Novedades
Puntuación alta - recomendado

FUNERAL MIST (SWE) “Hekatomb” CD 2018 (NoEvDia)

Por Nuel González

Cuando uno oye hablar de MARDUK suele acongojarse ante semejante nombre perteneciente a una banda archiconocida por atormentar el panorama desde principios de los 90. La magia maligna de ese grupo proviene de sus integrantes y, en esta ocasión, será uno de ellos el que nos pretenda avasallar con su sonido, Arioch y su solo project FUNERAL MIST que maldice 2018 con su nuevo trabajo.

El belicismo monstruoso, síntoma de una hecatombe apocalíptica, es el inicio atmosférico que el tema “In Nomine Domini” presenta en sus primeros 30 segundos antes de exaltar la demencia brutal del black metal, un apogeo absoluto de metralla ensordecedora.

Así de contundente empieza este tercer álbum de larga duración que reúne toda la perspicacia unipersonal de un artista que ha canalizado la rabia y oscuridad del black durante décadas.

Pero el asombro no solo se remite únicamente a la salvaje distribución de las melodías, sino también al ingenioso sonido metamórfico que implica variedad y originalidad. Es por ello que, mientras en algunos temas la contundencia alcanza clímax al estilo ANAAL NATHRAKH, irrefrenable y extremista, se producen multitud de pasajes con una composición evolutiva, retoques sintetizados (muy momentáneos pero existentes al fin y al cabo), énfasis de la voluntad atmosférica del black, instrumentos adquiriendo una espectacularidad presencia en fragmentos de pausa rítmica (como ocurre en “Cockatrice” y “Metamorphosis” con la percusión omnipresente), y guitarras que moldean melodías con cierto enigma, no es un black demasiado tradicional.

A esto todo hay que añadirle una muy, muy precisa producción, con una mezcla de inmaculada distorsión. El muro atronador de metalizados riffs es hegemónico pero no inunda al resto de componentes, la batería goza de un destacable protagonismo y el apartado vocal, ¡ay, esa voz! Es tan carismática y rasgada como la de un lugarteniente de un ejército de demonios.

Y es que en “Hekatomb” la ejecución vocal de Arioch es uno de sus atributos más sobresalientes. Concisa en su mensaje, dominante y feroz, a veces más exaltada y en otras más accesible para aquellos que aún no se han adentrado lo suficiente en la negrura de la que procede, atrayendo la atención con maliciosa efectividad. Si la solemnidad pudiese parecer poca, el canto gregoriano de unos monjes sin cara precisan esa concepción de Apocalisis de la que presume el título del disco.

Arioch ha tardado nueve años en lanzar un trabajo nuevo pero esta pieza es tan enrevesadamente genuina, contiene tal nivel de excitación y blasfemia musical que crea una oscuridad en nuestra alma que no podremos borrar.

Este artículo ha sido leído: 71 veces!!!

Nota - 9

9

Nota

Arioch ha tardado nueve años en lanzar un trabajo nuevo pero esta pieza es tan enrevesadamente genuina, contiene tal nivel de excitación y blasfemia musical que crea una oscuridad en nuestra alma que no podremos borrar.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas
Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close