Clásicos
Puntuación alta - recomendado

DISMEMBER (SWE) “Indecent and Obscene” (Nuclear Blast records, 1993)

Por Daniel Gallar

El año es 1993 y los suecos DISMEMBER, auténticos pioneros del death metal sueco junto con ENTOMBED o UNLEASHED (y otras bandas como TOXAEMIA que desaparecieron al poco tiempo), ya llevaban un tiempo en activo y nos habían deleitado con esa auténtica obra maestra de debut llamada “Like An Ever Flowing Stream” y ese enloquecedor mini llamado “Pieces”. “Indecent and Obscene”, que salió a finales del año 1993, es un álbum imprescindible para aquellos que sean amantes del death sueco y del death metal en general.

Para este segundo disco, al contrario que con el debut, se alejaron un poco de la temática relacionada con el ocultismo y misticismo para pasar a una onda más gore… aunque sin llegar a los extremos un poco a veces infantiloides de por ejemplo CANNIBAL CORPSE en discos como “Tomb of the Mutilated”. La fórmula sin embargo sigue siendo la misma, y es que los de Estocolmo siempre supieron cómo añadir geniales melodías al siempre crudo y brutal sonido death metal. Este disco en este sentido es quizás un mejor ejemplo de ello que el debut debido a su su producción… aún más cruda en comparación y destilando una violencia sónica que ya nunca volvieron a alcanzar (sobre todo si tenemos en cuenta por ejemplo si su siguiente trabajo “Massive Killing Capacity”, que, aunque es un gran disco, no olvidemos que incorporó mucha más melodía a su sonido y casi se coquetea un poco con el death n’ roll que sus colegas de ENTOMBED decidieron probar).

Hablar de death metal sueco es hablar de un sonido muy particular. No es “sólo” death metal, y mucho menos “old school” death metal. Es un sonido muy particular que el buen entendedor sabe identificar al momento independientemente de la banda. Es lo que hace que sea “death sueco”. DISMEMBER han tenido siempre un tipo de producción más incisiva y esencial que otros grupos del género. Digamos que siempre han rizado el rizo y, a pesar de ser sin duda “death sueco”, y además pioneros en el estilo, siempre han tenido personalidad propia. Por ejemplo, es innegable que siempre han tenido un sonido de guitarra muy particular, casi como una sierra mecánica amenazante… guitarras crujientes, potentes y un poco “guarrillas” (lo cual siempre ha quedado genial con la música agresiva al contrario que al otro lado del atlántico con bandas como OBITUARY con un tipo de producción mucho más limpia y a veces no tan agresiva para un servidor). El sonido de batería, siempre cortesía del genial Fred Estby, ha sido siempre muy particular con un sonido de caja y doble bombo muy orgánico y con un poco de “eco”. Pues bien, estas peculiaridades a nivel de producción fueron si cabe acentuadas para “Indecent and Obscene”… lo cual dio lugar a un disco de death metal sueco obsesivo y demencial. También se puede decir que esta obra supuso un poco un puente entre sus trabajos pasados y los nuevos discos que se avecinaban. No me malentendáis, los temas son brutales y cañeros pero de alguna forma a nivel de estructura y composición quizás un poco más trabajados — y esto apuntaba a lo que serían sus discos posteriores (¡todos buenos!).

En cuanto uno empieza a escuchar ese puñetazo en plena cara llamado “Fleshless” ya nos damos cuenta de los cambios arriba descritos. Death metal cañero, incisivo, agresivo… pero también tremendamente pegadizo. Un gran ejemplo es “Skinfather”… enorme con ese medio tiempo machacón tiempo a media canción que es una delicia. Yo diría que los tres primeros temas son de lo mejor que ha salido del país a nivel de death metal. Pero, claro está, DISMEMBER no pueden ni siquiera hacer un disco mediocre y los otros temas son magníficos. La gran sorpresa siempre he dicho que está en el último tema… “Dreaming in Red”. ¿Se trata de una “balada death metal”? Pues puede que sí. Es un tema diferente del resto en el que prima la melodía y con una temática tan mórbida y obsesiva como “cálida” en su enfoque al oyente… empezando con una intro de bajo hipnótica cortesía del gran Richard Cabeza. Con este tema creo que hubo un antes y un después dando ejemplo a otros grupos que ya empezaban a hacer un tipo de death más melódico… que luego en muy poco tiempo se estableció a lo grande como “melodic death metal” y que sobrepasó en niveles de popularidad al death metal puro… todos sabemos que de ahí salieron grupos auténticos y genuinos y otros que al poco tiempo se hicieron camaleónicos y se fueron arrimando a los estilos que más pegaban en cada momento (sí, me refiero a IN FLAMES por ejemplo). En fin, así son las cosas. Como iba diciendo, “Dreaming in Red” es para mí de alguna forma la estrella del disco por el elemento sorpresa y por la absoluta genialidad que es la canción en sí. Un tema que a nivel de death metal no se ha podido igualar por su atmósfera, fuerza y nivel de dramatismo.

La formación del disco es la “clásica” que llevó a los suecos al olimpo del death metal con Matti Kärki a la voz… una voz bastante particular y no tan gutural como otros voceras del género. Siempre he dicho que había un poco casi de hardcore en su forma de cantar. Luego aparte los geniales David Blomqvist y Robert Sennebäck a las guitarras (siempre inconfundibles en cuanto a sonido y ejecución) y esa sección rítmica que todo grupo de death metal se moriría por tener compuesta por Richard Cabeza al bajo y el siempre genial Fred Estby a la batería. Esta formación mítica ya en el death metal, junto con esa producción cruda y cañera del álbum dan lugar a una obra llena de agresividad y energía que trasciende sin duda la emoción de la desesperación postapocalítica pasando a un nuevo nivel de percepción musical a todos los niveles. Los riffs son absolutamente demoledores y esa forma de tocar la batería es casi inhumana. Las partes más melódicas por tanto ayudaron sin duda alguna a forjar el género melodic death metal que a los pocos meses adoptarían los antes mencionados IN FLAMES junto con AT THE GATES, SOILWORK o DARK TRANQUILITY. Por otra parte, la auténtica magia que envuelve a este disco viene de la mano de su inexplicable simplicidad, lo cual no está reñido con su indudable calidad técnica. Esto es (old school) death metal señores… como debe y siempre ha debido de ser. Aquí no encontraréis blastbeats tan rápidos que no te enteras de nada… o riffs de guitarra tan complejos que al acabar el disco no te acordarás de uno solo. O voces guturales de ultratumba que, amén del efecto shock, al final transmiten bien poco. Esto es death metal en su pura esencia… música malvada, mórbida, morbosa, obsesiva y agresiva directa a tus entrañas.

“Indecent and Obscene” es en definitiva una obra maestra del death metal en general. Ya sea sueco, americano o de donde sea. No llega a alcanzar la grandiosidad de su disco de debut (por muy poco) pero sin duda tiene su puesto en el olimpo del género y la banda siempre quedará en la élite del mismo. Una banda sin duda inolvidable y, a pesar de no seguir en activo, se merecen hoy en día todo nuestro reconocimiento por su enorme aportación a la música extrema. Ah, y nunca un título ha sido tan al grano como éste. Gracias por la música maestros. En definitiva, ¡¡INDECENTE Y OBSCENO!!

“Skinfather
Larger than lies
Faithfucked believer
Use your own eyes!”

Este artículo ha sido leído: 260 veces!!!

Nota - 9.4

9.4

Nota

"Indecent and Obscene" es en definitiva una obra maestra del death metal en general. Ya sea sueco, americano o de donde sea. No llega a alcanzar la grandiosidad de su disco de debut (por muy poco) pero sin duda tiene su puesto en el olimpo del género y la banda siempre quedará en la élite del mismo.

User Rating: 4.88 ( 4 votes)
Etiquetas
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close