojeaban, el cansancio era evidente, pero algunos como yo, se estaban reservando desde un principio para estos maquinas “made in Madrid”: BROTHERS TILL WE DIE.

Jóvenes con actitud y entusiasmo, que le han dedicado muchas horas aquello que les gusta, la música, y que les ha hecho llegar donde están ahora, damas y caballeros  estos son BROTHERS TILL WE DIE. Sorprendido ya por su actuación en el Resurrection Fest, me tocaba contemplarlos en mi ciudad y tener que plasmarlo en un puñado de letras, que al fin y al cabo no pueden transmitir: ese bajo atronador, esas guitarras infernales, un batería que no para ni aunque se le caiga encima la propia lona del grupo y un cantante con una voz que te hace temblar. Empezando con “Respect Yourself” el público ya demostraba lo que quería, más y más BROTHERS TILL WILL DIE. Hasta mi propio ser aporreó las paredes de la sala con toda su rabía. “We Will Never Grow Up”, “Batsu” y hasta la cover de “Anaconda” no podían faltar esa noche, al igual que Felipe, cantante, se bajase del escenario para acercarse lo más posible al público. Terminaron con “Real Eyes Realize Real Lies, pero el público quería unas más, no nos la ofrecieron así que, tirón de orejas. Fue una dura pero más que satisfactoria jornada, que hizo reunir gente de todos los lares posibles.

Este artículo ha sido leído: 406 veces!!!

Etiquetas
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *