Novedades

DENY THE URGE (DEU) “As darkness falls” CD 2017 (G.U.C. Records)

Por Jesús Muñoz Caballero

En 1998, Alemania vio nacer al combo de Death Metal DENY THE URGE. En 2002 apareció su primera Demo “In-Consequence”. En 2004, lanzaron su L.P debut “Subsequent Confrontation”, para cuatro años después seguir reventando cráneos con su segundo Larga Duración “Blackbox of Human Sorrow”. Finalmente, el 1 de agosto de 2017 nos llegó su último trabajo vía G.U.C. Records.  El disco, bautizado con el nombre de “As Darkness Falls”, es el protagonista de esta crítica.

El line up es el siguiente: James Stewart (batería), Henrik Osterloh (guitarra y voz), Max Hunger (bajo).

Señores, el nuevo lanzamiento de los alemanes es…. ¿cómo diría? … ah sí, PERFECTO. La calidad y el buen hacer rebosan por los cuatro costados, ofreciendo un redondo peligrosamente intenso y sin fisuras. La influencia de los buenos y viejos MORBID ANGEL está más que presente en su propuesta, pero más quisiera “El Ángel Mórbido” manufacturar una embestida la mitad de buena que este álbum en la actualidad. A pesar de ello, y si alguno está pensando algo así como “vaya, otra agrupación sin personalidad”, se topará con un canto en los dientes. La banda tiene sello propio, y esto a estas alturas es difícil de encontrar.
Por otro lado, y lejos de ser un conjunto retro, estos chicos practican un “Metal Muerto” a la vieja usanza, siendo perfectamente conscientes de en qué año se vive. Simplemente apabullante.
La producción es cristalina a la par que insidiosa, adjuntando un artwork tan siniestro como espectacular.

Los riffs son malévolos hasta decir basta. Los hallamos fluidos, a una cuerda y pesados. Todo ello lo adornan con unos solos que cortan la respiración.  ¿Pero cómo se puede hacer tan bien algo?, que maravilla.

En cuanto a voces se refiere, nos topamos con una doble tonalidad de growls, añadiendo puntualmente unas clean vocals escalofriantes.

La batería destrozará vuestra alma a golpe de blasts y up tempos, sin olvidar los instantes más contundentes.

Personalmente destacaría “Altar of Addiction”, “On the Surface” y “Vatermoran” por los siguientes motivos:

“Altar of Addiction” se podría describir perfectamente con las palabras “descarnado” y “trepidante”. Sus múltiples cambios de dirección junto a sus seis cuerdas os dejarán boquiabiertos.

“On the Surface” muestra la cara más pesada del grupo. Calentad el cuello antes de escucharla.

Con “Vatermoran” se hace más patente el influjo de Trey Azagthoth y compañía. Poca broma con esta tonada.

Si os gusta la vieja escuela necesitáis haceros con una copia de esta obra ¡YA!

Este artículo ha sido leído: 391 veces!!!

Etiquetas
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *