Clásicos

EXODUS (USA) “Bonded by blood” (Torrid Records, 1985)

Por Pablo Vázquez

1985 debió ser un año increíble para cualquier joven californiano amante de los nuevos sonidos urbanos que estaban en pleno apogeo. Con la resaca que dejaría el “Hell Awaits” tras su salida al mercado en Marzo; los aficionados al Thrash Metal, se iban a topar de lleno con uno de los discos más emblemáticos del género.

Es así como en Abril de 1985, en las tiendas de discos se empezarían a encontrar la nueva edición de Torrid Records. Una portada y artwork diseñados por Donald J. Munz y Richard A. Ferraro; que personalmente considero una de las mejores portadas de la historia del rock; llamaría al segundo la atención de los fans, para después poder leer en ese rojo sangre “ EXODUS “Bonded by Blood””.

12 pulgadas que contenían toda la agresividad, furia y velocidad de la bahía de San Francisco. El único completo que grabaría el vocalista Paul Baloff con la banda.

A pesar de que EXODUS nunca han se les ha considerado del Big Four; este debut, es uno de los álbumes que más han influenciado dentro de la historia del Thrash metal. Producido por Mark Whitaker y masterizado por el legendario George Horn; el sonido de este “Bonded by Blood” es absoluta magia californiana.

“Bonded by Blood” da comienzo a los casi cincuenta minutos de álbum. Desde el primer momento ya destaca la desgarradora voz de Baloff; con su particular timbre de voz, crean una esquizofrenia sonora arrolladora.

La guitarra de Holt te golpe ya desde ese primer riff tan emblemático que marca el comienzo del disco. La base rítmica destaca en todo momento con Hunting a los mandos de esa batería tan machacona. Uno de los clásicos metálicos por excelencia.

Es entonces cuando llega “Exodus”, con una interpretación vocal absolutamente psicótica. Un Baloff enloquecido y dispuesto a aniquilar a todo oyente: “Get in our way and we’re going to take your life – Kick in your face and rape and murder your wife”.

Las líneas de guitarra simplemente perfectas, con unos arreglos armónicos increíbles y un solo que hace que te estallen los tímpanos.

“And Then There Were None” macha con ese medio tiempo y las voces épicas y emotivas. Como caracteriza a EXODUS, una base rítmica absolutamente solida y contundente hace que te metas en le papel enseguida.

Y rápidamente vuelve a llegar otro de los grandes clásicos de este quinteto californiano. “A Lesson in Violence” convertido rápidamente en una verdadera lección de cómo hacer Thrash Metal; un tema absolutamente primigenio, violento y afilado, capaz de degollarte a la primera escucha.

Toda la potencia sonora de las cuerdas de Hunolt y Holt se plasma en este tema; que solo hace aumentar con la interpretación vocal de Baloff, haciendo que la agresividad del tema sea estratosférica.

“Metal Command” de corte más británico y clásico marca el final de una cara A, dominada por los solos técnicos y la contundencia rítmica; solo superada por una voz sobrehumana.

Así es como “Piranha” da comienzo a la segunda ronda con ese ritmo galopante, un tema épico y arrollador; pero con matices muy oscuros, como la carcajada de Baloff tras el primer estribillo.

“No Love” llega con una guitarra acústica de corte neoclásico que sirve de introducción para uno de los temas más contundentes del  “Bonded by Blood”. Un tema que me deja cierto regusto a Metal Clásico Europeo; un sonido muy frio y macarra, que llega a su apogeo en un solo de guitarra absolutamente maravilloso, que me recuerda a las frenéticas líneas de Hanneman.

El octavo corte es “Deliver Us to Evil”, siete minutos de canción repleta de cambios y progresión. La sucesión de riffs y líneas, los cambios de ritmos, los juegos de batería… simplemente espectacular.

De nuevo la voz te pone los pelos de punta con ese “The redness and the horror of blood, swept across the land I stood”. El sonido de la guitarra en el solo te deja absolutamente doblado. Otro de los grandes temas que encierra este álbum.

Es aquí cuando llega “Strike of the Beast” con su estilo agresivo y rápido, recuerda a bandas como POSSESSED o DESTRUCTION. Uno de las canciones más afiladas del álbum que solo hace subir y subir de intensidad.

Una vez llegados a este punto, solo queda una cosa: volver a ponerse el disco.

A pesar de que EXODUS no gocen de una posición tan privilegiada como otras bandas del género, este “Bonded by Blood” es una pieza fundamental dentro de la historia del Thrash Metal. Uno de los mejores ejemplos del estilo que ha influenciado a innumerables bandas a lo largo de la historia. Si eres un amante de bandas como METALLICA, MEGADEATH, TESTAMENT o DEATH ANGEL y por alguna extraña razón no has escuchado este disco… sal corriendo a hacerlo, porque realmente vas a disfrutar.

Y si eres uno de los muchos fans de la banda… pues también, siempre es buen momento para este “Bonded by Blood”.

Este artículo ha sido leído: 470 veces!!!

Etiquetas
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *