Crónicas Live

[CRÓNICAS LIVE] NILE + SUFFOCATION – Sala Caracol 18.09.2015 Madrid (Madness Live!)

NILE + SUFFOCATION

Redactor: Rubén Hernández González | Fotógrafo: Juan Morillas

Los amantes del death metal más burro ya no se aguantaban las ganas, y es que fue llegar el viernes 18 de Septiembre a la sala caracol y ver la entrada abarrotada. Ya se rumoreaba un posible sold-out que más tarde se haría realidad.

Una impresionante gira y una gran apuesta de MadnessLive! que no pudo tener mejor respuesta por parte del público. SUFFOCATION y NILE no pisaban la capital desde hacía unos cuantos años y que mejor manera de recibirles que petando la caracol.

Muy puntuales, EMBRYO ya reunían una gran cantidad de personas dentro de la sala pese a ser los teloneros. Tuvimos ocasión de ver a los italianos hace pocos meses acompañando a MELECHESH en la misma sala, actuación a la que decidí dar una segunda oportunidad.

No fueron demasiado afines musicalmente con los cabezas de cartel aunque sí con los otros teloneros, ya que su death metal se inclinaba mucho más por rasgos propios de géneros como el deathcore o el death melódico. Con influencias marcadas como FEAR FACTORY o los mismos MESHUGGAH, sonando de forma directa, jugando con tiempos y breaks acompañados de melodías en los teclados. El vocalista variaba sus registros; incluyendo guturales graves y ondos, aunque dando más protagonismo a los screams de manera muy efectiva.

Se vió un grupo clavado a tiempo y con buena ejecución en las cuerdas, de riffs agresivos y oscuros que captaron la atención del sorprendido público. Llevándose un gran apluso y buenos gestos entre los asistentes, entre los que parece que calaron y gustaron bastante; aunque como siempre a un servidor le suenan algo quisquillosos y repetitivos este tipo de grupos… Aún así innegable la buena actuación y sonido que tuvieron.

Con la puntualidad que caracterizó el inicio del evento continuaron los franceses CHABTAN, que volvieron a refreir de una manera algo irrisoria el directo de anterior grupo, aunque esta vez con unas influencias y estilo más genéricos; restando personalidad al conjunto y denotando ser más principiantes que los predecesores EMBRYO, como ya he dicho.

Muy enérgicos y entretenidos, poniéndo más énfasis al ámbito visual que al musical y compensando así sus puntos débiles. Deathcore con aires melódicos y muy brutal era su fuerte apuesta, de sonido duro aunque también crudo y en ocasiones muy veloz.

Sólo cuentan con un trabajo, “The kiss of coatlicue” que exhibieron con muchas ganas e ímpetu, pero con un sonido que dejo bastante que desear. De todas formas tuvo éxito aparente entre los ya numerosos asistentes.

Tocaba quemar tablas y sacar la artillería pesada, SUFFOCATION entraban arrasando con Thrones of blood, pero para nuestra sorpresa no era Frank Mullen quien metía los guturales, sino que fue Ricky Myers quién se marcó una espectacular actuación pero que a mi parecer jamás podrá sustituir la del poderoso Mullen.

Continuaron así con temas como Mass oblieration, Liegue of inverancy o Catatonia que montaron en cólera y locura a los más nerviosos, generando contínuos y violentos mosh-pits casi sin hueco que tuvieron como consecuencia el desalojo de algún asistente excesivamente emocionado. Todo esto en una caracol que se sentía como una caja de cerillas de gente apretujada.

Como siempre Terrance Hobbs fue el gran icono y llevó el estandarte en alto durante la actuación, siendo para mí quién mantiene en sí mismo viva la esencia del grupo y los orígenes de esta impresos en sus maneras, ejecución, tecnicidad y consecuente compatibilidad con el gran público.

Soltaron mucha tralla con clásicos como Effigy of the forgotten o Pierced from within plasmando el death metal de la vieja escuela con florituras técnicas que tanto los identifica, con una compenetración muy fuerte, tocando nota a nota de forma limpia y estridente; cosa que pudo observarse a la vista pero no al oído.

Fue una pena como sonó gran parte del show (al menos en el lugar en el que me encontraba) con una inteligibilidad del sonido realmente penosa, saturado de graves y con ese soniquete “scoop” realmente exagerado. Supe que temas eran porque me los sabía de memoria, sino puro ruido con guturales por encima hubiera sido lo captado… Por eso el mejor momento fue en la última canción, Infecting the crypts cuando realmente se lucieron y pusieron la sala patas arriba.

Pese a que les he visto en mejor forma en alguna otra ocasión, SUFFOCATION no defraudan y siguen siendo el clásico de calidad por el que todos les tenemos.

Después de un largo descanso se avecinaba el plato fuerte, NILE que no pisaban la capital desde aquel concierto con MORBID ANGEL allá por 2012.

Venían presentando su nuevo álbum “What should not be unearthed”, que ha sido todo un éxito y con el que han sido capacidad de mantenerse en su línea, una vez más y sin dejar indiferente a nadie.

Con unas melodías y ambientes egipcios se abría el telón, se encendían las luces y comenzaba la exagerada descarga sonando Sacrifice unto sebek, con unos músicos muy bien dotados pero un triángulo Karl-Dallas-Kollias muy bien definido que dejaba algo excluido de la actuación al bajista; quién no defraudo para nada por supuesto, solo que se le vió algo más ajeno al concierto.

George Kollias nos sorprendía con sus vertiginosos ritmos y estricta técnica que lejos de ser fría dotaba de un estilo muy propio la rítmica de las canciones. De la misma forma, Karl y Dallas efectuaban su labor a las cuerdas fácilmente y sin aparente esfuerzo para el asombro de quienes allí nos encontrabamos.

Tres temas del ya nombrado último trabajo de larga duración tuvimos oportunidad de presenciar, fueron Evil to cast out evil, Call to destruction y In the name of Amun que interpretaron fielmente, sonando brutales, definidos, nítidos y aplastantes.

El sonido fue envidiable, muy legible y preciso, más alto que el de las anteriores actuaciones y algo más crudo debido a la configuración de la equalización; que estuvo algo más cualificada de medios y con buenos graves pero sin llegar a saturar.

Se mostraron cercanos a la audiencia y soltaron sus chascarrillos entre corte y corte demostrando que detras de esa seria imagen se encuentran personas con humor como cualquier otra. Incluso tuvieron un momento para dedicarnos unas palabras a los “trolls” de las webzines (como ellos dijeron), en una situación muy cómica y con la que un servidor se sintió identificado, ya que más de una vez he soltado joyitas solamente para liarla un poco y crear polémica…

Otros temas como Defiling the gates of Ishtar y Kafir dieron paso a los más clásicos, de aquel “Amongst the catacombs of Nephren-Ka” como es The howling of the Jinn que dejaba sostenido un riff pesado dando paso al atronador blast-beat de corte tradicional que mostraba unos NILE fieles a su pasado pero que no ignoraban un fructífero y provechoso presente como el que estan viviendo ahora.

Haciendo un largo recorrido por prácticamente toda su discografía, sembraron un show de más de una hora que nos mantuvo atentos compás a compás, tema a tema y que no se rebajo de nivel en ningún momento.

Sin descanso se nos vino Sarcophagus algo más pausado, lento y duro pero que dejo paso a algún tema más llegando por fín Black seeds of vengueance para poner la guinda a un show impecable… Un chapó! En toda regla.

Fue una intensa tarde y una serie de grupos que fueron tomando forma e incrementando la intensidad, reservando lo mejor para el final; cumpliendo los horarios y sin pausas interminables (alguna vez tenía que hacerlo alguién bien) haciendo ameno el encuentro entre tanta gente y reviviendo el espíritu del antiguo Death metal.

Una vez más se demuestra que este estilo está más vivo que nunca, en cuanto a la calidad de las bandas y la respuesta del público.

Este artículo ha sido leído: 666 veces!!!

Etiquetas
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *