Crónicas Live

[CRÓNICAS LIVE] ZEBRAHEAD + MXPX + DAYLIGHT – Sala Bóveda, 18.11.2015 Barcelona (B-Ttrade Tourbooking)

zebrahead

Crónica: Titus Ferrer Bellés

Y llegó la que era posiblemente la noche más anticipada del año para los punk rockers de Barcelona (Y alrededores, ya que no eran pocos los que se desplazaron hasta la fecha única en España).

El concierto más ambicioso hasta la fecha de los buenos de B-Trade Tourbooking colgó al final el cartel de sold out. Yo personalmente nunca había visto la sala Bóveda tan llena y con tantísimas ganas de fiesta.

Nos plantamos ahí un buen rato antes de la apertura, y pese a ello mientras esperamos a entrar, podemos oír en el interior los primeros temas de DAYLIGHT. Cola, ¡avanza rápido, por dios!

Una vez dentro, y habiéndonos perdido tan solo un par de temas, nos encontramos a los Barceloneses dándolo todo sobre el escenario. Tocando para un público formado por una buena proporción de fans, que ya empezaban a darlo todo desde el primer momento.

El grupo iban de energía a tope, y se les veía especialmente interesados en contagiar al público de ello. Un público, que pese a estar reservando fuerzas para los foráneos, no ocultó que DAYLIGHT son un grupo bien querido por estos lares. Los temas más pop de su último álbum, fueron cantados y disfrutados, y los anteriores de su “2 cool 4 school” bien celebrados. Pese a la  corta trayectoria del grupo, ya tienen un público que se comporta como si de un grupo mayor se tratase, y eso que de tres discos, basaron el setlist en los dos anteriores.

Efectivamente el punto álgido de la noche fue el fin de fiesta con su más aclamada “Summer season”. Ahora sí que la noche se iba tornando noventera, dejando paso a lo que se avecinaba a continuación.

Setlist DAYLIGHT: Anthem of the broken – Not in my life (United hearts) – End of the world – Now or never – Kickbacks – Consequences – Revolution – Summer season

Que difícil tiene que ser para un grupo de tan larga trayectoria como MXPX elegir setlist para un concierto como teloneros. Y aun así fueron capaces de repasar bastante bien su discografía con un set especialmente extenso para no ser cabezas de cartel. El punk de temas cortos siempre será un buen aliado para estos casos.

Mucho dio que hablar, y para bien, el show que dieron hace unos años en Barcelona cuando vinieron con A WILHELM SCREAM. Muchos de los asistentes en la sala eran repetidores, ósea que era difícil no oír hablar de lo alto que estaba el nivel.

Y efectivamente: Al primer tema ya nos tenían a todos en las alturas. Una marea de empujones te arrastraba a cada ráfaga de batería. Si Mike Herrera decía que saltásemos, saltábamos. Y si no queríamos, daba igual, pues la multitud te arrastraba.

El nivel de conexión que el grupo despierta con el público es un portento. Línea directa. Cada agradecimiento sonaba puro y auténtico. Cada sonrisa por parte del grupo se veía absolutamente verdadera. Me parece envidiable que un grupo con años a sus espaldas siga dejándose sorprender de tal manera por su público noche tras noche.

Incluso los momentos más “ensayados” fueron sentidos. Cuando el grupo invitó a tres miembros del público a subir al escenario durante “First day of the rest of our lives” casi parecía que los integrantes de la banda disfrutasen más que los integrantes del público.  Y no porque aquellos lo hiciesen poco. Ver a Joel tocando la guitarra espalda con espalda con la chica que subió y ver como ella simplemente se dedicaba a vivir el momento, es la viva representación del porque la que asistimos a esta clase de conciertos.

Un show que sin duda, y perdonad lo relamido de la expresión, fue auténtico. Punk rock pura cepa. Fiesta, amigos, y buen humor. Un show que fue difícil no disfrutar, tanto para los seguidores del grupo, como para los que no. Yo sin duda, repetiré.

Setlist MXPX: My life story – Tomorrow’s another day – Aces up – Secret weapon – Chick magnet – Doing time – Heard that sound – Far aay – Middlename – Summer of 69 – First day of the rest of our lives – Punk rawk show – Responsability

Y ahora sí que sí. Han sido muchos meses anticipando este momento. Los míticos ZEBRAHEAD estaban a punto de salir a escena, y por mi cabeza aparte de “Joder, que ganas” lo que bailaba era la duda de si iban a poder con la que habían montado MXPX 15 minutos antes.

La respuesta fue alta y clara. “Hell yeah!” Fue el tema escogido para iniciar el show, y como si de una hipotética respuesta mental se tratase, me dieron en toda la cara con una liberación de fuerza tan grande que casi nos pilla desprevenidos.

Matty haciendo los melódicos a la guitarra, Ali rapeando a gritos continuamente de punta a punta del escenario. El loquísimo bigote de Dan, los piratas que tenían a cada lado del escenario… ¡Que sí que sí, que se trajeron sendos piratas con ellos! Uno de verdad, no sabía ni dónde mirar. Y en el gallinero, una marabunta de brazos, Empujones, gritos y sudor se movía tambaleante a ritmo de cada acorde que soltaban los californianos. Se notaba que era mi primera vez por la cara de sorpresa.

Soy un absoluto defensor de su último trabajo, ósea que cuando siguieron con su primer single: “Save your breath” no pude alegrarme más. Y al parecer el resto de la sala tampoco, pues los nuevos temas eran casi igual de celebrados que los clásicos. Y ellos parecen saberlo, pues no les preocupa mezclar lo más nuevo con uno de sus himnos. Adelante con “call your Friends” y toda la sala ya está saltando al ritmo de su cántico hooligan. Además dicen que en España somos muy de eso, y lo demostramos.

Solo llevábamos tres temas y ya necesitábamos coger un poco de aire. “Hello tomorrow” parece ideal para ello, pero el tema crece a medida que avanza. Vaya si crece. Y más cuando desde el escenario llueven pelotas de playa hinchables por doquier. ¿Pelotas de playa a ritmo de punk rock? De nuevo la sala entera dando botes sin parar. No queríamos que aquello terminase nunca, y por suerte nos quedaba un buen rato.

“Who brings a knife to a gunfight?” es la perfecta amenizadora de fiestas del “Walk the plank”, con lo cual fue un calentamiento perfecto antes de soltar otro himno del tamaño de “Sirens”, con la que nos dejamos los pulmones por encima de nuestras posibilidades.

Fue entonces, y como si de cruzar una especie de ecuador se tratase atacaron con la más extraña de las mezclas. Un mashup momentáneo de sus míticas covers de “Who let the dogs out” (Suelta una bomba como esa en un concierto de punk rock, y espera a disfrutar del resultado) y “Girlfriend” de AVRIL LAVIGNE (Suelta una bomba como esa en un concierto de ZEBRAHEAD y espera a disfrutar del resultado). Se fue el pistoletazo de salida a una ráfaga de clásicos de la talla de “Two wrongs don’t make a right, but three right make a left” (Siempre me ha parecido este el mejor título para una canción de la historia) “Mental health”, “Lockjaw” o la archiconocida y celebrada “Playmate of the year”, previa a la cual nos hicieron un tutorial de en qué momento (Momentos) exacto gritar la palabra “Coño” durante la canción. La broma es mítica, pero sigue teniendo gracia.

Obviamente a estas alturas de la cosa, se empezaba a oler el final. Sin embargo no podíamos irnos a  casa sin pasar antes por el clásico ‘This is our las song’. Y la elegida fue “Rescue me”. Creedme que nos la tomamos como si realmente lo fuese, pese a que no nos los creímos ni por un momento.

La sala a oscuras y el público ante el escenario como clavados al suelo. No nos íbamos a ir. Queríamos más. ¡Exigíamos más! Y así fue, y la Bóveda entera se vino abajo con “Falling apart”. Sabíamos que nos quedaba poco, así que no estábamos dispuestos a dejar que el agotamiento pudiese con nosotros. Si los piratas vestidos con ropajes tan densos seguían ahí arriba bebiendo, nosotros no íbamos a festejarlo menos.

Una pequeña pausa y Ali nos introduce la última gracia de la noche. De nuevo a modo de tutorial, nos pide a todos que nos quitemos las camisetas (Hubo mucho vergonzoso, pero fuimos unos cuantos) y como si de la más chabacana de las bodas se  tratase, ahí aparecimos, haciendo girar nuestros empapadas prendas en el aire cual helicóptero a ritmo del Can-Can rockero que entonaron. Can-Can que terminó rompiendo en la esperadísima “Anthem”. Un último aliento gente, esto lo recordaremos durante años.

Ahora sí que si, ZEBRAHEAD se despiden de nosotros, y todos salimos a que nos de el aire y a secarnos el sudor. A comentar, a respirar, y a reposar una noche para el recuerdo. Una noche de aquellas que valdrá la pena recordar cuando estemos de bajón y necesitemos algo que nos alegre el día. Disculpad si he pecado de entusiasta ahí arriba. Será que soy primerizo- Pero de verdad que en la piel de un servidor, aquella noche se sintió así.

Setlist ZEBRAHEAD: Hell yeah! – Save your breath – Call your Friends – Worse tan this – Drink – Hello tomorrow – Who brings a knife to a gunfight? – Sirens – Who let the dogs out/Boyfriend (Avril Lavigne) – Postcards from hell – Mental health – Lockjaw – Playmate of the year – I’m just here for the free beer – Mike Dexter is a god, Mike Dexter is a role model, Mike Dexter is an asshole – Two wrongs don’t make a right but three rights make a left – Rescue me – Falling apart – Can can/Anthem

Este artículo ha sido leído: 332 veces!!!

Etiquetas
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *