Entrevistas

DIOIVO (ESP)

Entrevista con Jacobo y Daniel

AUTOR: Scheitan
Es complicado hacer entrevistas de este tipo, cuando es imposible separar la pasión del fan con la templanza de querer parecer profesional. Dioivo es algo único, una de esas bandas que te ganan y guardas como un tesoro a lo Golum. Es un auténtico placer poder charlar con este innovador dúo gallego y que nos cuenten de primera mano lo que se avecina con su siguiente trabajo.

Buenas Daniel y Jacobo, Jacobo y Daniel, bienvenidos a Necromance. ¿Cómo va todo por Vigo?
Dani: ¡Buenas! Muchísimas gracias por el interés y por todo el trabajo que hacéis. Estamos trabajando y preparando proyectos nuevos en la medida que la pandemia nos deja. Tuvimos que retrasar y cancelar conciertos, como todos, pero afortunadamente estamos activos y con muchos planes por delante.
Jacobo: Buenas, y muchísimas gracias por vuestras palabras. ¡Intentaremos estar a la altura!

Tendré que pediros que presentéis a Dioivo a los lectores, aunque me parecería increíble que no hayan oído hablar de vosotros…
Jacobo: Dioivo somos un dúo de black metal melódico de Vigo, Galicia, con letras en gallego. Somos una banda pequeña, pero desde que nacimos a principios de 2016 ya hemos sacado un EP, un álbum, varios sencillos y demos, y ahora estamos a punto de presentar un nuevo EP, titulado Dioivo III. Formamos parte del sello Darkwoods, que conoceréis por editar trabajos de bandas como Dantalion, Perennial Isolation, Hyban Draco, Lóstregos, Cuélebre, Foscor o Nakkiga.

Pasáis bastante de promociones. ¿Va a cambiar algo vuestra actitud con el lanzamiento del nuevo trabajo?¿Que tal el apoyo por parte de los medios por el momento?
Jacobo: Bueno, intentamos promocionar nuestros discos todo lo posible, pero es cierto que tampoco nos matamos… Al fin y al cabo, nuestro objetivo principal es disfrutar haciendo la música que nos gusta. Pero si, intentaremos mover el nuevo disco todo lo posible. Por ahora varios medios, tanto tradicionales como especializados, se han hecho eco del lanzamiento de nuestro último sencillo, está superando nuestras expectativas. Así que a ver que tal cuando salga el EP.
Dani: Antes nuestra principal forma de promoción era tocar en directo, y solíamos programar conciertos de presentación y acoplarnos a todos los eventos que nos propusieran para promocionar y darle visibilidad a los discos que presentamos. Desgraciadamente, no será posible seguir con nuestra línea en esta ocasión. No nos queda otra que potenciar las plataformas digitales, Spotify, Bandcamp…Hay que adaptarse a los tiempos.

“Dioivo III”, vuestro nuevo EP a punto de ser publicado, el 30 de Marzo si no me equivoco. Contadnos los detalles de la grabación.
Jacobo: Para esta ocasión decidimos grabar en el estudio Namek, que nos queda casi al lado de casa, en Vigo. Ya habíamos estado ensayando allí anteriormente y ya conocíamos a Manu, batería entre otros del grupazo de crust punk Taiga Dukha, que nos grabó con unas condiciones geniales. Allí graban sobre todo punk, lo cual influyó en el sonido mucho más crudo y orgánico que tiene este EP en comparación con nuestro disco anterior, el álbum Dioivo II. La verdad es que para nosotros el sonido de ese álbum quedó tremendo, pero para este EP decidimos probar algo, como ya digo, bastante distinto. ¡Esperamos no decepcionar demasiado!

A finales de Enero adelantabais “Ferro E Xenreira”, temazo como una catedral. ¿Qué tal la acogida? ¿Cómo surge la insólita colaboración de Marcos y Dana de Mileth? ¿Se puede sonar más a tierra, tan pagan, sin el uso de un solo instrumento tradicional?
Jacobo: La verdad es que ya llevábamos un tiempo valorando hacer canciones que incluyesen voces limpias, y como yo toco también en Mileth, ¿qué mejor que pedirle a Dana que nos echase una mano? Marcos ya nos había prestado sus guturales en algunos conciertos, así que pensamos que sería genial si pudiesen estar ambos en nuestra primera colaboración en estudio. Y teniendo en cuenta eso, que el tema tiene un toque folk, pensamos que sería perfecto. Así que se lo propusimos y aceptaron desde el principio. Sobre por qué tiene ese aire a música tradicional gallega, pienso que es en parte porque siempre nos gustó probar a hacer canciones con escalas que a priori no parecen las más típicas en el black metal, como la escala mayor, el modo lidio o el modo mixolidio, y este último es en el que está escrita mayoritariamente “Ferro e Xenreira”. Y ya de por si es un modo que suena bastante folk. Además, buena parte de la canción, incluídos los blast beats de la estrofa en la que canta Dana, emplean un compás muy habitual en la música tradicional gallega, el compás de 6/8. Entre una cosa y la otra le dan ese toque. Y por supuesto, el hecho de que las letras estén en gallego, como no.

Veo en la lista de temas que habéis incluido “Outra Vez”, único tema que os quedaba por regrabar de la demo.
Jacobo: Si, nos quedaba ese tema pendiente de la demo O Espertar, y nos parecía que encajaba en el EP, a la vez que da un cierto contrapunto con las canciones nuevas, que en algunos aspectos rompen un poco con el estilo que teníamos hasta ahora. Lo cierto es que de la sesión de esa demo aún tenemos un tema totalmente inédito, a ver cuando lo podemos sacar.

Me imagino que ya estaréis un poco hartos de esta pregunta, pero ¿por qué el formato dúo y letras exclusivamente en gallego?
Dani: El formato dúo es un formato que se presta bien a la música que hacemos. Además, simplifica mucho la toma de decisiones, las tareas a repartir, la organización de los viajes… Lo único malo es que los gastos también se reparten entre menos personas, pero tiene más ventajas que inconvenientes. Con respeto al idioma, ambos empleamos el gallego como lengua habitual y, por supuesto, lo hablamos entre nosotros. Lo raro sería más bien escribir las letras en otra lengua distinta, para nosotros es lo natural. De hecho, en nuestro género hay un buen puñado de bandas que también cantan en gallego.
Jacobo: Al final, cantar en gallego no es que sea algo que hagamos por compromiso aunque nos perjudique, al revés: le da un valor propio y diferente a la música. Y jamás ha supuesto un problema para nosotros a hora de que nos escuchen gente de fuera de Galicia. Pero sí, es cierto que aunque no fuese así lo haríamos igual, es nuestro idioma.

Personalidad e innovación son para mi dos de vuestras señas de identidad además de parecerme excelentes músicos. Contadnos cómo nace este EP a nivel compositivo. Imagino que contendrá algo de guitarra clásica y mezcla rica de estilos como en vuestros anteriores trabajos. ¿Seguís sin animaros a meter más instrumentos?
Jacobo: Pues intentamos sobre todo eso, probar cosas algo distintas. Por supuesto, llevará un par de piezas de guitarra clásica, y hablando de instrumentos nuevos, hasta un poquito de banjo y de cencerro. Por lo demás, además de la versión completa de “Ferro e Xenreira” y la regrabación de “Outra Vez”, van incluídos otros temas que creemos que tienen también su toque propio. Habrá que esperar a que salga el EP para averiguar si estamos en lo cierto o no… No queremos destripároslo, pero podemos prometer algo de speed metal, algo de hardcore punk, más voces limpias, solos, referencias a otras canciones, y alguna que otra cosa más, siempre dentro del estilo de Dioivo. En todo caso, sí, no barajamos por el momento dejar de ser un dúo ni meter instrumentos con los que no daríamos a basto en el escenario; la simplicidad es una de las claves que hace que tener este grupo sea tan ameno y divertido para nosotros. ¡Ya requiere suficiente trabajo de por sí!

Por las letras no sé si preguntaros porque sé que pasáis bastante. No obstante, a mí me parecen cojonudas, poéticas y con punto crítico. ¿Habéis prestado más atención que otras veces para “III”?
Jacobo: La verdad es que por ahora siguen siendo un poco lo que nos surge en cada momento, con temáticas y estilos más o menos similares a los de discos anteriores. Algún día tendremos que estrujarnos más los sesos con ellas. Eso sí, ahora mismo tenemos un proyecto sorpresa entre manos con el que no tendremos que preocuparnos por escribir letras… Más pronto que tarde os contaremos de qué se trata.

A nivel visual, observo la foto de una chica en portada como en vuestros anteriores trabajos, pero también observo que potenciáis la simbología sacando la bandera galega y el logo…
Jacobo: Si, intentamos que hubiese una cierta continuidad con las fotos de portada de Dioivo I y Dioivo II, que de hecho están sacadas todas en el municipio gallego de Cangas do Morrazo, al que estamos ambos muy unidos. La bandera se nos ocurrió como elemento diferenciador de esta portada, para darle un toque quizás más explícitamente reivindicativo. Nuestra idea inicial era que no se apreciase exactamente que bandera era, pero consultándolo con el diseñador que trabaja con Darkwoods, Dios Perezoso, decidimos dejarla como la veis en su versión definitiva, y él añadió también el logo. Siempre quedamos contentísimos con sus diseños, así que había que hacer caso al experto. Eso sí, para comprobar que no teníamos pensado inicialmente que se viese tanto la bandera solo hay que fijarse en que está ondeando al revés! Esperemos que no nos lo tengan muy en cuenta por aquí…

Bueno, aquí me descubro como fan carpetero y debo deciros que disfruto de cada una de vuestras canciones hasta la fecha. ¿Hay algo que cambiaríais después de vuestros primeros cinco años como formación?
Jacobo: A mi la verdad es que una cosa que siempre me pasa es que cuando sacamos nuevas canciones es que hay una etapa en las que les veo fallos por todas partes, pero luego hasta ahora siempre se me ha pasado. Así que por el momento en el aspecto musical lo dejaría todo como está. Quizás si pudiéramos volver atrás sí que nos hubiésemos puesto más a fondo con las redes sociales desde el principio, que hasta hace un par de años las teníamos algo más abandonadas, y para grupos como el nuestro son cruciales.

La relación con Darkwoods va bien ¿no? ¿Qué tal fueron las reediciones de los primeros trabajos?
Dani:
Con Darkwoods siempre tuvimos muy buena relación. Es la primera discográfica que apostó por nosotros allá por el 2018 y nunca les estaremos lo suficientemente agradecidos por el apoyo brindado. Después de publicar la demo O Espertar y nuestro álbum Dioivo II se animaron a reeditar nuestro primer EP, que vio la luz en noviembre del año pasado, en una edición con un segundo CD lleno de bonus tracks en digipack muy chula. Estamos muy contentos con el resultado.

Tenemos que hablar de influencias. Yo os veo como unos Inquisition thrashers enriquecidos. ¿Que bandas os han marcado más?
Jacobo: Inquisition siempre viene a la cabeza por ser también un dúo, aunque no es un grupo que nos influyese especialmente a la hora del sonido. Quizás en ese aspecto nos fijamos algo más en otro dúo, Bölzer, con sus riffs melódicos con guitarra de 10 cuerdas. En un principio yo diría que las bandas que más nos marcaron fueron, por un lado los clásicos del black metal melódico sueco, como Sacramentum, Dissection, Dawn, Vinterland, o incluso más folk como Mithotyn. Otra influencia absolutamente fundamental es la de bandas gallegas de las que éramos admiradores, como Xerión, Dantalion, Balmog, Barbarian Prophecies o Noitébrega. Con varias ya tuvimos la suerte de tocar. Y por otra parte también está nuestra vena thrash, que era el estilo que tocábamos en nuestra anterior banda. A mi por ejemplo me flipan especialmente las bandas con un toque más técnico y progresivo, Defiance, Voivod, Heathen, Anacruisis, Blind Illusion… Aunque nosotros ni nos acercamos a eso, ojalá!

Hablando de Inquisition, sé que os gusta mucho la música, que opináis o creéis que es lo correcto hacer en un caso como el de JJ Weirbach ¿Hasta qué punto hay que separar o no sucesos extramusicales con el gusto por una banda?
Jacobo: Yo creo que depende de a que nos refiramos. Es cierto que que el tío sea un nazi repugnante no hace que su música sea en abstracto peor. Ni mejor, vamos, que muchas veces el morbo y la controversia inflan precisamente la popularidad de estos grupos. No puedo evitar pensar en Burzum. Pero eso, la música es la que es y por lo tanto, como tal se puede apreciar. Ahora, yo no llevaría su merchandising, ni apoyaría directamente al grupo ni nada parecido, aunque entiendo que haya gente que lo haga. Es un tema muy complejo que depende mucho del contexto y de la gravedad de lo que haya hecho o no el artista en cuestión. Por eso creo que son falsas tanto la premisa de que “hay que separar obra y artista, no tienen nada que ver” como la de que son totalmente la misma cosa siempre. También es cierto que, en todo caso, hay millones de bandas en este planeta, y por lo menos cientos de miles de ellas son excelentes. En la enciclopedia metallum mismamente hay registradas casi 150.000 bandas de metal. Así que tampoco habría que llorar por no poder alabar al puñado de bandas nazis que hay, por poner un ejemplo de controversia habitual en el black metal. No creo que haya que señalar a nadie por escuchar a Nokturnal Mortum, por lo menos hoy en día, pero tampoco se va a morir nadie por no escucharles. Ya digo, es un debate muy amplio que se falsea mucho.

¿Qué significa para vosotros el black metal?
Jacobo: Un estilo musical, ni mejor ni peor que cualquier otro, que simplemente nos encanta. No somos muy fans de hacer interpretaciones grandilocuentes de este tipo de cosas. Creemos que hay que normalizar el estilo, ya que hay muchos estereotipos en torno a él cuando realmente es una música que cualquiera podría apreciar y disfrutar.

¿Pensáis que es un género de moda? ¿Qué opináis de los numerosos subgéneros que han ido surgiendo en los últimos años? ¿Qué significa para vosotros el concepto “trve”?
Jacobo: Es un género que despierta bastante curiosidad, tanto por toda la mitología que le rodea, en especial a la escena noruega, como por sus peculiaridades musicales. No se si está ahora más de moda que en otros tiempos, pero está claro que tiene un seguimiento considerable a nivel música alternativa, no se queda muy atrás con respecto a otros estilos de metal; como en todos, las bandas más míticas son relativamente conocidas. Incluso algunas recientes pasaron con creces la barrera del underground; el caso más llamativo seguramente sea el de bandas de post-black metal como Deafheaven. La verdad es que yo no estoy todo lo conectado a la actualidad internacional del estilo como me gustaría, sin ninguna razón en particular suelo descubrir más bandas “viejas” que nuevas, y a lo que más atento estoy es a todo lo nuevo que salga en Galicia. Pero toda renovación del estilo es bienvenida. En mi opinión, lo de ser “trve” es una consecuencia de la incomprensión e incluso rechazo que sufrió desde siempre el metal, por su origen popular y transgresor, algo que también sufrieron de una u otra manera otros estilos, desde el punk al hip-hop. Ello provocó que muchos fans se cerrasen en banda como autodefensa, y se crease una obsesión por una supuesta “autenticidad” que muchas veces se acaba pareciendo más a la parodia del estilo que se hace desde fuera que a la realidad del estilo en sí. Y es comprensible, claro. Pero me da la impresión de que es algo en gran parte superado, la mayoría de metaleros que conocemos escuchan a todo tipo de artistas y no le dan especial importancia a estas cosas. Obviamente, escuchar a grupos de culto y underground tiene un encanto especial, y eso es innegable, pero vamos, no hay que ser sectario con estas cosas.

¿Cómo tenéis la agenda? ¿Algo pensado para presentar el ep? ¿Qué opináis de las transmisiones en directo?
Dani: Ahora mismo tenemos un concierto pendiente que tuvimos que aplazar por la situación sanitaria. Esperamos retomarlo pronto, anunciar una nueva fecha y presentar el disco en directo. Ojalá nos equivoquemos, llevamos más de un año sin tocar en directo y cada vez nos cuesta más llevar el mono, pero no tiene pinta de que podamos organizar mucho más a lo largo del año. Aprovecharemos para desarrollar otras ideas y proyectos en los que estamos trabajando y que iremos desvelando poco a poco. Con respecto a las transmisiones en directo, me parecen una buena alternativa para paliar la falta de conciertos, aunque sea una experiencia muy diferente a los espectáculos en vivo. Además, en la escena más underground en el que nos movemos, los conciertos tienen el valor añadido de tener un ambiente más familiar y cercano. Es lo positivo de las salas pequeñas. Evidentemente, la cerveza y la conversación con los grupos, los trabajadores de la sala y demás asistentes se pierde y es una pena. Al final, en este mundillo nos conocemos todos y ese contacto es la piedra angular de la comunidad metalera. Nos tocará seguir viviendo a base de discos y, también, transmisiones en directo, pero ¡ojalá que pronto podamos retomar la actividad en nuestras salas locales!
Jacobo: Alguna vez pensamos en hacer nosotros mismos alguna de esas transmisiones, pero la verdad es que no contamos con la capacidad, por el momento, de hacerlo por nuestra cuenta. Para paliarlo, hasta subimos un video que teníamos guardado de un concierto que dimos en 2018 con Dantalion. Estaría guay hacerlo si tenemos oportunidad, pero tendríamos que hacerlo muy bien, que ahora ya no estamos en el primer confinamiento donde eso era una cosa novedosa, y la gente no está tan aburrida como para animarse porque si…

A todos se nos llena la boca alabando la escena blacker gallega. Este año se viene un nuevo disco de Lóstregos también. ¿Cómo veis las cosas por allí actualmente?
Dani: Tenemos la suerte de convivir con un montón de grupazos que, en muchos casos, han publicado recientemente o van a publicar nuevos trabajos próximamente. En las primeras semanas de confinamiento Balmog sacaron Pillars of salt y acaban de anunciar otro EP, Xerión participó en un par de splits y publicó varios discos a lo largo del 2020, Dantalion están ultimando su próximo disco, su guitarrista Brais presentó el primer disco de Lowmist también con Darkwoods… Además, claro, de Onde calan os corazóns, ruxen as pedras de Lóstregos que estamos deseando tener entre manos. La “escena blacker gallega”, como la llamas, mantiene su vitalidad de siempre.
Jacobo: También hubo nuevos discos de Corteza Inhumana, preparan álbum nuevo Barbarian Prophecies, e incluso hubo una esperadísima reedición en CD de grabaciones de la hoy desaparecida Noitébrega… La verdad es que es un lujo que se nos relacione con estas bandazas, y las que se nos ha pasado mencionar! El metal gallego en general, aunque no muchas bandas llegasen a ser conocidas internacionalmente, siempre tuvo una calidad tremenda y la sigue teniendo.

Galicia es maravillosa, especialmente Vigo, donde he pasado bastante tiempo. Habladnos de vuestro arraigo, de vuestro amor a la tierra y de lo que menos os gusta o cambiaríais también.
Dani: Por supuesto, sentimos arraigo a Galicia, pues es el lugar donde nos tocó nacer, crecer y donde tenemos a nuestra familia y seres queridos. Sentimos amor por nuestra tierra en esa medida y nos enorgullecemos de nuestra cultura, tradicionalmente agredida, y de los antepasados que nos han llevado hasta aquí y gracias a los cuales gozamos de la vida que tenemos. Sin embargo, es también un país con muchos problemas en el que miles de jóvenes como nosotros tienen que emigrar para poder tener un proyecto vital digno ante la falta de oportunidades aquí. Además, muchas de las bellezas naturales de las que tenemos la suerte de disfrutar, están cada vez más amenazadas por grandes proyectos empresariales de carácter especulativo, mineras, eólicas, que ponen en riesgo no sólo la biodiversidad sino la existencia de poblaciones y la vida de miles de personas. Por lo tanto, deseamos que estos nubarrones que se vaticinan amainen para que Galicia sea todo lo maravillosa que debería.
Jacobo: Al final el mayor arraigo que puedes sentir por un país es ese, querer una vida digna y mejor para su gente como la queremos para cualquier persona del mundo, y luchar por ello.

Año Xacobeo, ejem. ¿Hablamos de religión? Para ser una banda black, me da la sensación que el tema os interesa poco.
Jacobo: Yo diría que es un tema que hace mucho que dejó de ser central en el black metal. Y al final, por mucho que se diga, siempre fue una cuestión más estética que otra cosa, algo para provocar y desafiar a lo establecido. Y ahora que en países como Galicia es cada vez menos parte de lo establecido, ya que está en claro retroceso aunque aún tenga un potente arraigo, en consecuencia cada vez sirve menos para provocar. Entiendo que muchas bandas continúen con ese tipo de temáticas por herencia de las bandas anteriores, eso sí. Pero desde luego, del año Xacobeo nos preocupa mucho más la especulación inmobiliaria que estaba desencadenando, especialmente teniendo en cuenta que yo vivo a medio camino entre Vigo y Santiago de Compostela, una ciudad turística donde el coste del alquiler y la vida en general estaba subiendo una barbaridad. Pero parece que con la pandemia el tema del Xacobeo está muy en el aire, supongo que no hay mal que por bien no venga…

¡Caretas fuera! ¿A qué artista mainstream odiáis por encima de todo y con cual disfrutáis en secreto?
Jacobo: No creo que haya ninguno al que odie ni ninguno que disfrute en secreto, la verdad. Quitando mi fase adolescente de solo escuchar metal, siempre aprecié mucho estilos como el pop o el reggaeton. Aunque lo que más escucho por afición con diferencia es metal, cada estilo musical tiene su registro y sus cosas positivas, no puedes ir a bailar con colegas a una discoteca y pretender que te pongan Suffocation, ahí la música perfecta es el reggaeton o el trap. Y hay canciones de esos estilos muy buenas y pegadizas que ni mucho menos puede hacer cualquiera, como a veces hay quien insinúa. Yo creo que no es el caso de la mayoría, pero sí que es cierto que muchos metaleros, ante el desprestigio que sufre su música, optan por desprestigiar a otras. Pero como me voy a meter yo, por ejemplo, con el trap y el autotune, si yo canto con gritos y gruñidos! Son formas de expresión musical, todas igualmente válidas. Al final criticar cosas como esas es escupir hacia arriba.

Para los lectores de Necromance ¿Por qué deberían escuchar a Dioivo?
Jacobo: Somos dos chavales que estamos intentando sacar adelante un grupo, y, si es posible, aportar algo a un estilo y a una escena que nos flipa desde hace muchísimos años. Si os gusta el black metal melódico, con algo de thrash o folk, y no os molesta que no sea muy tradicional, el simple hecho de que nos escuchen ya es un apoyo enorme para nosotros.

Muchísimas gracias y buena suerte.
Dani: ¡Muchísimas gracias a vosotros!
Jacobo: Sí, gracias a vosotros por esta oportunidad, siempre se agradece muchísimo, pero en estos tiempos es impagable.

Mostrar más

Scheitan

Redactor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba