Clásicos

FLOTSAM & JETSAM (USA) “Doomsday for the deceiver” (Metal Blade Records, 1986)

Por Daniel Gallar

En teoría debería parecer muy fácil reseñar uno de tus discos favoritos pero en realidad, creedme, no lo es tanto. Por una parte, uno debe tratar de ser lo más objetivo posible y no dejarse llevar por la pasión pura y dura. Y es justo ahí donde el que suscribe estas líneas tiene una tarea bien difícil. Por otra, siempre cabe la duda de cómo le hubiera calado a uno ese mismo disco años atrás de no haber sido uno de los discos que marcó su juventud. Pero eso es imposible de saber… Dicho lo cual, un reto es un reto, así que vamos allá. 

El año es 1986 y nos encontramos en plena segunda hornada de grupos thrash americanos… sí, hablo de grupos como DEATH ANGEL, TESTAMENT, DARK ANGEL, VIO-LENCE y unos veinteañeros provenientes de Phonenix, Arizona llamados FLOTSAM AND JETSAM 

Cabe decir antes que nada que “Doomsday For The Deceiver” es uno de esos discos al que casi podríamos etiquetar de speed metal en el sentido más puro del término. La velocidad es sin duda uno de los elementos predominantes de este álbum. Pero, claro está, esta placa da mucho más de sí. Más específicamente, nos encontramos ante un auténtico clásico del speed/thrash melódico con una buena dosis de US power metal incrustada en su sonido. ¡Casi nada! 

Antes de meterse en faena, cabe recalcar que el álbum en sí es absolutamente enloquecedor y se le podría sin problemas considerar uno de los mejores debuts de la historia del metal. Sin más. Otro tema muy diferente sería si ha influenciado a muchas otras bandas, ojo. A día de hoy “Doomsday” sigue sonando fresco, genuino y auténtico. Intenso y pesado pero muy melódico al mismo tiempo, con muchos matices… parece difícil de creer que un grupo tan joven fuera capaz de crear una obra tan progresiva y ambiciosa, con temas de ocho y nueve minutos…lo cual denotaba ya gran madurez y personalidad. Al bajo nos encontramos con un tal Jason Newsted que ya apuntaba excelentes maneras con un bajo muy predominante y atronador y unas líneas más que interesantes que le dan mucho protagonismo. Lástima que la pasión y el buen hacer se vieran cegados por el poderoso caballero don dinero y tuviera que dejar FLOTSAM para entrar en METALLICA (donde como sabemos nunca llegó a encontrarse a gusto y donde apenas le dejaron contribuir a nivel compositivo a pesar de haber sido el compositor principal en FLOTSAM). Pero todos estos temas son agua de otro cántaro… ¿quién se lo iba a reprochar de todas formas si ahora está montadísimo y se puede permitir “vivir” de la pintura y la filantropía? 

Otro elemento muy especial a tener en cuenta en el quinteto de Phoenix es la voz de Eric “AK” Knutson. Al igual que con Joey Belladonna de ANTHRAX o Mark Osegueda de DEATH ANGEL, nos hallamos sin duda ante un cantante de verdad. Un vocalista con mucha potencia y capaz de subir hasta destrozar sus cuerdas vocales pero melódico a fin de cuentas (que no “chilla” vamos). Y es que Eric AK siempre ha sido el elemento inconfundible en FLOTSAM. Una voz que puede que polarice pero que siempre ha dado a su sonido una gran personalidad y es el sello personal que te hace reconocer a este grupo a la legua.  

Vamos al lío: 

“Hammerhead”. Excelente tema para comenzar un álbum. El riff del principio es afilado como una navaja y adezado con una buena dosis de speed que nos sirve de aviso de lo que se avecina. Eric comienza a cantar la archiconocida estrofa “Hello how are you, ready tonight?” y uno ya sabe que no se trata del típico disco de thrash. Hay algo más. Hay frescura y talento para dar y tomar. FLOTSAM habían llegado a la escena thrash y estaban hambrientos. Pasamos a “Iron Tears” con un Eric AK en estado puro. ¡Vaya agudos! Tema muy heavy y dinámico con grandes solos cortesía de Michael Gilbert y Edward Carlson y aquí ya empezamos a notar pequeños matices melódicos casi maidenescos que luego en otros temas explorarían más a fondo. El tercer corte es el archiconocido “Desecrator”. Probablemente el tema más duro del álbum y sin duda uno de los temas más cañeros de toda su carrera. No hay cuartel desde que empieza hasta que acaba. Los riffs, los solos, la velocidad… especial mención merecen esas letras que se alejan de macarradas tipo “Seek and Destroy” y buscan algo más literario y casi hasta poético. Está todo ahí. Thrash elegante y con clase a raudales. “Fade to Black” podría confundirse con el tema de METALLICA pero evidentemente se trata de otro tema bien diferente. De hecho este tema de balada tiene bien poco… es un tema cañero, cortito y al grano perfecto para menear la cabeza y quedarse boquiabierto de vez en cuando cuando Eric AK se empeña en destrozarnos los tímpanos. 

Cambiemos de párrafo porque ahora vienen las dos obras maestras del álbum, de la discografía completa de FLOTSAM y a su vez dos joyas atemporales del thrash y del metal en general. Hablo de “Doomsday For The Deceiver”, el title-track o tema que da título al álbum, y la absolutamente genial “Metalshock”. Aquí es donde yo creo que FLOTSAM cautivan a un oyente que pensaba que todo iba a ser speed y riffs corrosivos y duros como el acero. Nos topamos aquí con dos temas con una madurez extraordinaria y difícil de superar. Temas épicos de verdad, con intros acústicas y lentas y ese in crescendo que sabes que te va a llevar al éxtasis sonoro. Mención especial merece la parte central de “Metalshock” donde Jason pone los pelos de punta hasta que se le unen las guitarras para dar paso a uno de los momentos más especiales y progresivos de la historia del metal. Qué a gusto me acabo de quedar. 

Al tratarse de un álbum fantástico, aquí no hay temas de relleno y por tanto la parte final del álbum no decepciona en absoluto. “She Took An Axe” es de lo más pegadizo que he escuchado nunca en el thrash. Guitarras super potentes y líneas de bajo muy a lo Steve Harris, en plan galopante. El estribillo es memorable. “U.L.S.W.” tiene solos excelentes, un riff principal increíble y Kelly David-Smith recordándonos que es un batería muy a tener en cuenta. Si me apuráis puede que éste sea el tema más flojo del álbum… ¡perdón, el “menos genial”! 

“Der Führer” comienza de forma un tanto extraña con una intro de guitarra frenética que luego ya da paso a ese riff mágico que es el plato fuerte de esta canción. El estribillo “Sieg Hail, All Hail” sigue poniendo los pelos de punta a todos aquellos interesados en nuestra historia más reciente. Un tema cautivador sin duda y lleno de fuerza. 

Y aquí terminaría el álbum. Sin embargo… 

En la versión CD se decidió incluir “Flotzilla”, una instrumental excelente (aunque la instrumental de su segundo álbum “The Jones” es superior en mi opinión). Al haber crecido escuchando el vinilo de alguna forma para mí “Der Führer” es el tema que pone punto y final a esta joya… por lo cual a día de hoy sigo teniendo sentimientos encontrados en torno a “Flotzilla”. En fin, paranoias que tiene uno. Como curiosidad os diré que Flotzilla es la criatura que en la portada está aplastando a Satán (por cierto, la portada conseguidísima e incisiva aunque algunos la hayan tildado de algo “infantil”). 

La producción correctísima en mi opinión y quizás superior al “No Place For Disgrace” (aunque no por mucho) con una mezcla de guitarras más equilibrada a cargo del mismísimo Brian Slagel, y es que se nota que al estar en la Metal Blade se les trataba bien. En mi opinión a día de hoy el disco se escucha de maravilla y no suena para nada trasnochado. Ochentero sí… pero ¿acaso no es un álbum de thrash de los años ’80? Pues eso. Anda que no hay grupos que buscan este sonido hoy en día.  

En definitiva: un auténtico clásico del thrash metal en toda regla que rezuma energía, madurez y talento. De nuevo: lástima que el señor Newsted se largara a METALLICA a soportar las bromas pesadas de Lars y James… donde al poco tiempo le pudimos “oír” en su primer álbum con ellos “…and Justice For All”. Lo de las comillas está puesto a propósito claro está… ya me entendéis. 

Por otra parte, decir que este álbum puede gustar o no, pero decir que sólo merece ser recordado porque fue el primer disco que grabó Jason Newsted antes de entrar en METALLICA es una soberana gilipollez (con perdón).  

¿Te crees muy thrasher y no tienes “Doomsday For The Deceiver” de FLOTSAM AND JETSAM? Háztelo mirar… búscate un buen profesional. Compra o muere. No hay más.  

Flotz till death! 

Este artículo ha sido leído: 203 veces!!!

Nota - 9.5

9.5

Nota

un auténtico clásico del thrash metal en toda regla que rezuma energía, madurez y talento. De nuevo: lástima que el señor Newsted se largara a METALLICA a soportar las bromas pesadas de Lars y James... donde al poco tiempo le pudimos "oír" en su primer álbum con ellos "…and Justice For All". Lo de las comillas está puesto a propósito claro está... ya me entendéis. 

User Rating: 5 ( 1 votes)
Etiquetas
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *