Clásicos

DARK TRANQUILLITY (SWE) “Skydancer” (Spinefarm Records, 1993)

Por Juan Angel Martos

Estamos ante el inicio de una de las bandas de culto del death metal sueco DARK TRANQUILITY y uno de los grupos que lanzó el característico sonido de Gotemburgo, donde este primer álbum “Skydancer”, puso los primeros pasos en su longeva y provechosa carrera, obteniendo su culmen con el álbum “Projector” (1999), incluso su última obra maestra “Atoma” (2016). Desde su sonido inicial al actual mucho ha cambiado estos suecos, a lo largo de sus once trabajos editados, desde sus inicios con toques mas blackers, donde dejaban entrever sus melodías death metaleras, hasta la actualidad con un death metal melódico de alta alcurnia, donde las voces rasgadas se entremezclan con los tonos limpios, dejándonos ciertos toques de teclados que recrean una música muy atmosférica y oscura.

Centrémonos en este primer trabajo, del cual hay que resaltar que es el único en el que las voces no corren a cargo de Mikael Stanne (actual vocalista de la banda), encargándose aquí de las guitarras y coros y dejando la voz principal a Anders Fridén (IN FLAMES), un dato curioso, pues ambos cambiaron entre los dos grupos. El álbum fue lanzado por Century Media Records en 1993, bajo el nombre “Skydancer/Of Chaos and Eternal Night”, donde se aprecia una producción fría y oscura, alternando elementos del black metal, pero con una base muy poderosa de melodías y death metal tradicional, de hecho, es la producción del álbum es lo que menos me gusta, ya que le da un sonido demasiado artificial y agudo.  Niklas Sundin, uno de los líderes de la banda, ya comenzaba a dejar su huella, escribiendo casi todas las canciones junto a Stanne, además de diseñar la portada del álbum.

“Nightfall By The Shore Of Time”, nos muestra ese toque black primigenio en el sonido de DARK TRANQUILITY, con una percusión de Anders Jivarp centrada en blast beats y unas guitarras muy afiladas. Pero rápidamente, ese ambiente oscuro y repleto de atmosferas se nos echa encima con las melodías de “Crimson Winds”, uno de los temas del álbum, embriagador y cambiante, con unos toques progresivos brutales y dejándonos muestras de lo que sería una seña de identidad de ese death metal melódico sueco, ojo a las guitarras de Sundin y Stanne. Otra peculiaridad que introducen son las voces femeninas, aunque no en todos sus álbumes, los dos ejemplos que encontramos aquí serán “A Bolt Of Blazing Gold” y “Through Ebony Archways”, en la que aparece Anna-Kaisa Avehall, para poner ese toque mágico y recurrente, que mejorará en álbumes sucesores y que emplearan de manera contada. De este bloque el segundo corte que mencionamos es el que tiene una atmosfera más oscura y cercana al gothic metal, con unas guitarras acústicas muy bien ensambladas y donde priman las voces limpias en ambos cantantes, otro gran corte.

En “Shadows Duet” o “My Faeryland Forgotten”, apreciamos detalles que quedaran para siempre en DARK TRANQUILITY, como las transiciones de guitarras, las partes de alternancia de tempo y ese toque ambiental en determinadas partes centrales, así como la alternancia vocal y los riffs de guitarras característicos del sonido sueco. La edición remasterizada cuenta con cuatro temas adicionales regrabados un año después formando parte del Ep “Of Chaos And Etenal Night” del que destacan el corte que lo abre, de nombre homónimo, donde los riffs son bestiales, así como las transiciones nos demuestran las raíces del death metal melódico con unos solos vertiginosos y técnicos y la versión del ’94 de “Alone”, con una nueva producción y voces.

DARK TRANQUILITY, con “Skydancer”, puso las bases del sonido de Gotemburgo, que junto a IN FLAMES,  AT THE GATES…, pusieron las bases del death metal melódico con sede en los países nórdicos y que tan influyente será en la música actual.

Este artículo ha sido leído: 248 veces!!!

Etiquetas
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *