Inicio Crónicas Live RESURRECTION FEST 2015 (PARTE IV: ACTUACIONES 18.07.2015)

[CRÓNICAS LIVE] RESURRECTION FEST 2015 (PARTE IV: ACTUACIONES 18.07.2015)

SABADO

Y llegamos al último día del festival, en el que aunque la gente todavía tenía ganas de fiesta y música, se notaba ya en las caras de muchos el cansancio y agotamiento. El día alternaba claros con nubes, y no dejaba pasar de nuevo ese calor agobiante del primer día. El staff de Necromance se preparaba para afrontar esta última jornada de trabajo, intentando cubrir el máximo de bandas posibles. Ya de forma general, puedo decir que ha sido un muy buen festival, con grandes bandas de estilos muy variados y con una gran respuesta de la gente; en la parte negativa debo comentar que los precios creo que han sido algo elevados (y no asequibles a todos los bolsillos) y que por mi parte, me voy un poco decepcionado por no haber podido trabajar desde el foso en la parte de fotografía,  y por lo tanto poniendo muchas veces mi equipo en situaciones complicadas. Sin más, os dejo con la crónica del último día.

Crónica: Javier Bermejo - Emily Gallardo - Aquiles Remón - Rubén Hernández | Fotografía: David Déniz Plaza

DAWN OF THE MAYA – Ritual Stage – 16.15 hrs – por Rubén Hernández

Poco que decir de este grupo, que lo parte allá donde pisa y arrasa con su más que dotada experiencia sobre las tablas.
Muchas discusiones ha generado esta banda, ya que o gustan o aborrecen. No hay término medio, está claro… Y es que la voz de Igor hay que saber pillarla, si no; estas condenado a odiarlo y repetirlo por todos los lugares de internet. Es una auténtica maldición.
Se hicieron de rogar hasta saltar al Ritual Stage a una hora bastante temprana. Teniendo en cuenta el nivel de esta banda nacional, aquello fue un éxito rotundo en cuanto a cantidad de público. Último día casi a las cuatro de la tarde, sin duda; despertar al público sería difícil.
Tocaron todos los temazos de la banda, desde The age of darkness hasta Desolated Cosmos pasando por las pertenecientes al último EP, como Pacific; de la que lanzaron un videoclip antes del festival (Muy bueno a nivel audiovisual, ¡altamente recomendable!)
La forma de transmitir energía de esta banda es única, sus breaks, sus coros en limpio, sus teclados, el batería que es un puto genio y todo tan bien concordado y solidificado de esa manera tan impecable… Estos chicos van a llegar lejos. Están pegando cabezazos contra el cristal y algún día van a romperlo y pegar el petardazo.
Sí, hacen metalcore. Sí, todo el mundo hace metalcore. Pero pese a encontrar multitud de similitudes con otras bandas, DAWN OF THE MAYA tiene una esencia muy especial que hacen visible en sus directos. Yo personalmente me siento orgulloso de que  tengamos un grupazo a nivel nacional como este, fue de los primeros en gustarme de este género y con lo pegadizos y bien desarrollados que están los temas es imposible no engancharse a ellos. Lo dicho, si no es en la próxima edición será en la siguiente; pero DAWN OF THE MAYA tienen que volver. Son claramente un grupo Resurrection.

IN MUTE – Chaos Stage – 16.15 hrs – por Emily Gallardo

A estas alturas quien no habrá escuchado ya algo sobre IN MUTE, ese grupo que está arrasando por todos los festivales de este verano.
Desde que ganaron la Wacken Metal Battle en 2014 no han parado ni un segundo, y su popularidad se ha disparado como la pólvora. Después de una gira todo este invierno, siguen sin parar en verano por toda la península con su “Waiting”. Quizás la canción más conocida del grupo.
Varias veces han sido las que he podido disfrutar de ellos, y son pura dinamita en directo. Steffi sola inunda todo el escenario de rabia y frustración, que se pueden ver reflejadas en el público. Público que no descansa ni un minuto entre canción y canción y aguanta hasta el final, después de hacer un wall of death y unos cuantos mosh. Lo que más me sorprende (y a la vez me gusta) es que haya más personas en movimiento que quietas. Dice mucho de esta banda ya no solo como músicos, si no como personas. Ya que son muy humildes y atienden muy bien a los fans.
Quizás el punto que más me gusta es la versión de Arch Enemy que clavan, pues simboliza mucho el fanatismo a las mujeres metaleras y a tener un respeto por ellas.

CARNIFEX – Main Stage – 16.50 hrs – por Rubén Hernández

Los californianos se subieron a las tablas con la propuesta más potente y brutal que pasaría por el main stage.
Todos los músicos se mantuvieron algo parados, pero fue comprensible debido a la complejidad técnica que requerían los temas. Sin embargo, esta carencia se encargo de suplirla el vocalista que se mantuvo muy cercano a los asistentes, congenió muy bien con ellos y los tuvo moviéndose sin parar todo el rato.
Violentos pits y gente volando por el mar de brazos hasta el foso fue la norma durante este concierto.
Breaks pesados que te tiraban hacia abajo pero que pronto te levantaban con un blast beat rápido y alternate pickins frenéticos. Una fórmula típica del deathcore que práctican, aunque su actitud e interiorización del material recuerdan más al death metal que otras bandas.
Sonaron los clásicos Hell close me y Slit wrist savior que llevaron a la entera locura a los más cercanos al escenario, quienes dieron hasta el último aliento por el grupo.
El sonido pudo ser mejorable, la batería y sobre todo su bombo tapaba demasiado otros instrumentos, aunque supongo que como me encontraba algo lejos del escenario percibí bastante peor los agudos, ya que estos no se dispersan de forma omnidireccional. Pese a eso, la ejecución tan buena de los integrantes y la conexión entre ellos creó un muro de sonido espectacular.
Un buen directo y una agrupación con integrantes de gran calidad que tuvo un triunfo más que merecido, pese a ello a mi no me terminaron de convencer y me dejaron algo vacío.

SKINDRED – Main Stage – 18.05 hrs – por Rubén Hernández

Estamos posiblemente ante EL MEJOR concierto del Resurrection Fest 2015.
Antes de nada, esta banda lleva un rollo y un estilo que no congenian nada con mis gustos. Así que para hacer una afirmación de tal calibre, podéis imaginaros de que estoy hablando. Aquí las razones que me llevan a formular ese enunciado.
El sonido fue de diez, no estaba situado en la mejor zona para observar el bolo y aún así se entendió cada nota, melodía o golpe de batería perfectamente, todo super normalizado y sin altibajos de intensidad.
Tocaron canciones conocidas por la mayoría como Ratrace o Nobody y también algunas del nuevo disco como  Kill the power que sinceramente, sonaron mejor en el propio directo que en el disco.
El nivel de conexión con el público fue quizás el máximo al que puede aspirar y ansiar una banda: subordinación total de la audiencia. Benji Webbe, el vocalista; indicaba que el público se agachase y automáticamente miles de personas se agachaban hacia el suelo para después saltar y bailar. Que decía que había que quitarse la camiseta y moverla con el brazo en alto, pues todo el mundo fuera la camiseta… ¡Hasta mujeres en sujetador oiga! Y todos a moverse y saltar como cosacos.
Imposible no disfrutar esos momentos del concierto, fueron pura emoción, risas y alegría. Me dejó un buen rollo en el cuerpo increíble, y por lo observado a mi alrededor; no fuí el único.
Benji interactuó mucho también entre canción y canción con el público haciendo bromas y manteniendo el feeling de la actuación vivo incluso cuando no estaban tocando.
Todos los componentes son muy polivalentes y estuvieron entregados con su labor, salvo el DJ que estuvo algo estático. El show se hizo corto y todo, pero mejor corto y espléndido que largo y pesado.
En conclusión, si me dijeran que todos los conciertos que me quedan por ver en mi vida van a ser así, ¡firmo aquí y ahora!

HEAVEN SHALL BURN – Main Stage – 19.30 hrs – por Javier Bermejo

Que los alemanes HEAVEN SHALL BURN se presentaban como una de las grandes bandas en el Resurrection Festival a tener muy en cuenta parecía haber sido entendido por todos los fans presentes en el evento, a juzgar por el gran número de público que esperaba agolpado e impaciente en el escenario principal del festival. A las 19:30 de la tarde, y con una buena temperatura en el ambiente, la banda germana originaria de Saalfeld aparecían en el escenario con semblante alegre y distendido, conscientes de que era su momento y su oportunidad tras cuatro años sin pasar por tierras españolas, tal y como sentenció su vocal Marcus Bischoff. Desde el primer momento golpearon sin parar, a través de una descarga demoledora y sin piedad. Fueron sin duda alguna atronadores ya desde su primer tema, el “Counterweight”, que evidenció las intenciones de la banda (sin tregua!!! Debieron pensar). La siguieron “Profane Believers”, y la arrolladora “Land of the Upright Ones”. Para entonces, los aún escépticos comenzaban a inclinar su pulgar hacia arriba como signo de aprobación, y no era para menos, menudo set de intensidad. Los germanos no se estaban guardando nada, lo estaban dando todo en el escenario y dicha energía se transmitió al público que acompañaba los cánticos con total entrega. El propio Marcus Bischoff, como buen maestro de ceremonias, nunca bajó la guardia y reclamó siempre el mantenimiento de la intensad por parte del público (no era difícil). Continuaron con temas como “Combat”, la brillante “Hunters Will Be Hunted” (fiel ejemplo de que la intensidad no está reñida con la rapidez y la melodía, características que definen a estos Teutones en su apuesta musical), “Forlorn Skies”, “Voice of the Voiceless”, así como el tributo a los EDGE OF SANITY con “Black Tears”. No podía faltar tampoco su emblemático tema “Endzeit”, cuya intro dio un poco de tregua antes de la tormenta que se presentó luego y que evidenció la completa fusión entre banda y público. La banda se encontraba muy cómoda sobre el escenario, pudiendo observarse e intuirse que lo estaban disfrutando a tope, y el público, totalmente entregado. Para cuando se alcanzaba el zenit de su descarga, con la interpretación de los temas “The Disease” y “Like Gods Among Mortals”, su vocal Marcus Bischoff no fue plenamente consciente de la que iba a armar casi sin querer, ya que provocó, animó y solicitó al público el famoso “Circle pit”. Pues lo que consiguió más bien fue un “Mega Circle Pit” que no se limitó a un círculo infernal de fans con ataque adrenalítico en frente del escenario. No fue sólo eso (como tantas veces suele ocurrir). Para sorpresa y perplejidad del propio Marcus Bischoff (la que he liado, debió pensar, a juzgar por la cara que puso al verlo), cientos y cientos de enloquecidos fans formaron un “Circle Pit” gigante, el cual provocó que los fans corrieran desbocados desde la parte central enfrente del escenario (y en forma circular, claro está), dirigiéndose hacia detrás, dónde se encontraba la torre de control de sonido y luces, para pasar detrás de ella y volver al punto de origen. Fue sin duda uno de los grandes momentos del festival, por la intensidad del momento y por la frescura y naturalidad con la que se desenvolvieron los fans. Debo confesar que yo estuve allí, y que no pude resistirme a formar parte de aquello. Fue deliciosamente brutal, y cuyos instantes guardaré para toda la vida (video con el móvil incluido). Para cuando la banda finalizó el set, estos totalmente agradecidos por el apoyo del público al grupo, pudo adivinarse entre los miembros de la banda (en sus rostros) una inmensa alegría y satisfacción, pero a la vez cierta lástima por estar obligados a concluir (determinación implacable del cumplimiento del horario previsto) un set que se intuía que querían perpetuar. Sin duda alguna los HEAVEN SHALL BURN pasaron como una auténtica apisonadora por el Festival, reconociéndoles éste (público, crítica y promotores) como una de las auténticas sensaciones del Resurrection Fest.

MOONSPELL – Chaos Stage – 20.20 hrs – por Aquiles Remón

Sobre las 20:30 de la tarde y diez minutos sobre el horario previsto, los portugueses Moonspell se abalanzaron sobre un Chaos Stage, donde una ingente cantidad de fans aguardaban a los de Fernando Ribeiro. Después de haber vivido una locura brutal y magnifica con los alemanes Heaven Shall Burn, el público allí presente, incluyendo a un servidor, se apresuraron a continuar la fiesta con los Moonspell, que llegaban dispuestos a mostrar parte de su último trabajo, “Extinct”. El concierto se inició con la intro “Breathe (until we are no more)” y enlazaron con “Extinct”. La oscuridad se hizo en Viveiro a pesar de no ser aún de noche. A pesar de que el sonido no les acompañó, la respuesta de los allí presentes era muy buena. Fernando Ribeiro, alternando entre un español aceptable y su portugués natal oficiaba de maestro de ceremonias. La arábiga “Medusalem” fue muy bien recibida y como no, tirando de clásicos como “Opium” y por supuesto la inevitable “Alma Mater” propiciciaron momentazos dentro del muy buen concierto que se marcaron los Moonspell. Cerraron con “Full Moon Madness” una gran actuación en la, aunque que eché de menos algún clásico más, me dejó con muy buen sabor de boca, al igual que a los que estábamos allí congregados.

DARK FUNERAL – Chaos Stage – 22.05 hrs – por Rubén Hernández

Viveiro quiere black metal, es evidente. Ya vimos el lleno con WATAIN el año pasado, y este no iba a ser menos ya que estos grupos llaman la atención tanto de los adeptos a este estilo como de los curiosos a los que sorprende tan potente puesta en escena.
Fue un lujo de actuación, directa, potente y cruda: Black metal puro y duro.
Pudimos ver las baterías tocadas a la velocidad más desorbitada este año durante su actuación, apreciables en algunas canciones como Nail them to the cross de su último disco. Concentrado y agresivo, el baterista como un auténtico reloj; ejecutó de forma inmejorable los temas sobre los tambores.
Destacó la excelente forma en que se metieron en su papel, con unas armaduras y corpse paint que ayudaban bastante a creernos esa “supremacía” y poderío que proyectan bandas de este género.
Se escucharon otros clásicos como My funeral y Atrum Regina que dejaron caras como cuadros entre la gente que allí estábamos.
Pese a lo difícil que se hace en ocasiones escuchar conciertos de este palo, este fue bastante emocionante y entretenido. No dieron tregua y se ventilaron el set list de seguido. Muy buenos DARK FUNERAL y grandes iconos del black metal, habrá que repetir.

KORN – Main Stage – 23.40 hrs – por Aquiles Remón

Y por fin, uno de los puntos álgidos de todo el festival, la actuación de los californianos Korn, tras seis años sin pisar territorio español y tocando su primer disco por entero, el aclamado “Korn”. Alicientes más que suficientes para generar la expectación que se creó y congregar allí a la mayor cantidad de gente de todo el festival. Con rigurosa puntualidad, a las 23:40 aparecieron en el Main Stage los Korn, recibidos con una estruendosa ovación y aprovechando la euforia del momento, la batería inició los primeros acordes de “Blind”, provocando el disparate entre los fans de la banda que petaban las primeras filas. El setlist escogido y previamente anunciado, daba a entender que era un show por y para los fans de Korn más fieles y eso se vió claramente en la forma de reaccionar de el público. Los no tan seguidores de los californianos observaban el concierto con cierta indiferencia mientras se desgranaba una a una las canciones de su disco homónimo. Ni un pero se le puede poner a la banda, que lo dio todo en el escenario y ejecutaban los temas rozando la perfección, para deleite de sus seguidores más acérrimos y en general de todos los estábamos allí. Disfrutaron además de un muy buen sonido, en comparación de lo vivido durante todo el festival. Los bises de Korn si que consiguieron unificar criterios y aglutinar gargantas cantando “Falling away from me”, “Here tos tay” y “Freak on a leash”, donde el concierto culminó. Un final con pirotécnia incluida mientras sonaban los AC/DC para agradecer y celebrar los diez años del Resurrection fest.

BEHEMOTH – Chaos Stage – 01.00 hrs – por Aquiles Remón

Tras finalizar los Korn, con un espectáculo pirotécnico de fondo, se apagaron las luces del Main Stage para que dieses comienzo uno de los momentos oscuros y tenebrosos del festi. A la 1 de la madrugada, noche cerrada en Viveiro, muchos acudimos en tropel a disfrutar del Black metal oscuro de los Behemoth al Chaos Stage. La expectación era enorme para ver una banda que había sacado uno de los discos del año, el alucinante “The Satanist”. No defraudaron en absoluto. Con una intro instrumental, saltó la banda al escenario y había un ambiente de calma tensa. Nergal apareció portando sendas antorchas otorgando una atmósfera perfecta para un concierto de esas características. Arrancaron con “Ora pro nobis Lucifer” y luego “Blow your trumpets Gabriel”, temazos de su último disco. El público estaba entregadísimo a una banda que continuaba con su teatralidad habitual donde no podían faltar el inciensiario, antorchas, pentáculos y demás parafernalia blackmetalera, para deleite de sus seguidores. Sonaron también grandes temas de trabajos anteriores como “Conquer all” y por supuesto “Ov fire and the void”. El setlist escogido por los polacos no podía haber sido más acertado a tenor por la respuesta del público, que cada vez entraba más en extasis a medida que avanzaba el show. La incertidumbre se apoderó de la peña una vez la banda se retiró; una vez más esa calma tensa, pero finalmente volvieron a aparecer, con esos cuernos demoníacos para cerrar con “O Father, o Satan o Son”, provocando el delirio entre los asistentes. Muy buen concierto de Behemoth a los que quizás le falló la voz de Nergal en algún momento, pero a los que les sobra fuerza.

FEAR FACTORY – Main Stage – 02.00 hrs – por Aquiles Remón

Reto complicado el de los FEAR FACTORY, tocar los últimos el ultimo día en el Main Stage. Con esos condicionantes saltaron al escenario los de Los Angeles a las 2:00. No sonaron nada mal, compactos, los riffs vertiginosos, ese doble bombo atronador consiguieron mantener la tension en un público que se debatía entre el cansancio y la incredulidad de estar ante el final de un festival tan magnifico como agotador. Los de Dino Cazares arrancaron con “Shock” y “Powershifter” y enseguida se metieron al público en el bolsillo; Burton en un meritorio intento de comunicación en español, trato de hilvanar un par de frases, anunciando la inminente salida de su nuevo album, para inmediatamente pasar al inglés dando el pié para “What will become” y “Archetype”, que subían un punto el nivel del concierto. El tramo final estuvo dedicado al aclamado “Demanufacturer” del cual tocaron tres temas, para delirio de los allí asistentes. El nombrado “Demanufacturer”, “Zero signal” y como colofón final, la esperada e inevitable “Replica”, tema que cerró el show entre gritos, aplausos y caras de felicidad.

Este artículo ha sido leído: 399 veces!!!

Dejar un mensaje

Please enter your comment!
Please enter your name here