Criticas - novedades

CYTOTOXIN (DEU) «Nuklearth»

Unique Leader Records, 2020

AUTOR: Scheitan

En reseñas anteriores, en las que he defendido a muerte el death y brutal death metal con anteojeras, el de piñón fijo, el clásico, uno de mis subgéneros favoritos, he alabado el buen hacer de bandas que aportan valor añadido al incorporar buena técnica a modo de excusa para girar a temáticas menos clásicas con mucho gusto. Ejemplos como el sci-fi de los maestros WORMED, o el esotérico de ORIGIN, o en terreno menos brutal pero de técnica protagonista, el Kaiju de EXOCRINE, el biológico de los progresivos ALLEGAEON, la supremacía animal de los grandiosos CATTLE DECAPITATION y como no el Chernobyl Death Metal de CYTOTOXIN. Todas ellas apuestas enérgicas en estupendo estado de forma que hacen de la técnica su principal arma, alguna de ellas ligadas a la infalible Unique Leader Records, una de esas pocas discográficas de las que ando pendiente de su calendario de lanzamientos, y que para mí, este año ya había cumplido con el discazo de los franceses EXOCRINE a pesar de tener claro que lo mejor llegará en Diciembre, con lo nuevo de DEEDS OF FLESH, amén.

Desde Agosto, reservaba un espacio para la escucha activa del cuarto trabajo de estos obsesos alemanes de CYTOTOXIN. «Nuklearth», del que esperaba algo bueno, una vez acostumbrado a su modernización tras el demoledor debut pureta «Plutonium Heaven» (2011), pero me ha pillado con el pie cambiado, con la mente enfocada al disfrute de lo conocido, esperando encontrar algo predecible diría, no estaba preparado para un sonido renovado, un sonido que ha mutado. Nada escandaloso, pero lo suficiente para que salten las alarmas de cruzar fronteras, obligándome a incorporarme, por varios motivos, con sus pros y sus contras.
A su favor, lograda atmósfera insalubre a base de buenos arreglos que conlleva cierta recuperación de la esencia orgánica en detrimento de la artificialidad, pero sobretodo el descomunal equilibrio conseguido en la mezcla, mejorando sustancialmente tanto la flagrante descompensación en «Gammageddon» (2017) al servicio del multiregistro de Grimo y el shredding onanístico de los hachas Jason y Fonzo, como al acelerado y bajo en calorías «Radiophobia» (2012), también con base enmascarada. Gracias a esto, y al pasito atrás de las acaparadoras guitarras, aflora la apisonadora Stephan Stockburger, protagonista absoluto para mí de este «Nuklearth» y responsable de la carga violenta que contiene el álbum. En contra, muy en contra, como hándicap principal está la pérdida del multiregistro de Grimo, quién se muestra plano, casi sin grano, sin squeals, sin gurgling, sin grunteo, replanteándome si siguen perteneciendo al brutal death metal técnico o la cosa empieza a oler solo a death o incluso a core…

Cada uno de los 11 cortes contienen detalles destacables, como el inmejorable inicio en “Atomb”, cuyos primeros 30 segundos son para enmarcar, BDM añejo que presenta a Stephan mostrando una de las salsas del disco, el increíble juego con la caja sin bordonera (¿o es una piccolo?) y el mágico armónico metálico con ella. Buen tema que juega bien al slam y espectacularmente adornado a alta velocidad con un shreadding comedido y blastbeat incansable (elige tu el subfusil) asentado en un colchón atmosférico de teclado. Mismas virtudes en “Lupus Aurora”, nuevo intento en latín como ya hicieron con “Radiatus Generis”, esta vez con más éxito, consiguiendo un torrente sonoro imparable y pegadizo. Directa, ordenada y también con gancho coreable “Drown in Havoc”, aunque abusa ligeramente de groove, contiene una cortinilla sweep adictiva. “Coast of Lies”, otro inicio demoledor a lo UNMERCIFUL que divaga entre sweeps y solos mostrando la cara más “sensible” y denunciante de CYTOTOXIN, alejándose de la narrativa histórica de lo sucedido en Chernobyl. Mismo tono en la densa “Soul Harvester”, con colabo de Elliot Desgagnés de BENEATH THE MASSACRE, aportando un fraseo diferente y con mucho poderío slammer conducido por el bajo de V.T. Aunque para colabo, la de Ben Duerr (SHADOW OF INTENT) en “Quarantine Fortress”, para mi el mejor y más completo tema del disco, contiene ese shreadding de 8 bit tan PILLORY/RINGS OF SATURN, riffaco tremolero, buen slam y un épico duelo de osos cavernarios, ahora sí grunteando sin compasión y embellecido por un final meditativo. Junto a esta, me quedo también con la añeja, orgánica y de piñon fijo “Uran Breath”, y el aplastante single “Dominus”, con increíble juego del tempo que combina virtuosismo y potencia a partes iguales con la que caes a la lona sí o sí con su final soporífero.

Cierra el disco el trinomio “Dead Zone Anthem”, “Nuklearth” y “Mors Temporis”, una especie de “Death Atlas” pero con efecto dudoso. Contiene el clásico y teatral regusto ruso que les ha sobrado en otros discos, el clásico también sonido del contador Geiger, pero pinchan en la parte principal, a pesar del buen riff y solo atmosférico, con demasiado sabor core, arreglado con un final increíble, ahora sí sensible (sin comillas), sumergiéndote en el final de todo, esa devastación total provocada por el reactor en un minuto de silencio a golpe de piano y cuerda.

Es innegable que “Nuklearth” es una producción soberbia, de primerísimo nivel, probablemente lo mejor que han publicado con Unique Leader, aplastante, con técnica depurada, batería espectacular y con el que probablemente CYTOTOXIN se abra muchas puertas, con el que pasar de tocar del Extreme Obscene al Hellfest, pero para mi gusto de excesivo dinamismo, insuficiente carga orgánica y sin multiregistro. Factores que disparan mi contador Geiger detectando exceso de plutonio, ese elemento artificial, creado y que me obliga a poner la mascarilla ante el riesgo de alejarme de lo realmente brutal.

Puntuación

Nota - 8.4

8.4

Nota

Es innegable que “Nuklearth” es una producción soberbia, de primerísimo nivel, probablemente lo mejor que han publicado con Unique Leader, aplastante, con técnica depurada, batería espectacular y con el que probablemente CYTOTOXIN se abra muchas puertas, con el que pasar de tocar del Extreme Obscene al Hellfest, pero para mi gusto de excesivo dinamismo, insuficiente carga orgánica y sin multiregistro.

User Rating: Be the first one !
Mostrar más

Scheitan

Redactor

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba