Criticas - novedades
Puntuación alta - recomendado

D.A.D. (ESP) «Mil Rostros»

Base Record Production, 2020

AUTOR: Sebastián Abdala

Con una brutalidad efectiva, contundente y sin prisas para demostrar su esencia, el primer larga duración de la banda sevillana D.A.D. se convierte en una marca sanguinaria de altísimo nivel tanto por la técnica como por el despliegue del grupo en cada tema. “Mil rostros” es un compendio de todo aquello que venían avisando tanto en su primer E.P. “Falso profeta” (2015), como en las decenas de presentaciones en directo donde han arrasado.

La apertura a cargo de “Mil rostros” es una pieza de categórico Groove, pero que apenas insinúa todo el poder de fuego de la banda. Te bombardean con un sonido muy bien conseguido en una gran mezcla, y una pestilencia callejera e inmisericorde. Bases fuertes que toman el mando de a ratos, jugando con buenas guitarras y, lo más particular, un estilo definido desde el primer momento. Tanto la voz, en técnica y letras, como las aperturas de los riff´s son de una violencia que se irá creciendo a lo largo que avancemos por el disco.

“Solo tu ser” te pone los pelos de punta, y si te descuidas, los dientes contra el suelo. Un grito para abrir y dar paso a lo que parece es una nueva etapa del disco en sí, se percibe cierto cambio con respecto al tándem anterior. La bestialidad sube, pero también los arreglos, cambios de ritmo con solos de guitarra endemoniados, pero breves, como para dar un matiz de color distinto y luego volver, sin tecnicismos, a la caña pura y dura. Brillante. Y si hablamos de buenas piezas, tenemos “Tu realidad”, con la participación del vocalista de CHAOS DAY, que agrega todavía más putrefacción, fastidio y odio a una banda que se pone adrenalínica y, sin que te des cuenta, te está combinando arpegios de alto nivel, pasajes de Thrash clásicos y elaborados, con referencias en la lírica muy bien escritas. Sí, lo remarco de nuevo; para que al calzarte los auriculares aprecies el discurso como una parte importante de “Mil rostros”. Además de sudar uno piensa; algo que se agradece muchísimo hoy en día. De aquí en adelante nos encontramos con una suerte de variaciones en los tonos, ganando a veces más profundidad las bases (“Sin perdón” tiene un aire de mística previa a tomarse un par de Molotov como aperitivo) y con “Última hora” la locura es total. Fuerza y técnica, putrefacción y un sonido de Metal, decenios de Metal, servidos en tu cabeza gracias a una letra que te asfixia.

A mediados (creo) de 2019, la banda sufrió un golpe que los hizo replantear el camino a seguir, o no, debido a un robo en los locales de ensayo. Ante esa fuga de esencia, ante esa desazón de sentir que te quitan más, incluso, que lo económico, D.A.D. aguantó, apretó los dientes, y puso más garra todavía, más furia. Y con “Caer al abismo” y “Manos marchitas” (donde participa un miembro de MARABUNTA) cierran un larga duración que no te da respiro, que tiene detalles técnicos que suman más odio, más contundencia.

Este disco me lleva a estar viendo una pelea infernal, de un par contra una decena; voy teniendo la oportunidad de percibir, por instantes, esa falta de aire en uno de los que luchan, pero que no retrocede, que no se rinde, al contrario, más duro golpea. Esa es la metáfora más adecuada que se me ocurre para definir un disco de mi ciudad, que huele a ese rancio sevillano invertido, despojado de caretas y marchas de semana santa, donde el Hiphop parece tener las verdades de la calle. Un carajo, escuchen “Mil rostros”, es bruto, trabajado con muy buen tino, para que no perdamos ni un poco de la contundencia. Eso se llama profesionalidad; mantener la calle y la resistencia en todo momento. Eso es “Mil rostros”.

Puntuación

Nota - 9

9

Nota

Un carajo, escuchen “Mil rostros”, es bruto, trabajado con muy buen tino, para que no perdamos ni un poco de la contundencia. Eso se llama profesionalidad; mantener la calle y la resistencia en todo momento. Eso es “Mil rostros”.

User Rating: 3.93 ( 6 votes)
Mostrar más

Entradas relacionadas

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También puedes leer:
Cerrar
Botón volver arriba