Novedades

DESECRESY (FIN) “The mortal horizon” CD 2017 (Xtreem Music)

Por Daniel Ureña Cruz

Hace calor, sí, mucho calor. No es nada nuevo esto que acabas de leer, ¿verdad? Es verano, ¿qué esperabas? Lo que sí es novedoso a la par que sorprendente es que yo recomiende abrigarte profusamente ante el frío que va a recorrer tu cuerpo cuando escuches el nuevo álbum de los fineses (finés, mejor dicho) DESECRESY, “The Mortal Horizon”. Sí, lo ha vuelto a hacer, ha vuelto a grabar otra obra maestra del death-doom, y no hay mejor calificativo para este álbum que ese mismo: el de obra maestra.

Con cuatro excelentes trabajos a su espalda en los que junto a Jarno Nurmi demostraba su poderío para con esto del metal extremo, el multiinstrumentista (y ahora también vocalista, tras la marcha de Jarno) Tommi Grönqvist vuelve a la carga con su quinto álbum, lleno de frialdad, oscuridad, tiempos lentos hasta decir basta y una dureza fuera de dudas. Esto es death-doom, y de mucha calidad. Escuchar DESECRESY parece volvernos a DERKÉTA, ASPHYX o al sonido alemán de MANGLED TORSOS, pero aumentando más si cabe la lentitud y profusión en el sonido, con cortes de ultratumba que nos sumergen en un sufrimiento eterno e incisivo. Es un álbum sin complejos arreglos, pero que no son necesarios cuando te acercas a la facilidad, asequibilidad, desesperación y malicia de las que hace gala este plástico y que invadirán a buen seguro tu cuerpo.

Aunque sus anteriores trabajos estaban grabados desde la perspectiva lenta del doom, es en este nuevo largo donde esos elementos se hacen más patentes, quedando en cierto modo relegada la importancia del death a favor del primer estilo, en vaivenes continuos de riffs atrapantes que te hacen inmediatamente esclavo sonoro de su obra. Aquí no encontrarás artificios técnicos complejos, pero sí sentimiento y penumbra, un dolor que se arrastra con cada nota, con cada riff, con cada golpeo de batería, como si de un ente se tratase y acaba ocupándote, haciendote partícipe de él.

Son nueve cortes los que conforman este “The Mortal Horizon”, y aunque el cómputo total se aleja de florituras detallistas y responde a un estilo similar, sin cambios aparentes, que bien parezca estamos escuchando un único y largo tema, también es cierto que en su haber existen en canciones algunos detalles interesantes. El corte encargado de abrir el disco, “Amidst”, supone una carta de presentación directa acerca de lo que después nos vendrá: una oscuridad hasta niveles insospechados hace de paraguas asesino a una voz espectral (en este álbum, mucho más gutural que en anteriores) y una instrumentación que, si bien destaca por los riffs doom, también entra a formar parte del death más old school, como igualmente ocurre con el segundo tema, “Horizon Blazing”, de pura inspiración death-doom clásico. En esta ocasión, una batería fuera de control golpea con furia la caja, ruido al que se unen unas guitarras oscuras. En “Percussive Necromancy” continuamos con la misma línea, destacando tiempos cortantes en los que la variedad de riffs se alternan entre blast beats violentos y bases pausadas de batería, primando el bombo por encima de todo, como encontramos en el siguiente corte: “Excavation”, uno de los temas más destacables del álbum. En esta esencia que acabamos de escribir acerca de los cuatro primeros temas se concentra lo que bien podríamos repetir respecto al resto: “Concealed Depths” (con arreglos terroríficos que bien parecen introducirnos en una película de terror underground), “Atrophoid”, “Telekinetic Ignition”, “Perpetual Waves” y el cierre con “Approaching Infinity”. Son nueve cortes, como decimos, llenos de magia y putrefacción.

“The Mortal Horizon” es un álbum directo musicalmente hablando como directo a la yugular en actitud. Es un trabajo repleto de oscuridad, en la línea de anteriores álbumes pero llevando la potencia doom-death hacia otro nivel. Bien parezca que el sonido de DESECRESY ha ido optando con el recorrido de tiempo hacia un minimalismo que resulta ciertamente interesante y, en tiempos que corren agotados de espadas y brujería, aportando un soplo de aire fresco a la escena musical del metal. Si este supone su quinto trabajo, estamos seguros que el genio Tommi Grönqvist volverá a regalarnos en un futuro muchas obras más, y bien recibidas que serán. Pero recuerda, abrígate bien antes de escuchar esta joya…

Este artículo ha sido leído: 422 veces!!!

Etiquetas
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *