Criticas - novedades

GOREVENT (JPN) «Fate»

Comatose Music, 2020

AUTOR: Sebastián Abdala

Los que pasamos la barrera de los 40 y conocemos el Metal Extremo desde hace más de 20/25 años sabemos, en lenguaje callejero, “lo que vale un peine”… Si te digo que muchos comenzaron a acercarse al Brutal Death gracias a la película de Alex de la Iglesia “El día de la bestia”… puede que te rías de mí. Y no me refiero a la canción de DEFCONDOS, no. ¿Recuerdas esa escena en la que el cura entra a la tienda de discos y comienza a exigir al personaje de Santiago Segura por bandas cada vez más brutas para pactar con Satán? Pues sí, amig@, más de uno ha corrido a investigar qué era ese sonido, a rescatar esa copia en VHS de “Holocausto Canibal” y comenzar a comprender que el arte japonés de lo oscuro es algo más que el término Bukake.. Muchos que a mediados de los 90´s estaban hartos de las extravagancias de Axl Rose o de la sonrisa mal peinada de Bon Jovi que intentaba aparecer en el cine, decidieron cruzar una frontera y ver qué había en el Metal más podrido posible. Y quienes luego escucharan el “Load” de METALLICA ya ni te cuento… Pues esa gente, que hoy disfruta de sus siestas pensando en la Cucinotta y un sonido gutural podrido detrás, estarían orgullosos de poner entre sus álbumes (no los de la actriz) el trabajo de los japoneses GOREVENT, titulado “Fate”.

Lo brutal llegado desde Japón, con letras tan Gore como sonidos podridos, se convierten en un eufemismo de lo que ocurriría en caso de un futuro donde un invierno nuclear se adueña de la Tierra. Cualquier comparación con la situación que en la actualidad vivimos es pura coincidencia. GOREVENT son de ese tipo de bandas que dicen más de lo que hacen a través de las redes, de sus comunicados como si, en verdad, estuvieran ilustrando el más brutal Porno-Gore que te puedas echar a la cama, dejando a Akira como un misal de bautismo. Interesante propuesta fundada en 2007, o sea que no son improvisados, y con un buen bagaje a cuestas en cuanto a escena internacional se refiere… los integrantes de este grupo también interactúan o lo han hecho en proyectos como REST IN GORE / PLACENTAL PARALYSIS, bandas que explotan escenarios basados en Virus, gérmenes, tortura, patologías subnormales sufridas gracias a radiación nuclear y canibalismo. O sea: metáforas de lo ocurrido a causa de Nagasaki, Hiroshima o, más recientemente, Fukushima. Hechas las presentaciones formales del caso, con una imagen más certera de lo que estamos escuchando, damos paso a la parte técnica del disco.

A nivel ejecución estamos ante una banda normal, que utiliza bases contundentes, bien estructuradas y que carecen de toda emoción, cambio o tonalidad. Es Gore-Metal, con dos partes destacables por sobre el resto: las voces y la batería. No busques algo que pueda relucir por encima del resto, es algo básico, primitivo, bruto y descarnado. Y me parece que, justamente, es lo mejor del disco, de la banda. A nivel artístico se ciñen al concepto de una raza que está aprendiendo a andar de nuevo, a relacionarse con su entorno, prescindiendo por completo del lenguaje hablado, de la variación de sintaxis. Son nuevos seres que van consumiendo lo que el entorno le deja: frío, desolación y violencia. El “primal-scream” más oscuro y aterrador que lo único que busca es alimento, y tomarlo directamente de lo primero que encuentre (sea un igual o no) está bien. Canibalismo, existencia sin sentido y un sonido tan extremo que películas como A Serbian Film son un aperitivo pre-comunion.

Hay dos posibles evaluaciones en cuanto a GOREVENT, o aplaudimos su estricto papel interpretado sin fisuras, o criticamos lo simplista de un concepto que, hoy mismo, nos hace cabrear porque nunca esperamos que estar encerrados en casa a causa de una enfermedad fuera un escenario posible… Pero, en mi caso, escuchar que nada de esto podría haber sido evitado, con este disco de fondo, me ayuda a no resignarme.

Fate es un disco exclusivo para quienes lo Extremo no sea solo música, si no también un estilo de vida. Con pocas variantes sin apoyarse en técnica ni un gran sonido de grabación GOREVENT saca un disco que es un lujo. Así como se aplaude en el Power Metal la creación de Universos de Elfos y Hadas, la escena de Gore-Metal también merece un respeto. Para poner el álbum junto a los de NATRAMN

Puntuación

Nota - 7.5

7.5

Nota

Fate es un disco exclusivo para quienes lo Extremo no sea solo música, si no también un estilo de vida. Con pocas variantes sin apoyarse en técnica ni un gran sonido de grabación GOREVEN saca un disco que es un lujo.

User Rating: Be the first one !
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba